Sonidos de felicidad: las palabras que aman los perros

La tienda en línea británica OnBuy encuestó 4.389 dueños de mascotas de Reino Unido para saber cuáles eran las palabras más sonadas y luego le mencionó las frases a 60 perros mientras monitorear su frecuencia cardíaca

Compartir
Compartir articulo
El estudio monitoreó la frecuencia cardíaca de 60 perros de diferentes razas cuando les mencionaron ciertas palabras. (Imagen ilustrativa Infobae)
El estudio monitoreó la frecuencia cardíaca de 60 perros de diferentes razas cuando les mencionaron ciertas palabras. (Imagen ilustrativa Infobae)

Los perros se han convertido en una parte esencial de los hogares de muchas familias y tenerlos felices es indispensable. Para lograrlo existen diferentes métodos que van desde regalarles juguetes, alimentarlos con su comida predilecta o sacarlos a pasear. Sin embargo, los dueños de mascotas han notado que sus amigos caninos reaccionan con emoción a ciertas palabras, y para saber cuales son las mejores existe un estudio.

OnBuy, sitio de ventas en línea llevó a cabo un estudio de tres meses de duración para descubrir exactamente cuáles son las palabras y frases que los perros aman escuchar.

Para empezar con la investigación, el sitio entrevistó a 4.389 dueños de mascotas de todo Reino Unido para averiguar las palabras a las que reaccionan más los perros. Tras recopilar las respuestas trabajaron con 60 perros de diferentes razas, tamaños y edades, monitoreando su frecuencia cardíaca inmediatamente después de mencionarles cada una de las frases descubiertas en la encuesta inicial.

Los investigadores tomaron en cuenta una frecuencia cardíaca en reposo de 115 latidos por minuto (LPM), por lo que cualquier aumento en el pulso era un indicativo claro de una reacción positiva.

¿Qué palabras aman los perros?

El estudio realizado por OnBuy reveló las 12 palabras que más adoran oír los perros. (Imagen ilustrativa Infobae)
El estudio realizado por OnBuy reveló las 12 palabras que más adoran oír los perros. (Imagen ilustrativa Infobae)

Luego de registrar los resultados y realizar un promedio de los latidos por minuto de los 60 canes participantes del estudio, las 12 palabras favoritas de los perros son:

  • “Salir de paseo” fue la clara ganadora provocando que la frecuencia cardíaca promedio aumente hasta 156 LPM.
  • “Cena/Comida/Comer” quedó en segundo lugar, registrando 152 LPM, una cifra no tan diferente a la de la primera posición.
  • “Premio/premios” fue el tercer lugar, quedando por debajo de la palabra anterior por muy poco, con 151 LPM.

A partir de la tercera posición las palabras que más aman oír los perros son:

  • “Ve por él”, 150 LPM
  • “Búscalo”, con 147 LPM
  • “Juguete” o “consigue tu juguete”, con 144 LPM
  • Decir “buen chico o chica” logró aumentar las pulsaciones de los canes participantes hasta 139 LPM.
  • “¿Qué es eso?”, obtuvo un registro de 135 LPM
  • Mencionarles su nombre emocionó a los perros, registrando 128 LPM.
  • “Encuéntralo”, consiguió 124 LPM.
  • Y “galleta”, que con 119 pulsaciones por minuto representó un aumento únicamente de cuatro latidos en promedio.

Nadia, dueña de Duke y Frank, una pareja de rottweilers, comentó en una de las entrevistas realizadas por OnBuy, que cada que se menciona la palabra “salir de paseo” la reacción se acerca a la que obtendrías si “Inglaterra ganara la Copa del Mundo” y que para salir, ella y su marido deben deletrear la palabra para no emocionar a los caninos.

Por otro lado Steve, dueño de una perra salchicha llamada Susie, dijo que al animal le encantan sus golosinas y que “se vuelve loca”, a tal grado que tuvo que mover el frasco de premios a diferentes lugares para que el can no descubra a dónde se dirige.

Las cinco palabras que no les gusta oír a los perros

"Pata", "ven" y "deberíamos irnos a casa" son algunas de las palabras que menos le gusta oír a los perros. (Imagen ilustrativa Infobae)
"Pata", "ven" y "deberíamos irnos a casa" son algunas de las palabras que menos le gusta oír a los perros. (Imagen ilustrativa Infobae)

Si bien muchas de las frases mencionadas a los perros participantes del estudio lograron incrementar su frecuencia cardíaca, existieron cinco en específico que aumentaron un par de latidos o los disminuyeron. Esas fueron:

  • “Pata”, que registró 117 pulsaciones
  • “Ven”, únicamente obtuvo 105, 10 latidos menos del promedio en reposo de 115 LPM
  • “Habla”, que logró una frecuencia cardíaca de 105 latidos
  • “Da la vuelta”, con 102 LPM
  • Y “deberíamos irnos a casa”, que logró reducir la frecuencia cardíaca a 100 latidos por minuto.

En las entrevistas realizadas, Linda y John, dueños de Bella, una labrador de 3 años, declararon que la perra odia tener que abandonar el parque, por lo que no les sorprende que “deberíamos irnos a casa” sea su frase menos favorita.

Mientras que Frank, dueño de un bulldog llamado Gladstone, comentó que cree que su perro llegó al punto de hartarse de hablar con él y por eso no está sorprendido de que el can haya “tenido suficiente” con la palabra “habla”.