Así fue como Alika, una de las leonas rescatadas del santuario Black Jaguar, logró recuperarse

A diferencia de los siete felinos que llegaron al Zoológico de Chapultepec, Alika fue la leona que más tardó en sanar

Guardar

Nuevo

Alika pesaba casi 90 kilos y actualmente pesa 150 kilos; mientras que sus lesiones en la piel ya sanaron.
(Sedema)
Alika pesaba casi 90 kilos y actualmente pesa 150 kilos; mientras que sus lesiones en la piel ya sanaron. (Sedema)

En julio de 2022 arribaron al Zoológico de Chapultepec siete leones, tras ser rescatados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) de la Fundación Black Jaguar-White Tiger, predio que se localizaba en la colonia San Miguel Ajusco de la alcaldía Tlalpan en la Ciudad de México, el cual fue intervenido por presunto maltrato animal y violaciones al uso de suelo.

Desde entonces se mantuvieron bajo cuidados especiales por parte de veterinarios, biólogos y expertos que laboran en el zoológico. A casi un año de su rescate, un vivo ejemplo de recuperación es la leona identificada como Alika, quien ha recuperado progresivamente su salud y bienestar.

A su llegada al Zoológico de Chapultepec, esta hembra de león ya presentaba una desnutrición severa y lesiones en la piel y la cola, por lo que fue ingresada al hospital para su atención y alimentación adecuada por parte del equipo de profesionales en vida silvestre de los zoológicos de la Ciudad de México.

“Esta leona respondió muy bien a los cuidados que se le proporcionaron aquí en el Zoológico de Chapultepec. (...) Se mantuvo durante varios meses en el hospital veterinario bajo observación y cuidados”, explicó Javier Ojeda Chávez, médico veterinario y subdirector Técnico del Zoológico de Chapultepec.

Ahora se le se observa a Alika, mucho más relajada, tomando el sol, descansando y explorando su espacio.
(Sedema)
Ahora se le se observa a Alika, mucho más relajada, tomando el sol, descansando y explorando su espacio. (Sedema)

Proceso de recuperación de Alika

-Se le formuló una dieta específica para que empezara a recuperar su peso y condición corporal.

-Le administraron complementos multivitamínicos y de minerales.

-Pasó por exámenes de salud, incluyendo la obtención de muestras sanguíneas para su análisis, exámenes coproparasitoscópicos; se le dio el tratamiento que requería para las condiciones de salud que presentaba.

-Llevó un seguimiento muy puntual sobre su alimentación.

A su llegada, en julio de 2022, Alika pesaba casi 90 kilos y actualmente pesa 150 kilos; mientras que sus lesiones en piel —que personal médico veterinario asoció en su momento a úlceras por estar mucho tiempo en una sola posición y por permanecer en superficies inadecuadas— sanaron.

“Realmente se encontraba débil, se veía muy apática, no quería moverse y el resultado de todos estos esfuerzos es realmente bastante satisfactorio, es parte de la labor de un médico veterinario y del equipo de biólogos y cuidadores del zoológico, el poder recuperar la salud y el bienestar de los animales rescatados. Me da mucho gusto que este ejemplar esté en las condiciones actuales”
En el presunto santuario Black Jaguar-White Tiger, los animales se encontraban desnutridos, con heridas en la cola y en la piel, además de padecer gastritis. 
(Sedema)
En el presunto santuario Black Jaguar-White Tiger, los animales se encontraban desnutridos, con heridas en la cola y en la piel, además de padecer gastritis. (Sedema)

Actualmente la felina abandonó el hospital y ya habita en un recinto de este Centro de Conservación de la Fauna Silvestre ubicado en la 1ª Sección del Bosque de Chapultepec.

“Aquí (en su albergue) se observa mucho más relajada, tomando el sol, descansando, explorando su espacio, entreteniéndose con su enriquecimiento ambiental (que le permite desarrollar una conducta de acuerdo con su especie, similar a lo que haría en su hábitat natural)”, aseguró Ojeda Chávez.

La PROFEPA desde un inicio determinó trasladar al Zoológico de Chapultepec al primer grupo de leones que se encontraron en peores condiciones de salud, tras rescatarlos del santuario de la fundación Black Jaguar-White Tiger. Derivado de los cuidados y atenciones que recibieron por parte de médicos veterinarios, biólogos y cuidadores los siete leones y tigresa ahora se encuentran en condiciones adecuadas de salud.

(Foto: Twitter/ AZCARM)
(Foto: Twitter/ AZCARM)

Cabe señalar que Alika fue la leona que tardó más tiempo en recuperarse completamente.

Estos ejemplares formaban parte de los más de 200 animales, principalmente felinos, que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente rescató del santuario de la fundación Black Jaguar White Tiger, donde estaban en riesgo mortal. En ese sitio, los animalitos se encontraban desnutridos, muy bajos de peso, con heridas en la cola y en piel de otras regiones del cuerpo, algunos con problemas articulares y otros tenían padecimientos como gastritis.

Guardar

Nuevo