“Tiene un contexto político rumbo a las elecciones”: opinó el analista Jorge Armando Rocha

El politólogo y conductor televisivo señala que el presidente saldrá bien librado ya que no se pede comprobar esas acusaciones y en el ámbito electoral él se mantiene fuerte ahora rumbo a las eleccuones de 2024 para su partido

Compartir
Compartir articulo
Foto:
Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

Ante las graves acusaciones que se han dado en los últimos meses respecto a presuntos vínculos del equipo de campaña del presidente López Obrador y narcos, que no han sido probadas, la polémica siguió este jueves ya que el The New York Times exigió responder a un cuestionario donde involucraría a sus hijos en presuntos manejos sospechosos de dinero.

Sin embargo e presidente López Obrador desacreditó cualquier acusación y podió incluso al presidente estadounidente Joe Biden responder lo que considera graves acusaciones. Por lo que el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, anunció en conferencia virtual que la administración de Joe Biden no está investigando al presidente López Obrador.

“Como me parece que el Departamento de Justicia ha dejado en claro, no se está investigando al presidente López Obrador. Sería responsabilidad del Departamento de Justicia revisar cualquier acusación”, dijo Kirby.

“Por mi parte, yo los refiero al Departamento de Justicia para darle seguimiento. Y de manera separada y aparte de esa discusión, nosotros seguimos trabajando con la Administración del señor López Obrador para hacer frente a esta oleada sin precedentes de migración en el hemisferio y a la situación en la frontera, que sigue siendo prioridad para el presidente Biden y esta Administración”, explicó el portavoz.

AMLO ofreció detalles sobre la solicitud del NYT durante su conferencia. (Infobae México/Jesús Avilés)
AMLO ofreció detalles sobre la solicitud del NYT durante su conferencia. (Infobae México/Jesús Avilés)

El periodista y analista político Jorge Armando Rocha analizó para Infobae México la tensa situación:

—Yo creo que las formas son lamentables, y la forma es fondo, en este caso cuando la jefatura de corresponsales del The New York Times le pone un ultimátum al presidente y le quiere marcar los ritmos y los tiempos, que claro están en su derecho de hacerlo, pero también nos marca, esta idea de sentirse superiores en función a quien quieren representar.

Es lamentable que se dirijan así a un presidente que fue electo democráticamente, así fuera de cualquier país y me parece que hizo bien que el presidente respondiera de forma pública en La Mañanaera, que además es el instrumento más poderosos de comunicación que tiene, pero el tema de fondo es una especie de “refrito”(copia) de la nota de Tim Golden, pues es básicamente lo mismo que habla de presuntos nexos de la campaña de López Obrador en 2006, pero lo que cambia es la fecha que es 2018.

— ¿Consideras que Biden o su gobierno pudieran involucrarse, como lo pide AMLO?

Yo creo que el balón está en la cancha de Biden, y el presidente López Obrador tuvo la habilidad de poner la pelota ahí, de entrada deberíamos tener más información de quién realmente está detrás de esta nota de The New York Times, si alguien le filtró información a este diario, pero lo que dicen es que no fue una investigación que se cerró por parte de la DEA, sino que pudiera involucrar al gobierno, lo que es propio poder aclarar, es una buena oportunidad en tiempos electorales para ambos países.

El líder del Ejecutivo será objeto de un nuevo reportaje por presuntos nexos con el narco. (Crédito: Jesús Avilés | Infobae México)
El líder del Ejecutivo será objeto de un nuevo reportaje por presuntos nexos con el narco. (Crédito: Jesús Avilés | Infobae México)

En esta nota también se hace mención del caso Cienfuegos en la administración de Trump le habría tenido cierto temor al presidente López Obrador y no quiso meterle leña al fuego y abandonaría esta investigación. Esta funcionando este diario como un mensajero y podemos verla con ánimos político electorales porque si hubiera pruebas irrefutables las hubieran sacado desde antes y no esperarse al proceso electoral, una investigación se entiende pero ya tres no es casualidad. Al mismo tiempo la oposición ha capitalizado esto con el hastagh Narcopresidente pues claramente se ve una operación a través de redes de bots porque llevan decenas de millones de tuis que no es orgánica.

En política golpe que no mata fortalece, esto le ayuda a final del día a López Obrador porque lo sigue metiendo dentro de la campaña presidencial de su partido, que es de lo que se ha quejado la oposición que debería haber neutralidad, pero en este tipo de campañas u estrategias la misma oposición lo sigue metiendo en este proceso y donde mejor juega López obrador e en las campañas electorales. Si desde allá quieren favorecer a un grupo político puede tener un efecto boomerang este tipo de notas que no tienen una contundencia, no son irrefutables, lo que plantean es un reconocimiento de presuntos testimonios de oídas y que estos testigos no se ha probado que tengan veracidad y reconocen que es muy difícil que sea posible probarlos.

Le han pegado al corazón a lo que López Obrador es lo que ha vendido más ante el público que es su honestidad. Nuevamente quieren involucrar a los hijos del presidente con el crimen organizado y si estuvieran esos videos ya los hubieran subido desde antes.

El reportaje de Tim Golden

Fue el 30 de enero que Golden publicó una investigación en la que se preguntaba si el Cártel de Sinaloa, uno de los grupos con mayor presencia en México, había apoyado al entonces candidato presidencial López Obrador. Lo anterior derivado de una investigación de autoridades estadounidenses.

De igual manera, en la investigación periodística fueron consultados miembros de la Agencia para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) quienes apuntaron a la posibilidad de una financiación ilícita.

Tan solo un día después de que fueran publicados los datos Goden habló con el periodista Jesús García, quien lo interrogó debido a su reciente publicación y fue ahí donde aprovechó para aclarar que son los lectores los que deben sacar sus propias ideas sobre lo que ocurrió, sin embargo las presuntas declaraciones de supuestos “testigos”, no se basan en pruebas concretas.