“¿Qué pasa si el Estado conduce al ciudadano al borde de la ley?”: Lucía Salinas presentó el libro y el documental “Fronteras”

Este miércoles la reconocida periodista presentó su investigación sobre el contrabando, el narcotráfico, los delitos cotidianos y la superviviencia en el norte argentino. Se puede ver la película y bajar el libro gratis desde aquí.

Guardar

Nuevo

"Pensar en 'Fronteras' es abrir muchos interrogantes sobre una Argentina profunda" fue una de las primeras frases con la que Salinas inició la presentación del libro y el documental este miércoles, junto a Martín Angulo y Claudio Savoia (Fotos: Nicolás Stulberg).
"Pensar en 'Fronteras' es abrir muchos interrogantes sobre una Argentina profunda" fue una de las primeras frases con la que Salinas inició la presentación del libro y el documental este miércoles, junto a Martín Angulo y Claudio Savoia (Fotos: Nicolás Stulberg).

“Frontera. Derivado de frente (V.)de tierra que está frente a otro”. Esa es la definición del diccionario para un término que, sabremos más adelante, lejos de ser una línea real y simbólica en un territorio, es un concepto más difuso que traza historias y vidas. Saludos, abrazos y risas componían la imagen que se vio al llegar al Salón I3, en el Dique 4 de Puerto Madero para la presentación del documental y el libro Fronteras, de Lucía Salinas. El libro fue publicado por Leamos, el sello editorial de Infobae.

En la presentación también fueron parte del paisaje los grupos que charlaban sobre el último debate presidencial, que se reconfiguraban a medida que llegaban los invitados.

“¿Existen los límites? ¿Por dónde los cruzamos? ¿Para qué existen las fronteras?”, fueron las preguntas que guiaron a Salinas para emprender la investigación que la llevó a recorrer la frontera norte argentina y, también, guiaron el encuentro. La cita era a las seis y media de la tarde para escuchar las palabras de la autora junto a los periodistas Martín Angulo y Claudio Savoia. Con imágenes del documental en tres grandes pantallas en el salón y códigos QR para descargar gratuitamente el libro, Salinas recibió a los invitados como quien abre las puertas de su casa. Aquí no hay fronteras.

En esta presentación, el equipo de Infobae - Leamos se sumerge en los limites norte de nuestro país para entender sus problemas, el modo de vida de la población de estas zonas y particularmente sus fronteras.

Entre los que esperaban a que comenzara el evento estaban León Carlos Arslanian, integrante del tribunal del Juicio a las Juntas y ex ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires; Jimena de la Torre, integrante del Consejo de la Magistratura; Mariana Zuvic, diputada nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; Diego Iglesias, titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR); Marcelo Gallo Tagle, presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional; Pamela Bisserier, defensora pública; Diego Amarante, juez penal económico; Paula González, jueza penal, y el abogado Mariano Cúneo Libarona. También estuvieron Fernando Subirats, gerente de Contenidos y Programación de Radio Rivadavia, y los periodistas Elizabeth Peger, Sergio Farella y Adrián Ventura, entre tantos otros colegas.

Primero, se proyectó un fragmento del documental, que metió de llenó al público en la presentación. Salón completo y total atención. “El trabajo de Lucía es un rescate de periodismo cuando la cosa está difícil”, dijo Patricia Kolesnicov, coordinadora general de Leamos y Bajalibros, para dar la bienvenida e iniciar la presentación, y siguió: “Ella logró encontrar los diferentes pasos para lograr construir confianza para que le cuenten cosas y eso es un tremendo valor”. Y remató: “El libro es una reivindicación de ese periodismo”.

Mariana Zuvic, diputada nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Lucía Salinas
Mariana Zuvic, diputada nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Lucía Salinas

Salinas es redactora de la sección Política del diario Clarín, especializada en cobertura de noticias judiciales, y columnista del programa de TN Sólo una vuelta más. Es también autora de Quién es Lázaro Baez y co-autora de Prisioneros. Relatos de la vida carcelaria y Poderosos. Entre la justicia y la política. Y, también, es una periodista que para contar las historias de las vidas al borde ―esas que no se ven desde los principales cetnro urbanos― se embarró, entrevistó bajo la lluvia, y hasta tuvo que usar chaleco antibalas para recorrer algunas zonas.

“Me gusta pensar que Fronteras abre muchos interrogantes que transcurren en una Argentina profunda, en nuestro territorio nacional pero que nos resulta ajeno y lejano”, dijo Salinas y agregó que “algunos de esos problemas se discuten acá [en la Ciudad], muy lejos y creemos que es donde todo se decide”. En definitiva, la propuesta de Fronteras es discutir todos los márgenes, los límites y los bordes para hablar del narcotráfico, del contrabando y la supervivencia en el norte argentino.

“Amplificar las voces de todos aquellos que quisieron contarnos sus historias”, definió la periodista para referirse a todas las historias de vida que conocieron en los numerosos viajes para la realización del trabajo. “Encontramos la mejor manera de contar todo lo que pasa en ese límite, en esas vidas que son en el borde de nuestro territorio, que conviven con el contrabando, el narcotráfico y con una ausencia notoria y palpable del Estado”.

"Fronteras' abre muchos interrogantes sobre una Argentina profunda, que transcurren en nuestro territorio nacional pero que nos resulta ajenos y lejanos”, dijo Salinas
"Fronteras' abre muchos interrogantes sobre una Argentina profunda, que transcurren en nuestro territorio nacional pero que nos resulta ajenos y lejanos”, dijo Salinas

¿Qué pasó con un Estado que conduce a los ciudadanos en el borde al borde de la ley?”, reflexionó Salinas y describió a uno de los personajes que más representan lo que sucede en el norte de la Argentina: Waldemar, el pasero con el que se subieron a un bote para cruzar el río Paraná y llegar a Paraguay. En ese paseo, el hombre contó sobre su vida, “que no pregunta, solo transporta”, aunque aclara que “droga no”, y que lo hace “honestamente en la ilegalidad”, según definió. Salinas recordó la tranquilidad con la que contaba Waldemar que hacía ciertos trabajos para llevarle un plato de comida al hijo. Las fronteras también tienen contradicciones: la tranquilidad y la peligrosidad, lidiando con los límites difusos.

El público presente escuchaba con atención esas historias que Salinas quiso amplificar, esas vidas en “la tierra de nadie en la que se dictan las propias leyes”. “¡Qué miedo!”, se escuchó entre el público cuando se le consultó por algún funcionario “fuera de caja”. Salinas recordó la entrevista con el interventor de Salvador Mazza ―el intentendente fue apartado por una causa de contrabando―, que le dijo: “Sin desconocer lo legal y lo ilegal, yo no me puedo poner en lo finito”, y agregó que “tiene que preocupar que acá no entre la droga”. En estos 20 kilómetros de frontera hay 78 pasos clandestinos, aporta Salinas.

Pero la ciudad, según contó Salinas, tenía otra particularidad. En una ciudad “rara, sordida de momentos, tranquila, no tanto y sin horarios, donde descargar todo el día camiones todo tipo de mercaderías, como Salvador Mazza, hay algo que llamaó más la atención: “casas cuyo acceso principal está en el territorio argentino pero que los patios desembocan en Posito, que es la ciudad espejo del lado boliviano”. Y definió: “es una metáfora de cómo se autoperciben”.

“La primera motivación para investigar fue un expediente judicial”, detalla la autora de Fronteras. También destacó las investigaciones conjuntas con otros países, porque “el delito no distingue de fronteras y el trabajo de investigación, tampoco”. Pero esos grandes conceptos de diccionario tienen rostro: “Fuimos a buscar historias”. Durante toda la presentación Salinas subrayó la importancia de contar con un equipo sólido y agradeció el profesionalismo y, también, traspasó los límites de una presentación convencional para hacer hablar a los realizadores del documental.

El periodista Adrián Ventura
El periodista Adrián Ventura

A días de su estreno, la versión audiovisual de Fronteras recibió el Bronce del Latitude Film Awards, un certamen de cine independiente basado en Londres, Inglaterra. Dirigido por Lihueel Althabe, el trabajo condensó meses de investigación, varios viajes, edición. Fueron cientos de entrevistas, archivos, hipótesis que se demostraban e ideas que había que modificar. Otros miembros del equipo de Salinas, presentes en el evento, fueron: Lourdes Marchese, Pedro Gianello, Alejo García Sosa y Rocío Scarso.

“Me gusta el periodismo que aborda una gran problema con un ejemplo que lo pueda sintetizar”, dijo Martín Angulo y señaló la importancia de la perspectiva de lo cotidiano, del día a día, de algo que es tan lejano de las grandes ciudades. “Las fronteras son un gran problema para el Estado”, señaló el periodista para referirse al crimen organizado.

Y agregó: “El Estado en algunos casos no puede ocuparse y en otros es parte”. A su vez hizo referencia a los casos de jueces que fueron condenados por narcotráfico que, cuando debían controlar, formaban parte del problema. Los límites, una vez más, no se adaptan a una definición, a lo que deberían ser.

“¿Hay algo que se pueda hacer?”, le preguntó Angulo. “Me gustaría ser más optimista. No creo que sea problema de una gestión. Creo que es un problema sistémico. Es una deuda de la dirigencia política, que no tiene demasiado en agenda este tema”, contestó Salinas, y profundizó en la complejidad del tema cuando contó cómo los jueces y fiscales de estos lugares entienden que hay hasta tres generaciones del núcleo familiar que viven de estas actividades porque no hay otra cosa que hacer. “La respuesta debe ser multidisciplinaria”, dijo. Calles, ríos, alambrados, patios y delitos que moldean las fronteras.

Patricia Kolesnicov, Claudio Savoia, Lucía Salinas y Martín Angulo
Patricia Kolesnicov, Claudio Savoia, Lucía Salinas y Martín Angulo

“La frontera se mueve”, dijo el periodista Claudio Savoia y siguió: “Lo que narra es el movimiento de la gente sobre esa línea, sobre esa frontera”. Y fue más allá cuando dijo que “es un límite y es una línea que separa, que divide, que marca; sin embargo, en este espacio confluyen todos los problemas que tenemos: el dólar, el tipo de cambio, la política, la mezquindad y sobrevivir como se pueda”. A su vez, sentenció: “Nosotros somos extranjeros ahí” porque “el diferente no es solo el que está en otro país, sino todas las poblaciones que desde acá no reconocemos como propias”. No hay una sola frontera, son muchas y, de eso, también se hicieron eco el documental y el libro Fronteras.

Las imágenes del documental pasaban en las pantallas que hicieron de marco de la presentación, con el salón completo de invitados. Entre algunas copas de vino que sirvieron desde el inicio, se abrieron las preguntas al público. El primero en tomar la palabra fue el miembro del tribunal del Juicio a las Juntas León Carlos Arslanián, quien felicitó a Salinas y a los realizadores por “producir un documento de un valor multidimensional, porque este es un documento sociológico, donde se pueden apreciar muchas de las problemáticas de Argentina”, en el que se ve “cuáles son las derivaciones de la extrema pobreza, cuáles son las condiciones en que se vive” y cómo estas prácticas incorporan y legitiman lo que debería estan controlado.

León Carlos Arslanián, miembro del tribunal del Juicio a las Juntas y ex ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires
León Carlos Arslanián, miembro del tribunal del Juicio a las Juntas y ex ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires

El ex juez recordó sus tiempos en cargos públicos relacionados a la Seguridad, en los que se preguntaba si habría una mirada distinta, que reemplazase lo estrictamente penológico, con la necesidad de hacer un trabajo social. “Este trabajo hace eso”, señaló Arslanián. A su vez, destacó que es un gran documento criminológico y volvió a hacer hincapié en la importancia de visibilizar estos fenómenos.

“¿Qué les quedó por hacer?”, preguntó un colega de Salinas. Sobre eso, los realizadores junto a la autora dijeron que hubo lugares en donde no pudieron meterse, les recomendaron no ir a algunos lugares en ciertos horarios. “El periodista está para contar, no para arriesgarse. Eso también es un límite”, sentencia el periodista en el público.

Frontera. Derivado de frente (V.)de tierra que está frente a otro”. Volvió la definición, pero esta vez, para desarmarla, para complejizarla. El río que antes resplandecía en los edificios espejados de Puerto Madero ya había desaparecido de la vista cuando oscureció y la presentación llegaba a su fin. “Brindemos por el buen periodismo, por mirar donde hay que mirar, por el libro y el documental”, concluyó Kolesnicov alzando la copa para celebrar. Y también, para invitar a correr las fronteras, o a meternos en las fronteras de las vidas de otros.

Guardar

Nuevo