Ivy, la perra con síndrome de columna corta que se robó el corazón de los internautas

El síndrome de columna corta es un conjunto de malformaciones que afectan el desarrollo vertebral y el equilibrio del animal, según la Universidad de Purdue

Compartir
Compartir articulo
Ivy padece de síndrome de columna corta, condición que afecta a una cantidad muy pequeña de perros en el mundo. (Instagram/frogqueenivy)
Ivy padece de síndrome de columna corta, condición que afecta a una cantidad muy pequeña de perros en el mundo. (Instagram/frogqueenivy)

Ivy, la pitbull de 3 años de edad que padece síndrome de columna corta, nació en noviembre de 2020 dentro de una pequeña camada. Sus dueños no pudieron hacerse cargo de todos los cachorros, por lo que la dieron en adopción a un par de amigos de la familia: Luis y María.

Cuando la pareja recibió a Ivy en su hogar, sus antiguos dueños les mencionaron que no podía caminar bien, pero desconocían el motivo. En la sección de historias de la cuenta de Instagram de la pitbull, Luis y María relatan que al inicio creían que su nueva mascota padecía de síndrome del nadador.

Con el tiempo, los dueños de Ivy comenzaron a notar que la pitbull tenía dificultades para voltear su cabeza hacia los lados y tras un par de visitas al veterinario, descubrieron que la cachorra padecía de síndrome de columna corta, una rara predisposición genética que provocó que naciera sin cola.

Ivy, la reina de Instagram y TikTok

Cuando Ivy llegó a la vida de Luis y María, creyeron que padecía de síndrome de nadador, una condición reversible. (Instagram/frogqueenivy)
Cuando Ivy llegó a la vida de Luis y María, creyeron que padecía de síndrome de nadador, una condición reversible. (Instagram/frogqueenivy)

Lejos de desanimarse por el diagnóstico, Luis y María se alegraron por haber adoptado a una perra especial y decidieron compartir su alegría con el mundo.

Los dueños de Ivy abrieron un par de cuentas en TikTok e Instagram, donde comenzaron a publicar tanto fotos como videos de la cachorra. Su contenido rápidamente llamó la atención de miles de personas alrededor de todo el mundo que se mostraron curiosas por la rara condición de la mascota.

Ivy al día de hoy cuenta con la impresionante cantidad de 4.9 millones de seguidores en TikTok y la nada despreciable suma de 500.000 fans en Instagram que están siempre pendientes de lo que comparten sus dueños.

Los curiosos seguidores de Ivy a menudo preguntan por su condición y sus dueños responden con gusto, siempre y cuando las interrogantes sean hechas con respeto.

Fuera de las redes sociales, la vida de Ivy es muy normal, la perra ama pasar el tiempo con Gio, un labrador color crema, salir al parque, al bosque o a la playa a pasear y de tomar largas siestas en cualquier lugar como cualquier otro perro.

¿Qué es el síndrome de columna corta?

Ivy padece de síndrome de columna corta, pero hace toda clase de actividades como cualquier otro perro. (Instagram/frogqueenivy)
Ivy padece de síndrome de columna corta, pero hace toda clase de actividades como cualquier otro perro. (Instagram/frogqueenivy)

De acuerdo con una investigación de la Universidad de Purdue, en Indiana, Estados Unidos, el síndrome de columna corta es un conjunto de malformaciones raras que afectan el desarrollo vertebral y causan acortamiento y compresión de varios segmentos de la columna y ha ocurrido esporádicamente desde por lo menos el siglo 17.

Se cree que es una predisposición genética ligada a un grupo de genes específicos y que la enfermedad tiene un estrecho vínculo con la endogamia, según las primeras investigaciones sobre el síndrome de columna corta.

Los estudios informan que la columna está formada por hueso y cartílago y cuando los perros sufren de esta condición, el cartílago no se convierte en hueso.

La falta de osificación provoca que algunas de las vértebras del animal se fusionen, provocando el acortamiento del perro, dándole una apariencia característica y causando graves problemas de estabilidad.

Los síntomas de esta condición en cachorros es poco evidente, en comparación con los perros adultos, pero comúnmente los dueños de mascotas suelen notar signos tempranos como:

  • Apariencia jorobada
  • Ausencia de cuello o cuello muy corto
  • Colas pequeñas, faltantes o en espiral, especialmente si la raza no posee una forma de cola así
  • Pecho grande y ovalado
  • Agilidad muy reducida en comparación a la de otros perros
  • Pocas costillas
  • Inhabilidad de girar la cabeza hacia los lado

La enfermedad no tiene cura, no obstante, pueden realizarse diversos procedimientos médicos e intervenciones quirúrgicas para mejorar la calidad de la mascota. Estos dependerán de la gravedad de la condición y están sujetos a los individuos afectados.