Mi primer mandado en México: niño de seis años vive odisea al conseguir un pastel de cumpleaños para su papá

La travesía del menor dividió opiniones por todos los peligros que enfrentó al recorrer solo varias calles y una avenida bastante concurrida: “Mi hijo de 16 años no llegaría tan lejos”

Compartir
Compartir articulo
Niño de seis años vive una odisea por un pastel de cumpleaños para sus papá
Captura:
TikTok/concienciamexica
Niño de seis años vive una odisea por un pastel de cumpleaños para sus papá Captura: TikTok/concienciamexica

En 1991 se estrenó Mi Primer Mandado, un reality show japones donde varios niños de entre cuatro y ocho año de edad hacen su primera compra completamente solos. Lo que más llamó la atención fue que los menores de edad debían recorrer una ruta sin aparente supervisión de un adulto para cumplir con los encargos de sus padres, pues sólo iban en compañía del equipo de producción.

Dicho programa ganó popularidad en México en los últimos años gracias a Netflix, pues la plataforma de streaming compró los derechos para poder integrarlo en su amplio catálogo de series y películas. Es por esta razón que varios internautas mexicanos han viralizado algunos fragmentos en redes sociales para compartir su visión sobre cómo sería este reality si se grabara en el país.

La serie original se encuentra disponible en la plataforma de streaming. (Netflix)
La serie original se encuentra disponible en la plataforma de streaming. (Netflix)

Niño de seis años vive odisea por un pastel de cumpleaños para su papá

Entre anécdotas de internautas mexicanos sobre cómo fueron sus primeros mandados y comentarios burlescos respecto a lo que hubieran hecho en una situación similar cuando eran niños, se viralizó en redes sociales un video que narra la travesía que vivió un niño por un pastel de cumpleaños para su papa, pues tuvo que cumplir el encargo solo sin importar que debía atravesar varias calles concurridas.

El video comienza con Edwin saliendo de su casa con un abrigo y una mochila en su espalda. Tras cruzar varias calles, el menor se enfrentó su primer reto: pasar por una tienda de juguetes sin distraerse con los artículos que estaban en el mostrador.

Como era de esperarse, el pequeño se distrajo con todos los juguetes por un momento, pero afortunadamente recordó que tenía que seguir con su camino.

En el video se pueden escuchar las impresiones del niño respecto a cada obstáculo que enfrentó. (TikTok: @concienciamexica)
En el video se pueden escuchar las impresiones del niño respecto a cada obstáculo que enfrentó. (TikTok: @concienciamexica)

Pasos más adelante, Edwin también enfrentó uno de sus más grandes temores: pasar cerca de un perro. Para sorpresa de muchos, el niño consiguió vencer su temor y gracias a ello llegó a un puente peatonal bastante largo que atravesaba una avenida concurrida.

El menor subió las escaleras, caminó y bajó paso a pasito para poder entrar a un supermercado, donde finalmente compró su pastel favorito.

Luego de pagar, el niño emprendió su camino de regreso a casa y pasó exactamente por los mismo lugares, pero cuando estaba a punto de llegar sufrió un accidente: tiró el pastel de cumpleaños de su papá.

El menor fue recibido con besos y abrazos.(TikTok: @concienciamexica)
El menor fue recibido con besos y abrazos.(TikTok: @concienciamexica)

Afortunadamente, el postre no sufrió ningún daño y Edwin logró entregarlo.

Como era de esperarse, el video desató controversia en redes sociales. Mientras algunos usuarios arremetieron en contra de quienes grabaron el video por exponer al menor, otros aplaudieron su valentía y aseguraron que ellos no hubieran logrado llegar tan lejos.

“No frieguen, lo mandaron a recorrer la ciudad. Yo mi primer mandado fue a la tiendita de la esquina y se me olvidó por lo que iba a mis cortos 20 añitos”. “Casi lo mandan en metro, estuvo largo el camino”. “En Corea es modo creativo, pero en LATAM modo supervivencia”. “Mi hijo de 16 años no llegaría tan lejos”. “Mi sobrino tiene 13 años y no lo mandan a la tienda porque este chico”, fueron algunas reacciones.