Flaco, el búho que desafió al Zoológico de Central Park: un año de libertad y aventuras

Desde que escapó de su encierro, Flaco vive en Central Park y ocasionalmente visita a los ciudadanos de Nueva York, a quienes observa fijamente desde fuera de sus ventanas

Guardar

Nuevo

Flaco lleva un año en libertad tras su majestuoso escape del Zoológico de Central Park. Periódicos locales lo apodaron "el mirón", gracias a su costumbre de mirar a través de las ventanas. (Wikicommons/Nan Knighton)
Flaco lleva un año en libertad tras su majestuoso escape del Zoológico de Central Park. Periódicos locales lo apodaron "el mirón", gracias a su costumbre de mirar a través de las ventanas. (Wikicommons/Nan Knighton)

Flaco es un búho real euroasiático que se convirtió en el miembro más famoso de su especie tras escapar de su antiguo recinto en el Zoológico de Central Park en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, e instalar su nueva residencia en el emblemático parque, donde los ciudadanos más de una vez lo han visto cazar y comer ratas.

Autoridades del zoológico trataron de capturarlo durante los primeros días de fuga, pero sus intentos no tuvieron éxito, por lo que más tarde decidieron abandonar las labores de búsqueda y permitirle vivir en libertad tras descubrir que mejoró sus habilidades de vuelo y caza.

Pronto su magistral escape y la caótica movilización que ocasionó cumplirán un año, por lo que hoy recordamos la travesía de Flaco, el búho más famoso del mundo que mantuvo a los habitantes de Nueva York pendientes de su emocionante historia.

El búho que se ganó su libertad

Tras varios intentos fallidos de captura, autoridades de Central Park le permitieron a Flaco vivir en libertad. (Wikicommons/Rhododendrites)
Tras varios intentos fallidos de captura, autoridades de Central Park le permitieron a Flaco vivir en libertad. (Wikicommons/Rhododendrites)

El Zoológico de Central Park anunció a través de un comunicado que el 2 de febrero de 2023, su búho real euroasiático “desapareció” después de que su recinto fuera destrozado durante esa misma noche. La creciente preocupación de que uno de sus animales estuviera prófugo, obligó a las autoridades del parque temático a emprender su búsqueda.

La versión oficial del zoológico relata que una o más personas, cuya identidad sigue siendo desconocida hasta el momento, abrieron un agujero en la malla de acero inoxidable que mantenía a Falco cautivo.

La búsqueda rápidamente dio sus frutos, pues ciudadanos avistaron a Falco cerca del edificio Bergdorf Goodman, en la Fifth Avenue de Manhattan. Con ayuda del Wild Bird Fund, hospital de rehabilitación de vida silvestre, uniformados del New York Police Department (NYPD) trataron de capturarlo, pero no tuvieron éxito.

Al día siguiente, Falco fue visto en un árbol en la parte sur de Central Park, donde deambuló durante varios días. La interrogante sobre si el búho sería capaz de sobrevivir en libertad por cuenta propia era la preocupación inicial del equipo de búsqueda y de las autoridades del parque.

Pronto el animal calmó sus inquietudes, pues tras un par de días, fue visto cazando, capturando y consumiendo presas con éxito.

Aún así, los esfuerzos no cesaron. De acuerdo con la revista The New Yorker, lo más cerca que estuvo el equipo del zoológico de capturarlo fue cuando colocaron una pequeña jaula en Heckscher Ballfields, zona de Central Park. Dentro había una rata y sobre ella rizos de plástico fino, conocida normalmente como trampa “bal-chatri”. “La idea es que los bucles atrapen el pie del animal y luego lo sujeten”, declaró Anke Frohlich, observadora de aves que presenció la captura fallida.

“El personal del zoológico fue demasiado lento. Es un absoluto milagro que él haya escapado”, añadió Frohlich.

El ojo que todo lo ve

A un año de su odisea, Flaco ha sido avistado en múltiples ocasiones mirando a través de las ventanas de los neoyorquinos. (X/@BirdCentralPark)
A un año de su odisea, Flaco ha sido avistado en múltiples ocasiones mirando a través de las ventanas de los neoyorquinos. (X/@BirdCentralPark)

Tras todos los intentos fallidos, las autoridades del zoológico anunciaron que tendrían que “repensar” su enfoque hacia Flaco, quien mejoró sus habilidades de vuelo y caza, lo que le permitió a los miembros del parque temático dejar de lado la idea de capturar a Flaco.

Directivos de la Wildlife Conservation Society declararon en un comunicado que “los esfuerzos para recuperar al ave han resultado más difíciles ya que ha tenido mucho éxito cazando y consumiendo la abundante presa en el parque. Continuaremos monitoreando a Flaco y sus actividades y estaremos preparados para reanudar los esfuerzos de recuperación si muestra algún signo de dificultad o angustia”.

Desde entonces, Flaco vivió en Central Park, pero en noviembre de 2023 se convirtió en noticia nuevamente al salir por primera vez del parque, probablemente porque en ese mes transcurre parte de la temporada de apareamiento de la especie.

Su excursión no fue de gran preocupación, pues volvió una semana más tarde y desde entonces realiza giras esporádicas para ver a través de las ventanas de los edificios de la ciudad, incluída la de la poetisa Nan Knighton, acción que en diciembre le valió el título de “mirón”, conferido por The Wall Street Journal.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias