“Somos víctimas de una sumisión voluntaria”: el dolor del feminicidio en México a través del arte

La artista Ximena Alarcón presentó su “Continuum Feminicida” para dar otra visión a los problemas de las mujeres en un país donde la violencia feminicida no para

Compartir
Compartir articulo
La artista mexicana recordó el impacto que le generó el feminicidio de Debanhi Escobar y cómo inspiró su obra de protesta (Ximena Alarcón)
La artista mexicana recordó el impacto que le generó el feminicidio de Debanhi Escobar y cómo inspiró su obra de protesta (Ximena Alarcón)

“Somos víctimas de una sumisión voluntaria”, fueron las palabras que mencionó la artista mexicana Ximena Alarcón al hablar de la instalación del Continuum Feminicida, una obra que denuncia la falta de empatía y de humanización respecto a los problemas de violencia que enfrentan las mujeres.

Y es que en un país donde tan solo en 2023 se registraron 827 feminicidios en todo el territorio nacional, de acuerdo a cifras oficiales de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), la denuncia sobre la violencia sistémica y sin atender de fondo por parte del Estado resulta fundamental, además de que no es ajena al arte.

Ante esto, la artista y activista en temas sociales refirió la importancia de denunciar al sistema que constantemente está oprimiendo a la mujer, esto con el aval de todos los que están alrededor y que impide un despertar en conjunto para frenar las violencias, pues indicó que sin el apoyo de los que integran la sociedad, en este caso también los hombres, no será posible reducir los índices de violencia que mata y que denigra.

“Somos víctimas de una sumisión voluntaria, pues no han convertido en un sistema de deseo y estamos hartas de tener este papel”
Ciudad Juárez se ha vuelto la urbe más peligrosa para ser mujer en el país (EFE/Luis Torres)
Ciudad Juárez se ha vuelto la urbe más peligrosa para ser mujer en el país (EFE/Luis Torres)

Es por lo anterior que en el marco de la Semana del Arte 2024, Alarcón decidió presentar una exposición compuesta por seis dibujos y una intervención espacial que representa la magnitud de los feminicidios en México y el resto del mundo, a través de la historia.

“Existe una falta de seriedad al investigar o hablar de los feminicidios, no sólo en México sino en todo el mundo”

De acuerdo a lo que la artista explicó a Infobae México, se trató de una instalación dentro de la cual el espectador se verá confrontado a la “indiferencia e indulgencia” con la que son tratados los casos de feminicidio y violencia de género.

Para Ximena Alarcón, como para muchos artistas, el arte es un vehículo de comunicación, es por eso que decidió hacer su obra inmersiva, en donde sugirió a los espectadores ir descalzos y sentir la grava mientras observar la obra que refleja la cantidad de mujeres que son violentadas, así como asesinadas en México por el simple hecho de ser mujeres.

Para la artista, los principal es que las personas que convivan con su arte puedan abrirle la puerta a la empatía, más allá de si son hombres o mujeres, pues detalló que “es chamba de todos” trabajar por mejorar las condiciones en las que se vive en el país.

El feminicidio de Debanhi Escobar

El caso de Debanhi Escobar fue el que inspiró la obra de la artista mexicana (Captura de pantalla YouTube/Mario Escobar Salazar e Instagram/@debanhi.escobar)
El caso de Debanhi Escobar fue el que inspiró la obra de la artista mexicana (Captura de pantalla YouTube/Mario Escobar Salazar e Instagram/@debanhi.escobar)

Además, detalló que la inspiración para su más reciente obra -debido a que siempre se ha destacado por hacer denuncia social con sus obras- la obtuvo después de vivir la magnitud mediática que significó el feminicidio de Debanhi Escobar en Nuevo León.

Con base a lo que detalló a este medio, tras escuchar cómo fue narrado el caso en los diferentes medios de comunicación comprendió la falta de seriedad, inclusive de las autoridades competentes, para abordar el tema, lo que la llevó a dibujar su sentir respecto a los mecanismo de opresión que, por más avances que se presenten en la materia, siguen siendo insuficientes para atender la problemática.

“Tras escuchar la noticia, empecé a hacer un dibujo que empezó con gotas y terminó siendo una flor, pero en realidad eran gotas de sangre y las flores eran cuerpos de mujeres, pues cada mancha aumenta mientras va acercándose al cuerpo de la mujer”, refirió.

Finalmente, Ximena Alarcón rechazó que se siga dando acceso a la justicia y que se siga culpando a las mujeres por ser víctimas de violencia, por lo que confió en que su obra pueda despertar un poco de empatía en la sociedad.