Cuál era el grado de estudios de Juan Pablo Adame, el panista que murió a los 38 años

El político estudió en esta prestigiosa institución educativa

Compartir
Compartir articulo
El senador suplente del PAN padecía cáncer de estómago, mismo que se le agravó en los últimos meses. (Canva/CUARTOSCURO)
El senador suplente del PAN padecía cáncer de estómago, mismo que se le agravó en los últimos meses. (Canva/CUARTOSCURO)

Juan Pablo Adame, miembro de Partido Acción Nacional (PAN) falleció a los 38 años de edad víctima de un cáncer de estómago del que él mismo informó hace un tiempo a través de un comunicado: “Tengo cáncer. Desde hace meses he sentido un dolor en estómago y después de muchos estudios por fin dimos con el diagnóstico correcto”.

Fue su padre Marco Adame Castillo, quien fuera gobernador de Morelos, quien informó de la muerte a través de su X antes Twitter:

“Con profundo dolor y esperanza en la vida eterna, unido a su familia, a mi esposa y a mis hijos les comparto que mi hijo @JuanPabloAdame descansa en paz. Damos gracias a Dios por su vida #UnaVidaBienVivida Nos encomendamos a sus oraciones”, se lee en la publicación.

Ya en el año 2021, Juan Pablo Adame informó que fue sometido a una cirugía debido a la presencia de un tumor que abarcaba el 80% de su estómago; sin embargo, la enfermedad siguió avanzado pese a la intervención de los doctores.

En su perfil de Linkedin, el fallecido senador describió su forma de trabajo: “A través de los años he logrado liderear desde el área legislativa comisiones que me han dado un panorama completo de mi país, así como las herramientas para buscar el bien común. Me gusta ser un aliado entre la iniciativa pública y los tres niveles de gobierno, pensar en un país que abarca los 32 estados de la federación y como crear las mejores oportunidades para todos”.

Qué estudió Juan Pablo Adame Alemán

Juan Pablo Adame murió a los 38 años de edad tras padecer cáncer de estómago.  FOTO: CUARTOSCURO.COM
Juan Pablo Adame murió a los 38 años de edad tras padecer cáncer de estómago. FOTO: CUARTOSCURO.COM

Por supuesto, el senador contaba por la formación académica necesaria para ser un servidor público. Por ejemplo, del año 2005 al 2009 estudió la licenciatura de Relaciones Internacionales en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) de la Ciudad de México, donde fue tesorero y presidente de la Sociedad de Alumnos.

Pero su educación no terminó ahí, pues también estudió un Master en Democracia y Parlamento, por la Universidad Pontificia de Salamanca, del 2013 al 2015. Del mismo modo, tenía una Maestría en Gobierno y Políticas Públicas por parte de la Universidad Panamericana.

Asimismo, se encontraba en proceso de titulación de un Doctorado en Administración Pública por el Instituto Nacional de la Administración Pública de Buenos Aires.

“Desde el 2007 he pertenecido en diferentes rubros del poder legislativo, lleve las relaciones internacionales del grupo parlamentario de los diputados del PAN del 2007-2009, participé en la comisión de juventud y deporte del 2009 al 2011, fui diputado federal del 2012 al 2015, actualmente soy secretario técnico del grupo parlamentario del PAN y senador suplente por el PAN desde el 2018 a la fecha”, se lee en su perfil de Linkedin.

La conmovedora carta que Juan Pablo Adame escribió

Marko Cortés lamenta el fallecimiento de Juan Pablo Adame Alemán (Captura de Pantalla)
Marko Cortés lamenta el fallecimiento de Juan Pablo Adame Alemán (Captura de Pantalla)

Fue Josefina Vázquez Mota, ex candidata panista a la presidencia de la República, quien leyó al Pleno, visiblemente conmovida, una carta que Juan Pablo Adame escribió para actualizar sobre su estado de salud:

“Ver el vaso lleno, tomarlo y pasarlo por tu boca, sentir cómo se activan tus papilas de inicio a fin, que el agua pase por tu garganta y dejar de tener sed; una sensación única, un placer tan grande. Llevo más de un mes sin poder gozar de ese vaso de agua fría, mi cuerpo se ha ido deteriorando y por la enfermedad he perdido gustos tan simples y tan básicos como el tomar un buen vaso de agua fría”

Gracias a estos momentos hoy valoro lo simple y lo cotidiano como algo extraordinario y te invito a hacer lo mismo, a que no des por sentadas las cosas que haces cada día; te invito a que encuentres en cada acción lo maravilloso que es la vida y el regalo que significa disfrutar todos los pequeños detalles”, continuó.

“Hoy entro a una nueva etapa de mi vida, mis oncólogos han sido muy generosos conmigo, han puesto lo mejor de sí para curarme hasta este momento, pero el cáncer no dio tregua; toca entrar a cuidados paliativos, decidimos tomarlos desde casa, ese espacio de amor y seguridad que hemos construido Eli y yo durante nuestro matrimonio”, añadió.