Quiénes son los seis detenidos por la muerte de Iñigo Arenas Saiz

El empresario fue localizado sin vida dentro de un espacio privado del bar Black Royce, en Naucalpan

Guardar

Nuevo

El empresario fue hallado sin vida un día después de que fue reportado como desaparecido. | Jovani Pérez
El empresario fue hallado sin vida un día después de que fue reportado como desaparecido. | Jovani Pérez

Como parte de las investigaciones por el fallecimiento de Iñigo Arenas Saiz, hallado sin vida al interior del bar Black Royce en Naucalpan, Estado de México, han sido detenidas seis personas que aparentemente habrían tenido contacto con el empresario minutos antes de su muerte.

La información fue confirmada por Francisco Marco Pinzón, apoderado legal del Black Royce, durante una llamada concedida al noticiero En Punto. Acorde con sus declaraciones, se han ejecutado seis órdenes de aprehensión en contra de empleados del establecimiento que estuvieron presentes durante la estancia de Arenas Saiz.

Específicamente, el representante del bar mencionó que entre las personas detenidas se encuentra el capitán de meseros, así como otros cinco trabajadores que atendieron al consultor de negocios de 41 años entre las tres y las siete de la mañana del 6 de agosto.

Aunque Francisco Pinzón no aclaró cuál fue la autoridad que cumplimentó las capturas de su personal, un reporte compartido por Milenio indicó que la responsable fue la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM). Cabe señalar que actualmente existe una investigación conjunta entre esta corporación y la Fiscalía de la Ciudad de México.

Vista del interior del bar Black Royce. (Google Maps)
Vista del interior del bar Black Royce. (Google Maps)

La detención de los trabajadores del bar y sus eventuales declaraciones ante la justicia podrían proporcionar información que ayude a esclarecer el deceso de Iñigo Arenas.

¿Qué ocurrió durante la estancia de Iñigo Arenas en el Black Royce?

A partir de la información proporcionada por autoridades de la alcaldía Miguel Hidalgo y por el representante legal del Black Royce, Iñigo Arenas salió “por su propio pie” del bar República, en Polanco, alrededor las 02:50 horas del domingo 6 de agosto.

Luego se trasladó a un puesto de tacos en las calles Lafontaine y Emilio Castelar, en la misma colonia, y permaneció ahí hasta las 03:18 de la mañana. Desde ese punto hizo un recorrido de poco más de seis kilómetros hasta llegar al Black Royce, ubicado en Periférico Boulevard Manuel Ávila Camacho 460, en Naucalpan.

Aunque se desconoce la hora exacta en que arribó al centro nocturno, el trayecto desde Polanco a dicho club tiene una duración aproximada de 10 minutos. Durante la conversación con En Punto, Francisco Marco Pinzón dijo que Iñigo Arenas “llegó en un aproximado de las tres de la mañana, nos lo llevó un taxista (sic.)”.

Iñigo Arenas llegó al Black Royce poco después de las tres de la mañana del 6 de agosto. (Google Maps)
Iñigo Arenas llegó al Black Royce poco después de las tres de la mañana del 6 de agosto. (Google Maps)

Durante casi dos horas, Arenas Saiz estuvo “disfrutando” —en palabras del representante del bar— y alrededor de las cinco de la mañana “el señor manifiesta que está un poco cansado, que por favor lo dejáramos dormir [...] Quería estar solo, quería una sala VIP, una sala especial. Inmediatamente ahí lo pasamos y ahí es donde se dispone a descansar”, expresó el apoderado.

Como parte de su testimonio, Pinzón dijo que cerca de las siete de la mañana los trabajadores del bar notaron que Iñigo Arenas estaba inconsciente al interior del espacio privado que se le había asignado.

“El personal se percata que no se mueve, entonces trata de reanimarlo, uno de nuestros capitanes le da los primeros auxilios y no reacciona el señor”, aseguró.

Según el recuento de los hechos del gobierno de Miguel Hidalgo, el C5 del Edomex recibió una llamada de auxilio a las 07:38 horas del 6 de agosto debido a que el empresario no reaccionaba. Al llegar al establecimiento, los cuerpos de emergencia confirmaron que ya no contaba con signos vitales e informaron que no había indicios de violencia. Hasta el momento, no hay una versión oficial que permita establecer la causa de su muerte.