De las calles a portar una placa: Bolo, el primer oficial canino del Departamento de Policía de Hopkinsville

Bolo logró un cambio positivo en la vida de los trabajadores del Hopkinsville Police Department, por lo que el gobierno del condado decidió nombrarlo como el primer oficial de “Paw-trol” de la ciudad

Compartir
Compartir articulo
Bolo recibió el nombramiento oficial como el primer perro de "Paw-trol" del condado de Hopkinsville, en Kentucky, Estados Unidos. (Facebook/Hopkinsville Police Department)
Bolo recibió el nombramiento oficial como el primer perro de "Paw-trol" del condado de Hopkinsville, en Kentucky, Estados Unidos. (Facebook/Hopkinsville Police Department)

Cuando Bolo, un pitbull de tamaño mediano y pelaje blanco con negro, llegó al Hopkinsville Police Department (HPD) a inicios de octubre como parte de un programa de adopción impulsado por el refugio animal Christian County Animal Shelter (CCAS), sus cuidadores creyeron que sería una visita de un sólo día, pero los encantos del perro derritieron los corazones de los oficiales de policía, quienes cambiaron los planes.

En un video publicado en la cuenta de Facebook del gobierno local de la ciudad, Jason Newby, Jefe de policía del Departamento, declaró que Bolo llegó como parte de un programa llamado “#PawtrolWednesday”. El plan original era que todos los miércoles recibirían perros del refugio animal en el edificio de policía y los dejarían interactuar con la gente para darles algo de publicidad en redes sociales y “con suerte” ayudarles a encontrar un hogar permanente.

Sin embargo, poco después de la llegada de Bolo, el primer can en ser recibido por los miembros del Departamento, el plan se disolvió, pues de acuerdo con Newby “todos se enamoraron de él” y cuando llegó el momento de regresar al perro al refugio, sus cuidadores lo metieron en su jaula, él bajó la cabeza y lloró, “derritiendo el corazón de todos”, entonces el Departamento decidió adoptarlo.

Su nueva vida dentro del HPD

Bolo representó un cambio positivo para los oficiales del Departamento, quienes siempre se muestran felices al saludar al perro. (Facebook/Hopkinsville Police Department)
Bolo representó un cambio positivo para los oficiales del Departamento, quienes siempre se muestran felices al saludar al perro. (Facebook/Hopkinsville Police Department)

En un emotivo video compartido por el gobierno de la ciudad de Hopkinsville, Newby admitió que la compañía del perro representó un cambio positivo para los oficiales del Departamento, pues existen ocasiones en que sus oficiales deben atender “una llamada difícil” de vez en cuando, pero que al volver y al cruzarse con Bolo siempre se muestran felices e incluso juguetean con él.

Todos los miembros consienten a Bolo desde su llegada al refugio, los oficiales de policía lo motivan con premios, cortezas de pizza, salchichas y panecillos. “El perro está muy consentido”, dijo el Jefe de policía.

Royale Marfil, oficial de información pública del HPD, declaró que Bolo, quien antes de su adopción vivió durante varios meses en el refugio, era “bastante” tímido al inicio, pero que tras convivir un par de horas dentro de su oficina ambos se encariñaron con rapidez. Su amistad se volvió tan grande que la oficial confesó “no ser una persona mañanera”, pero que al llegar todos los días, el perro siempre está feliz, lo que hace que su jornada sea mejor.

Bolo pasa el tiempo correteando por los pasillos y oficinas de su nuevo hogar. El can ama saludar a todos los oficiales con los que se cruza y ellos responden su cariño lanzándole su pelota de tenis favorita. El perro ha cambiado por completo la vida de los trabajadores del Departamento y, a un mes de su llegada, la ciudad lo reconoció como el primer perro de “Paw-trol” del condado de Hopkinsville.

La bienvenida oficial de Bolo

Tras rendir juramento al alcalde de Hopkinsville, Bolo firmó el documento oficial con su pata. (Facebook/Hopkinsville Police Department)
Tras rendir juramento al alcalde de Hopkinsville, Bolo firmó el documento oficial con su pata. (Facebook/Hopkinsville Police Department)

El 7 de noviembre, Bolo asistió a una ceremonia oficial de la ciudad del condado de Hopkinsville, Kentucky, Estados Unidos. El perro rindió juramento ante James R. Knight Jr., alcalde de la ciudad.

El gobierno de Hopkinsville compartió un video de la ceremonia completa en su página oficial de Facebook, en la descripción de la publicación se lee: “Muchos de ustedes han seguido a Bolo, el pitbull que se robó los corazones del personal del HPD durante una visita desde el CCAS. El martes, durante la reunión del Hopkinsville City Council Bolo fue nombrado oficialmente parte del equipo y el alcalde JR Knight le tomó juramento”.

El pitbull fue el último en juramentar y recibió muchos aplausos y muestras de cariño por parte del público presente, y después de jurar: “Yo, Bolo, juro solemnemente apoyar a los ciudadanos de la ciudad de Hopkinsville, Kentucky, mientras sirvo como perro del ‘Paw-trol’”, el perro firmó el documento oficial con su pata.

Fotografías adjuntas a la publicación, muestran al feliz perro rodeado de todos sus “compañeros de trabajo”, quienes se vieron claramente emocionados por el nombramiento oficial de su amado can.