Rudnik y su triste pasado: un relato de superación, confianza y amistad

Alesia Carrie es la dueña de Rudnik, un caballo rescatado que al momento de su adopción le faltaban mechones de pelo, estaba bajo de peso y que pasó por mucho antes de salir adelante gracias al amor de su “madre”

Compartir
Compartir articulo
El video más famoso sobre Rudnik muestra una ilusión óptica mientras camina sobre la nieve. (TikTok/rudniktheroan).

Rudnik, el majestuoso caballo de pelaje color negro, se convirtió en el mejor amigo de cuatro patas de Alesia Carrie, una habitante de Columbia Británica, Canadá. Aunque no siempre fue así, pues el equino fue adoptado de un refugio, donde fue encontrado bajo de peso.

La baja musculatura del equino no era la única preocupación para su nueva dueña, pues también mostró un miedo profundo hacia los seres humanos y su pelaje, así como su melena, estaban completamente descuidadas y faltas cuidado, por lo que pasó los próximos meses atendiendo y ayudándole a Rudnik a desarrollar su poderoso semblante.

Luego de un tiempo y gracias al cariño y la paciencia de Carrie, Rudnik salió adelante, aprendió a confiar en ella y en otras personas y creció una gran melena y un sedoso pelaje negro. Su forma de ser inspiró a su dueña a compartir las aventuras del caballo en redes sociales. Incluso, recientemente protagonizó un acalorado debate en redes sociales gracias a una ilusión óptica dentro de uno de sus videos recientes.

Aprendiendo a superar sus traumas

Rudnik llegó a la vida de Alesia Carrie hace cinco años luego de ser rescatado de un refugio. (Instagram/rudniktheroan)
Rudnik llegó a la vida de Alesia Carrie hace cinco años luego de ser rescatado de un refugio. (Instagram/rudniktheroan)

Carrie mencionó en entrevista para el canal de YouTube Cuddle Buddies que el primer día que vio a Rudnik en el refugio se topó con una desesperanzadora postal, pues estaba “un poco” bajo de peso y a su melena le faltaban grandes mechones y algunos trozos de pelo se le caían de cuerpo.

A pesar de lo triste que lucía el caballo, eso no fue lo que más sorprendió a Carrie, ya que comentó que Rudnik le tenía miedo a la gente. La mujer, sin importar la situación, estaba decidida a ayudarlo, pues sabía que merecía otra oportunidad.

“Había algo en sus ojos. Yo simplemente supe que debía traerlo a casa”, dijo Carrie, quien reconoció que los primeros meses de Rudnik dentro de su nuevo hogar fueron “realmente difíciles”, debido a que el animal no quería “tener nada que ver” con ella, y simplemente salía corriendo tan lejos como podía en cuanto tenía la oportunidad.

“Eso (su recuperación) fue algo que sabía que nos tomaría un tiempo”, señaló la mujer, quien poco a poco comenzó a ganarse la confianza del equino.

Hoy en día, Rudnik aprendió a superar sus traumas con ayuda de su amada dueña. (Instagram/rudniktheroan)
Hoy en día, Rudnik aprendió a superar sus traumas con ayuda de su amada dueña. (Instagram/rudniktheroan)

Carrie primero tuvo que mostrarle que era totalmente inofensiva, para lograrlo, se sentaba durante horas en medio del campo y permitía que Rudnik la olfateara y le daba todo el espacio que fuera necesario. “Era como tomar ‘pasos de bebé’”, indicó.

Pronto, la mujer notó que mientras Rudnik “hacía sus cosas”, le permitió acercarse lentamente y tocarlo por un breve instante. Carrie supo en ese instante que todo el trabajo estaba funcionando, pues dijo que fue uno de los mejores momentos de su vida.

“Se dio cuenta de que no lo iba a lastimar. Después de esa caricia todo cambió. Él definitivamente se mostraba más emocionado de pasar el tiempo conmigo”, declaró Carrie, quien a su vez celebró que ahora “todo es más divertido”, pues hacen todo juntos, desde salir de paseo hasta pasar el rato con sus nueve “hermanos” caballos.

“Mi vida es completamente diferente desde entonces. Él fue el caballo más difícil con el que he trabajado, pero al final valió la pena”, concluyó la mujer.

El caballo que reinó en TikTok

Al principio, Rudnik estaba bajo de peso y tenía un miedo profundo a las personas. (Instagram/rudniktheroan)
Al principio, Rudnik estaba bajo de peso y tenía un miedo profundo a las personas. (Instagram/rudniktheroan)

A finales de enero, Carrie compartió a través de la red social TikTok, un clip protagonizado por su amado caballo Rudnik. En él, se puede observar a la mascota caminar por un campo cubierto de nieve.

Pronto, los internautas notaron que, gracias a su oscuro pelaje, Rudnik era parte de una curiosa ilusión óptica, que hacía que a los espectadores se les dificultara identificar si el caballo caminaba hacia la cámara o si se alejaba de ella.

El video a día de hoy cuenta con más de 16 millones de visualizaciones y poco más de dos millares de “me gusta”. En los comentarios, la gente aún no logra ponerse de acuerdo sobre hacia dónde se dirige Rudnik.