La inteligencia artificial revolucionará la educación, ¿Latinoamérica se quedará atrás?

El caso mexicano es una gran oportunidad para comprender las implicancias en la región sobre cómo establecer una ruta de trabajo y diseñar políticas oportunas para aprovechar la IA en las aulas

Compartir
Compartir articulo
Alumnos de la Escuela Primaria España, realizan sus primeras practicas con sus tabletas digitales que les otorgo la Secretaria de Educación Pública. Cuartoscuro.
Alumnos de la Escuela Primaria España, realizan sus primeras practicas con sus tabletas digitales que les otorgo la Secretaria de Educación Pública. Cuartoscuro.

El uso de la Inteligencia Artificial (IA) se ha vuelto viral en redes sociales en los últimos meses debido a sus diversas aplicaciones. Si bien hasta ahora los usos más populares se han enfocado en el entretenimiento, los primeros desarrollos para su aplicación en el sector educativo ya se encuentran en las primeras etapas.

Según el reporte Inteligencia Artificial: El Futuro de la Educación en México, del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en México urge que la Secretaría de Educación Pública (SEP) establezca una ruta y diseñe políticas oportunas para que la IA pueda aprovecharse en la educación.

En uno de sus artículos, el IMCO consideró que dicha estrategia debe ser integral y diseñada de la mano de expertos en la materia, con la cual deberá considerar la capacitación a los docentes y directivos escolares, así como un plan de infraestructura para generar las condiciones mínimas de conectividad y acceso a dispositivos electrónicos en todas las escuelas, pues solo así su acceso será equitativo y podrá traducirse en una educación más inclusiva.

De acuerdo con el instituto, la Inteligencia Artificial educativa (IAEd) puede aplicarse en los tres niveles que conforman a la SEP, es decir, estudiantes, docentes y al mismo sistema, debido a que la IA significaría una herramienta útil para alimentar la política educativa, facilitar las labores de los docentes y apoyar las necesidades específicas de cada estudiante para una educación inclusiva.

En el nivel dirigido a estudiantes, la IAEd tiene el potencial de crear espacios educativos personalizados que respondan y se adapten a las necesidades e intereses de cada estudiante, lo cual a su vez puede crear espacios educativos más inclusivos y especializados, ya sea porque los contenidos sean dirigidos a personas con capacidades diferentes o porque se aprovechen desde diversos enfoques de aprendizaje.

Las tecnologías de la información y la Inteligencia Artificial deben ser implementados en las aulas, desde la educación básica hasta la educación superior. Cuartoscuro.
Las tecnologías de la información y la Inteligencia Artificial deben ser implementados en las aulas, desde la educación básica hasta la educación superior. Cuartoscuro.

Por otro lado, si se implementa la Inteligencia Artificial educativa en el desarrollo profesional de los docentes se podría aliviar su carga de trabajo, logrando que puedan aprovechar de manera más efectiva su tiempo para orientarse a una educación más personalizada adaptada a las necesidades individuales de los estudiantes.

Finalmente, si el propio Sistema Educativo Nacional (SEN) implementa el uso de la IA puede hacer frente a retos sobre deserción escolar o la pérdida de aprendizajes. En ese sentido, el IMCO resaltó que en países como Reino Unido ya se usan las herramientas de la IA para procurar una mejor administración educativa a través de herramientas como la gestión y desarrollo de horarios automatizados o chatbots que brindan asistencia a las comunidades educativas a través de mensajes automatizados.

OBSTÁCULOS LATENTES EN MÉXICO

En la teoría, los usos de la Inteligencia Artificial son más que prometedores. Sin embargo, incluso antes de llegar a la práctica, los obstáculos se hacen más que presentes en el quehacer educativo.

Por un lado, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ya ha señalado que dos de las limitaciones de la implementación de la IA en las aulas mexicanas son el acceso equitativo a herramientas tecnológicas y la preparación del magisterio. Y claro, porque antes de la implementación de planes y estrategias hay que plantearse que para que la IA beneficie a alumnos y docentes, se requieren escuelas con conectividad y acceso a tecnología.

Las cifras de la Unesco muestran que en México mientras que siete de cada 10 hogares urbanos tienen acceso a Internet, solo cuatro de cada 10 hogares rurales tienen conectividad. Además, en algunos estados de México hay una baja cobertura de computadoras disponibles para fines educativos, lo cual marca una desigualdad que condiciona el desempeño tanto educativo como laboral, ya que el uso de tecnologías en las aulas se relaciona con trayectorias educativas completas y con un mejor aprendizaje.

Un salón de clases vacío dentro de la escuela primaria del pueblo de Yeton, en el municipio de Aldama, Chiapas. Durante la pandemia de coronavirus, muchos niños y niñas de comunidades rurales quedaron fuera de la educación a distancia debido a la falta de servicios de Internet o de señal de televisión. AP.
Un salón de clases vacío dentro de la escuela primaria del pueblo de Yeton, en el municipio de Aldama, Chiapas. Durante la pandemia de coronavirus, muchos niños y niñas de comunidades rurales quedaron fuera de la educación a distancia debido a la falta de servicios de Internet o de señal de televisión. AP.

Según el informe del IMCO, estas desigualdades son más evidentes entre las regiones del país puesto que los estados del sur permanecen en desventaja ante la llegada de la IA en comparación con los estados del norte,con lo que hay una brecha de aprovechamiento equitativo de las nuevas tecnologías. De hecho, la ya marcada desigualdad en el sistema educativo podría aumentar con la IA para estados como Chiapas y Oaxaca, en los que una de cada 10 escuelas tiene conexión a Internet y tres de cada 10 tienen computadoras.

CAPACITACIÓN DEL MAGISTRADO

Antes de la introducción de la Inteligencia Artificial en la vida de los estudiantes, así como de la adaptación de espacios físicos para el uso de tecnología, de escuelas con conectividad y equipamiento suficiente para atender a los estudiantes, es clave que los docentes desarrollen habilidades digitales, las cuales hasta ahora no son medidas o evaluadas en México.

La formación digital de los maestros mexicanos tiene un peso tan importante que tendría que incorporarse desde los planes de estudio de las escuelas normales e integrarse como parte de la educación continua que reciban en su carrera magisterial.

CLAVES PARA EVITAR EL RETRASO EDUCATIVO

Para la que Inteligencia Artificial educativa sea aprovechada, y que México no llegue tarde a la transformación educativa que experimenta el mundo, el IMCO propone cuatro factores a analizar, tomar en cuenta e implementar dentro del sistema educativo del país:

- Diseñar una estrategia integral, junto con expertos y organismos internacionales, para incorporar de manera adecuada y con políticas oportunas la IA en la educación. Una estrategia guía será un punto de partida para implementar la IA educativa enfocada a los sistemas educativos, enriquecer la política educativa y crear estrategias que permitan su implementación universal en las aulas. La implementación de IA en la educación no será factible en todas las escuelas hasta que se garanticen condiciones mínimas de conectividad y de acceso a la tecnología.

-Incluir la IA en el nuevo modelo educativo para docentes y estudiantes, ya que con ella se ofrecen herramientas de enseñanza para facilitar y mejorar la docencia. Asimismo, es necesario que los estudiantes se familiaricen con las nuevas tecnologías, pese a que las nuevas tecnologías relacionadas con la IA no están consideradas en los nuevos planes de estudio.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) debe establecer una ruta y diseñe políticas oportunas para que la IA pueda aprovecharse en las aulas mexicanas. Cuartoscuro
La Secretaría de Educación Pública (SEP) debe establecer una ruta y diseñe políticas oportunas para que la IA pueda aprovecharse en las aulas mexicanas. Cuartoscuro

-Capacitar a los docentes en el conocimiento y uso de las aplicaciones de la IA. Las herramientas de IAEd serán cada vez más usadas alrededor del mundo como instrumentos de enseñanza. El acceso a las buenas prácticas internacionales es clave para mejorar la calidad de la educación. Será necesario desarrollar programas de capacitación para equipar a los maestros con las habilidades necesarias para conocer y utilizar de manera efectiva la IAEd en las aulas.

-Invertir en conectividad en las aulas y garantizar necesidades básicas. Para que la IA pueda utilizarse en las aulas y beneficiar a alumnos y docentes en sus labores educativas, se requiere de una infraestructura de internet sólida en las aulas de todos los niveles educativos, particularmente aquellos con bajo porcentaje de conectividad. Solo al garantizar la conectividad se aumentará la probabilidad del acceso equitativo a aplicaciones de IAEd enfocadas a alumnos y maestros.

Seguir leyendo: