Nació en Cuba, tiene la mayor colección de arte latinoamericano y ahora cuenta su vida: “A Fidel Castro lo traté demasiado suave”

Ella Fontanals-Cisneros narra su recorrido en el reciente “Ella soy yo”. Es una biografía novelada donde, sin embargo, describe personajes político: “La cultura es lo primero que recortan”.

Compartir
Compartir articulo
Ella Fontanals-Cisneros y su libro "Ella soy yo". (Captura de video)
Ella Fontanals-Cisneros y su libro "Ella soy yo". (Captura de video)

“Yo vengo del mundo empresarial, donde las cosas se hacen, se piensan y van adelante, en la política va de acuerdo al momento”, dirá enseguida la empresaria, coleccionista y mecenas Ella Fontanals-Cisneros. Nació en Cuba, se crió en Venezuela, es dueña de una colección de obras exquisita, dijo “no” cuando Andy Warhol le quiso hacer un retrato y ahora publica su primer libro. Una “biografía novelada”.

Ella Fontanals-Cisneros, una de las coleccionistas más importantes del mundo, aprovechó la cercanía de la inauguración la feria de arte contemporáneo española (ARCO) en Madrid para presentarlo. Se llama Ella soy yo.

“Es una novela basada en mi vida real. La mitad es ficción, la mitad es de verdad”, dijo. Se trata de un anhelo que tenía desde hace tiempo, explicó en uno de los salones de su residencia madrileña, rodeada de obras de arte. No en vano su colección está formada por más de 3.000 piezas, la más extensa de arte latinoamericano.

Ella Fontanals-Cisneros (1944) es especialista en arte y diseño contemporáneo latinoamericano, coleccionista desde los años 70 y fundadora y presidenta de la Fundación de Arte Cisneros Fontanals.

“¿Cuál es el ministerio que menos dinero tiene? El de Cultura”

Su colección incluye nombres como los de la escultora Gego, Jesús Rafael Soto, Alejandro Otero, Lygia Clark, Mira Schendel, además de piezas de la célebre performer Marina Abramovic, Los Carpinteros, el disidente chino Ai WeiWei, Carmen Herrera, el polémico argentino León Ferrari, el renovador inglés Damien Hirst, Jenny Holzer, Donald Judd, Anish Kapoor, Barbara Kruger, Ana Mendieta, entre muchos otros.

Lo escribió durante dos meses en México, con una disciplina de trabajo férrea, alejada de los museos y presentaciones de arte. Quedó satisfecha, considera el libro “un eco de su identidad” y allí , en el que relata situaciones que no vivió, “pero que existieron durante mi periodo de crecimiento”, y que son difíciles de discernir de las reales.

Contado en primera persona, en el libro utiliza un lenguaje que pretende ser fácil también para los jóvenes, a los que quiere acercar la realidad de una mujer latinoamericana en los años 60 y 70 y lo difícil que era “progresar en la vida pública y empresarial. Hoy en día la gente joven piensa que eso ha sido muy fácil”.

Ella Fontanals-Cisneros. Empresaria y coleccionista de arte. (Captura de video)
Ella Fontanals-Cisneros. Empresaria y coleccionista de arte. (Captura de video)

Reconoce que es “un poquito dura” con algunos de los personajes que aparecen en el libro. “Con Fidel Castro sufrimos mucho sus decisiones y su liderazgo y quizá lo traté demasiado suave”.

Hace doce años, la coleccionista mantuvo conversaciones con el Gobierno español para crear un museo de arte latinoamericano para el que donaría 400 obras y prestaría otras 600 (principalmente arte cubano). En 2018, firmó un preacuerdo con el exministro Íñigo Méndez de Vigo y dos años después rompió las negociaciones.

“Yo creo que la política y yo no vamos muy de acuerdo. Yo vengo del mundo empresarial, donde las cosas se hacen, se piensan y van adelante, en la política va de acuerdo al momento”, dice. Y describe como un vaivén de cambios y esperas en las que “ha habido una falta de interés. La cultura es lo primero que recortan cuando hay déficit de algo. ¿Cuál es el Ministerio que menos dinero tiene? El de Cultura”.

Con ARCO vuelve a la actualidad su actividad como mecenas y coleccionista, en una feria “de descubrimiento, bellísima donde el arte latinoamericano está muy bien representado”.

Comenta divertida que “hoy en día creo que (los latinoamericanos) hemos invadido Madrid. Yo digo que es la reconquista del conquistador”.

Lectora incesante, abrió cinco librerías en Venezuela y asegura que su próximo libro será una auténtica biografía. Cosas que contar no le faltan.

(Fuente: EFE)