Cuál es el edificio histórico de la CDMX que Hernán Cortés permitió construir sobre el zoológico de Moctezuma

Este lugar se levantó encima de la mítica “Casa de los Animales” del Tlatoani que gobernaba Tenochtitlán

Guardar

Nuevo

El emperador Moctezuma II y Hernán Cortés (imagen: lahistoriamexicana.mx)
El emperador Moctezuma II y Hernán Cortés (imagen: lahistoriamexicana.mx)

Antes de que se consumara la conquista española en México durante 1521, el centro del país era muy diferente a lo que vemos hoy en día. La Gran Tenochtitlán se alzaba imponente y el poderío del imperio mexica era incuestionable.

La ciudad que gobernaba Moctezuma tenía de todo: imponentes templos, algunos de ellos actualmente desenterrados; calles; palacios de nobles e, incluso, un magnífico zoológico que era propiedad del Tlatoani, que albergaba los más fabulosos animales conocidos por aquel entonces.

No obstante, igual que muchos otros importantes lugares de la Gran Tenochtitlán, el zoológico de Moctezuma dejó de existir cuando Nueva España comenzó a instaurarse de forma oficial. Como bien sabemos, encima de muchos lugares que no encajaban con la moral religiosa de los españoles, se construyeron templos católicos.

Como bien sabemos, encima de muchos lugares que no encajaban con la moral religiosa de los españoles, se construyeron templos católicos.

(foto: INAH/Mediateca)
Como bien sabemos, encima de muchos lugares que no encajaban con la moral religiosa de los españoles, se construyeron templos católicos. (foto: INAH/Mediateca)

Hoy en día, muchos de estas construcciones de carga religiosa se han convertido en en edificios históricos muy importantes para la Ciudad de México, que son prueba de una época de cambio que experimentó nuestro país.

Aquí te contamos todo sobre el templo que fue levantado encima del antiguo zoológico del gobernador de la Gran Tenochtitlán y que sucumbió ante el poder de Hernán Cortés y sus tropas extranjeras.

Templo y exconvento de San Francisco

En el año 1524, apenas poco tiempo después de que el poderoso imperio mexica cayera para siempre, inició la construcción del convento de San Francisco, en lo que hoy conocemos como la avenida Francisco I. Madero de la Ciudad de México. Esta edificación coincidió con la llegada al país de la primera orden de frailes.

“Los doce”, como se le nombraba a la Orden de Frailes Menores de Observancia, liderados por fray Martín de Valencia, fueron recibidos en un solar donado por Hernán Cortés donde antes, algunos años atrás, se encontraba parte de los jardines del zoológico de fieras de Moctezuma II.

Así luce actualmente la edificación 


Foto: ProtoplasmaKid / Wikimedia Commons.
Así luce actualmente la edificación Foto: ProtoplasmaKid / Wikimedia Commons.

De la grandiosidad que caracterizaba al conjunto conventual de San Francisco sólo quedan escasos vestigios. Uno de ellos es la Iglesia de San Francisco, localizada en la calle de Madero, y su Capilla de la Tercera Orden. El lugar sigue siendo testimonio de la influencia religiosa y del estilo barroco que prevalecía durante el periodo virreinal. La Iglesia de San Francisco es el único remanente de la nave principal del conjunto y se sigue utilizando para el culto.

El zoológico de Moctezuma II que quedó sepultado tras la derrota de los mexicas

El zoológico de Moctezuma, también conocido como Totocalli o La Casa de los Animales, fue un recinto extraordinario durante el imperio mexica, ubicado en lo que hoy es la Ciudad de México, específicamente en la zona de lo que fue Tenochtitlán. Este zoológico se considera uno de los primeros de su tipo en el continente americano, y es notable por su diversidad biológica y su organización.

El zoológico de Moctezuma albergaba hermosos animales y estaba muy bien diseñado.

(Archivo)
El zoológico de Moctezuma albergaba hermosos animales y estaba muy bien diseñado. (Archivo)

Fue mandado a construir por Moctezuma II. Según las crónicas de los conquistadores españoles, el zoológico de Moctezuma era una vasta colección de especies animales, distribuidas en diferentes áreas según su hábitat natural, con recintos y estanques diseñados para hospedar desde aves exóticas, reptiles y mamíferos hasta diferentes felinos de gran peligrosidad.

Además, contaba con un herbario y jardines botánicos en los que se cultivaban plantas medicinales y ornamentales, formando un conglomerado de conocimiento sobre flora y fauna. Este complejo reflejaba el poder e influencia del emperador y servía como herramienta de estudio y conservación, además de ser utilizado para el entretenimiento y la demostración de prestigio.

Con la llegada de los españoles y la caída de Tenochtitlán en 1521, muchos de los ejemplares del zoológico fueron capturados o muertos, y los jardines botánicos fueron destruidos o abandonados en el saqueo de la ciudad.

Guardar

Nuevo