¿Qué ha pasado con el hallazgo que dio pistas sobre cómo “revivir” al mamut lanudo?

El plan que llamó la atención en 2021 toma forma poco a poco después de que científicos anunciaran un avance reciente

Compartir
Compartir articulo
Colossal Bioscience busca "revivir" al mamut al crear híbridos de elefante asiático. (REUTERS/Roselle Chen)
Colossal Bioscience busca "revivir" al mamut al crear híbridos de elefante asiático. (REUTERS/Roselle Chen)

La noticia de que un grupo de científicos busca que híbridos de mamut lanudo caminen en el Ártico luego de que la especie desapareciera hace aproximadamente 4.000 años, hizo eco en 2021 después de que George Church, genetista de la Universidad de Harvard, cofundara con el empresario Ben Lamm Colossal Bioscience.

La pregunta principal que generó el anuncio de este futurístico proyecto fue: ¿El mamut lanudo revivirá pronto?. Un hallazgo publicado recientemente podría tener la respuesta, pues representa un enorme avance en los esfuerzos por traer de regreso a la vida a esta especie.

Los científicos a cargo de la investigación esperan que al cumplir uno de los primeros objetivos principales del proyecto de “desextinción” del mamut, les permita traer a la vida híbridos gestados dentro del útero de una madre sustituta de elefante asiático, el pariente vivo más cercano.

¿Los mamuts podrían revivir pronto?

Un importante hallazgo podría traer respuestas a la pregunta sobre si los mamuts revivirán pronto. (Carmelite House, London, 1907)(Photo by The Print Collector/Getty Images)
Un importante hallazgo podría traer respuestas a la pregunta sobre si los mamuts revivirán pronto. (Carmelite House, London, 1907)(Photo by The Print Collector/Getty Images)

Uno de los últimos avances científicos fueron anunciados a inicios de marzo de este año por Colossal Biosciences, que se considera a sí misma como la primera empresa de desextinción del mundo, a través de un comunicado de prensa en el que aseguraron que se obtuvieron con éxito células madre pluripotentes inducidas (iPSC) de elefantes asiáticos (Elephas maximus), el pariente vivo más cercano del mamut.

Una célula iPSC, según el California Institute for Regenerative Medicine (CIRM), es una unidad fundamental extraída de cualquier tejido que se ha modificado genéticamente para que se comporte como una célula madre.

Dicho descubrimiento le servirá a los científicos investigar la mayor cantidad de adaptaciones que diferencian a los mamuts lanudos de los elefantes asiáticos.

Los científicos aseguraron que el progreso en las células de elefante se extiende “mucho más allá” del proyecto de extinción y podrán probar ediciones genéticas sin extraer tejido de animales vivos.

“Estas células definitivamente son un gran beneficio para nuestro trabajo de extinción”, declaró Eriona Hysolli, jefa de ciencias biológicas y líder de Colossal Biosciences al medio Live Science.

Lo crucial es que estos avances pueden desentrañar los procesos celulares y genéticos detrás de las características como su pelaje afelpado, capa de grasa aislante, colmillos curvos y cráneo en forma de cúpula, que le permitieron a los mamuts lanudos sobrevivir en el Ártico.

Según George Church, cofundador de Colossal Bioscience y renombrado genetista de Harvard, los elefantes podrían obtener el premio por el animal “más difícil de reprogramar”.

Hysolli declaró que para conseguir este avance, los científicos tuvieron que suprimir genes llamados TP53 que regulan el crecimiento celular y evitan que se dupliquen indefinidamente.

“Tuvimos que suprimir esta vía a través de dos medios para obtener estas iPSC, por lo que tuvimos que pasar por un proceso de varios pasos para lograrlas”, dijo Hysolli.

El descubrimiento podría significar un avance en el desarrollo temprano de los elefantes que, de acuerdo con la agencia de noticias Europa Press, es considerado como el mayor obstáculo para la “desextinción” del mamut lanudo, pues en caso de que consigan crear un embrión de esta criatura prehistórica fusionado con células de elefante deberán implantar el embrión en una madre sustituta que llevará a la cría durante 22 meses.

“La gestación del elefante es muy larga y compleja, por lo que es muy importante comprender realmente el aspecto de la biología del desarrollo del elefante”, aseguró Hysolli.

Los otros retos del proyecto

Los avances le permitirían a los científicos imitar las características que le permitieron a los mamuts sobrevivir en el Ártico antes de su extinción. (Love Dalen/Handout via REUTERS)
Los avances le permitirían a los científicos imitar las características que le permitieron a los mamuts sobrevivir en el Ártico antes de su extinción. (Love Dalen/Handout via REUTERS)

Por difícil que suene, la científica señaló que diseñar un embrión de mamut no es un “gran desafío”, por otro lado, dar a luz a una cría sana tomará más tiempo y dedicación.

Mientras tanto, el equipo continuará investigando métodos opcionales para generar iPSC de elefante y madurar todas las que han desarrollado.

Vincent Lynch, biólogo del desarrollo y profesor asociado de la Universidad de Buffalo en Nueva York, quien no participa en el proyecto de Colossal Bioscience declaró para Live Science que tiene la creencia de que el objetivo de la empresa es convertir las iPSC en espermatozoides y óvulos, lo que le permitiría a los científicos fertilizar artificialmente a una madre sustituta y posteriormente llevar a cabo una “gestación subrogada”.

“Estos métodos son bastante desafiantes y aún no se han desarrollado, pero es sólo cuestión de tiempo”, afirmó Lynch.