Día Internacional del Gato: 4 mitos que “rompió” la ciencia sobre el mundo felino

Estas enigmáticas mascotas pasaron por un proceso de auto domesticación por lo que tuvieron que desarrollar diferentes habilidades para convivir en sociedad

Compartir
Compartir articulo
Cada 20 de febrero se celebra el Día Internacional del Gato para honrar y apreciar la existencia de estas criaturas (Getty Images)
Cada 20 de febrero se celebra el Día Internacional del Gato para honrar y apreciar la existencia de estas criaturas (Getty Images)

La elegancia, belleza e inteligencia de los gatos los convierte en una de las mascotas más queridas por sus dueños. La mística que gira en torno de estos animales domésticos es única, tan es así que es necesario que existan tres días internacionales para celebrarlos.

A diferencia de los perros, los estudios sobre el comportamiento y comunicación de los felinos se han “atrasado” demasiado, puesto que en algún momento se creía que eran animales muy difíciles de investigar y se crearon tópicos erróneos como que no son sociables y de que no les importan las personas.

Los investigadores han realizado diferentes estudios en los últimos años, con los que han roto algunas de estas creencias. Con motivo del 20 de febrero, Día Internacional del Gato, te contamos algunas de estas revelaciones.

Sí quieren a las personas

Los gatos son capaces de desarrollar vinculos muy estrechos con los humanos (Getty images)
Los gatos son capaces de desarrollar vinculos muy estrechos con los humanos (Getty images)

Con el paso del tiempo se creyó que estos animales eran solitarios y solo piensan en sí mismos, no obstante un estudio realizado por un grupo de investigación de la Universidad Estatal de Oregón, explicó que prefieren pasar el tiempo con las personas.

La doctora Kristyn Vitale y sus colegas descubrieron que estas mascotas prefieren estar interactuando con las personas, antes de comer o jugar.

El artículo “¿Interacción social, comida, olor o juguetes? Una evaluación formal de las preferencias de mascotas domésticas” fue publicado por la revista Behavioural Processes en agosto de 2017.

“Esta idea de que a los gatos realmente no les importan las personas ni les responden, no se sostiene”, explicó la investigadora sobre cuánto peso tiene la interacción social en los felinos.

Son nobles

En otro de sus estudios, la doctora Vitale detalló que los gatos cambian su personalidad de acuerdo con la atención que les presta una persona, es decir, que son recíprocos con el trato que reciben.

“Este cuerpo de investigación indica que los gatos domésticos detectan el estado de atención humano y modifican su comportamiento en respuesta”, explicó la académica sobre cómo son sensibles a las señales sociales.

Estos animales son recíprocos ante las atenciones y cariño que reciben (Pexles)
Estos animales son recíprocos ante las atenciones y cariño que reciben (Pexles)

La académica llegó a la conclusión que este comportamiento también lo tienen los gatos de refugio, quienes mostraron ser igual de atentos con los humanos a pesar de que no existe un vínculo.

En una entrevista para el periódico The New York Times, la doctora Vitale comentó que “cuanto más averiguamos sobre los gatos, más vemos que son criaturas sociales y que los lazos sociales son realmente importantes para ellos”.

Se domesticaron solos

Atsuko Saito investigadora de la Universidad Tokio, reveló en su estudio “Los gatos domésticos discriminan sus nombres de otras palabras” publicado por la revista Scientific Reports en 2019, que los felinos son capaces de distinguir su nombre de otras palabras, incluso mejor que los perros.

La investigadora explicó que los gatos son capaces de interpretar los gestos humanos y de reconocer las voces de sus dueños. A diferencia de los perros, estas mascotas tuvieron que domesticarse solos para obtener “recompensas” cuando escuchan su nombre.

Los gatos son a nivel mundial la segunda mascota preferida (Getty images)
Los gatos son a nivel mundial la segunda mascota preferida (Getty images)

Saito detalló que las investigaciones en torno a la comunicación de los gatos aún son escasas, pero resaltó que estos animales se mantienen en constante evolución gracias a su convivencia con los humanos.

Los maullidos son una muestra de esta evolución, puesto que desarrollaron esta forma de comunicarse para llamar la atención de sus dueños.

Comunicación emocional

Tasmin Humphrey, investigador de la Universidad de Sussex, explicó que los ojos de estas mascotas son muy importantes para señalar las emociones.

En su estudio “El papel de los movimiento de estrechamiento de ojos del gato en la comunicación gato-humano” publicado en 2020 por la revista Scientific Reports, Humphrey detalló que el parpadeo está asociado con una comunicación emocional positiva.

Si realizan esta acción de manera lenta se podría interpretar como una sonrisa y la intención de formar un vínculo estrecho con su dueño.