Fiddy, el gato romántico de Nueva Zelanda que llena de flores la vida de su dueña

El felino fue abandonado por su anterior familia y desde entonces decidió conquistar a una mujer con diferentes detalles

Guardar

Nuevo

El gato Fiddy llegando a su casa con una flor de camelia para regalar a su dueña (Instagram fiddy_flowercat)
El gato Fiddy llegando a su casa con una flor de camelia para regalar a su dueña (Instagram fiddy_flowercat)

Fiddy es un gato que vive en Nueva Zelanda junto a su dueña Aalish, el animal un día demostró tener conocimiento sobre diseño de interiores y decidió hacer unos arreglos al cuarto de su dueña: llenó la cama con flores de diferentes colores. La mujer en ese momento estaba encantada y confundida, pues desconocía quién había sido la persona que realizó ese gesto romántico.

Un día después el misterio se resolvió, Aalish estaba descansando cuando de pronto vio entrar a un felino de pelaje gris con una flor en su hocico. La mujer no sabía de dónde había salido el animal, cuando se acercó a él se percató que estaba lleno de pulgas y decidió llevarlo al veterinario.

El médico le explicó que el animal no tenía chip y le mandó un tratamiento para quitar los bichos de su pelaje. Desde ese momento la mujer decidió abrir las puertas de su hogar el felino y lo “bautizó” como Fiddy.

Un gato incomparable

La coleccion de flores que le ha regalado Fiddy a su dueña (Instagram fiddy_flowercat)
La coleccion de flores que le ha regalado Fiddy a su dueña (Instagram fiddy_flowercat)

Aalish explicó en entrevista para el canal de YouTube de la revista The Dodo que con el paso de los días se enteró que Fiddy le pertenecía a otra familia, sin embargo, ya no se podían hacer cargo de él. Los anteriores dueños le pidieron a la mujer que lo cuidara y ella aceptó sin problema, pues consideró que era imposible no caer “enamorada” de un gato tan romántico.

Los regalos por parte de Fiddy no terminaron a pesar de encontrar un nuevo hogar y desde se convirtió en el compañero de vida de Aalish todos los días sale de casa para llevarle flores. Ella considera que el gato decide externar su amor y gratitud por adoptarlo.

“Creo que la mayor cantidad de flores de camelia que he recibido en un día son 10 u 11. Todavía recibo unas cuantas o varias al día y todavía quedan montones de flores en los arbustos”, escribió la mujer en su cuenta de TikTok en los comentarios de una de sus publicaciones contando la historia de su compañero peludo.

Aalish compartió en la misma entrevista que las flores que recoge su mascota son de un jardín de camelias que está cerca de su patio y antes de que agarre los tallos con su hocico, le gusta olerlos y trata de que el aroma se impregne en su pelaje.

Un amor que no acaba

El gato llegando a casa con una flor de camelia en su hocico (Instagram fiddy_flowercat)
El gato llegando a casa con una flor de camelia en su hocico (Instagram fiddy_flowercat)

A tres años de que inició está relación el felino sigue agradecido por lo que hizo su dueña por él. En ocasiones cuando ve una flor que le gusta demasiado para regalar hace lo imposible para llegar a ésta, una vez su dueña salió a la calle y se dio cuenta que su compañero peludo estaba en la punta de un árbol porque una camelia que le gustó estaba ahí.

Los vecinos están encantados con el animal porque en ocasiones también los visita y ellos lo ven feliz recogiendo cualquier tipo de hoja. Aalish consideró que la llegada de Fiddy es la mejor coincidencia de su vida porque parece que llegó en el momento adecuado.

La propietaria del animal abrió una cuenta de Instagram y TikTok en donde sube los clips de su mascota llegando a su casa. Actualmente tiene más de 20.000 seguidores en ambas cuentas y los internautas decidieron apodar al felino como “Flowercat” (en español, el gato de las flores).