La Cámara del Crimen ya tiene fecha para revisar el procesamiento de Fernando Espinoza por abuso sexual

Fijó el 19 de junio como plazo máximo para que la defensa del intendente de La Matanza ratifique la apelación. El tribunal deberá resolver si confirma la acusación, lo que dejaría al acusado cerca del juicio oral

Guardar

Nuevo

El intendente de La Matanza Fernando Espinoza
El intendente de La Matanza Fernando Espinoza

La Cámara del Crimen fijó fecha para revisar el procesamiento por abuso sexual del intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. Será el próximo 19 de junio. Ese es el plazo máximo que la defensa tiene para presentar lo que se conoce como memorial: un escrito en el que debe mantener la apelación y eventualmente ampliar sus fundamentos. Luego los jueces de la Cámara, en este caso de la Sala VII, quedarán en condiciones de resolver el caso.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que la defensa del intendente apeló el procesamiento que el 15 de mayo le dictó la jueza de instrucción María Fabiana Galetti por dos delitos: el abuso sexual de Melody Raskaukas, que trabajaba en su secretaría privada, y por desobediencia por no cumplir la orden judicial que le prohibía acercarse a la víctima.

Esa resolución fue apelada por los abogados de Espinoza y la jueza la elevó a la Cámara del Crimen. El caso quedó a cargo de la Sala VII, integrada por los jueces Juan Cicciaro, Rodolfo Pociello Argerich y Ricardo Pinto. Los magistrados deberán resolver si confirman el procesamiento o lo revocan, como pide la defensa. Si ocurre lo primero la causa quedará en condiciones de ser elevada a un tribunal oral para hacer el juicio.

Antes de eso, la Cámara fijó la fecha del 19 de junio como plazo máximo para que las partes hagan sus presentaciones. Principalmente la defensa que debe ratificar su apelación y tiene la posibilidad de ampliar su postura. Por su parte, la Fiscalía no está obligada pero puede opinar. La victima hasta el momento no se presentó como querellante.

Una vez que se hicieron las presentaciones, la Sala quedara en condiciones de resolver. La ley le da un plazo de hasta cinco días para hacerlo después de la audiencia. Pero dependiendo de la complejidad del caso puede demorar más.

La causa se inició por la denuncia que Raskaukas hizo en persona en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación a principios de junio de 2021. Relató que por Gustavo Cilia, su entonces pareja y amigo de Espinoza, llegó a trabajar en la secretaría privada del intendente. Contó que el 10 de mayo de ese año Espinoza le dijo que iba a ir a cenar a su casa. Y que allí ocurrió el abuso.

Contó que durante la cena Espinoza le dijo que estaba contracturado y le pidió masajes. Ella le dijo que no y lo mandó a descansar, pero la respuesta fue: “No tengas miedo, dale”. De manera intimidante se desabrochó la camisa, afirma la denuncia. Le dijo que no tuviera miedo porque “las mujeres de sus amigos tenían bigote”.

“Fernando, no sé qué vas a hacer pero te pido que no, te pido que te vayas de mi casa”, le dijo la mujer. Pero Espinoza “una vez dentro de la habitación se quitó el pantalón, la camisa que previamente se había desabotonado y quedó en ropa interior”. Cuando volvió a pedirle que se fuera, “el imputado la sujetó fuertemente, indicando la víctima que no recordaba exactamente cómo pasó, pero que él logró terminar encima de ella en la cama”.

Los audios de Melody Rakauskas, denunciante de Espinoza

Y durante ese lapso, el imputado comenzó a besarle la zona de sus pechos y a tocarla por encima de la ropa mientras le decía “quedate tranquila, siempre te tuve ganas, va a estar todo bien” y le pedía que le practicara sexo oral, intentando a su vez quitarle las prendas que vestía en contra de su voluntad, lo que habría llevado a que le rompiera la camisa que ella tenía puesta, además de intentar bajarse su propia ropa interior, lo que no consiguió porque la víctima hacía fuerza para impedirlo. “Bueno lista ya está se terminó todo, me voy, ya está no te preocupes. Sos una boluda, no sabes lo que te perdés pero bueno, allá vos”, le respondió Espinoza.

La jueza Galetti citó a indagatoria a Espinoza que rechazó las acusaciones. Reconoció que estuvo en la casa pero negó el abuso sexual. La magistrado lo procesó. “El relato de la víctima asegurando haber sufrido esos tocamientos impúdicos sobre su cuerpo sin autorización, se encuentra respaldado con las conclusiones de los especialistas en la materia que la entrevistaron durante el desarrollo de la pesquisa dando cuenta de los efectos producidos en ella a partir de lo ocurrido”, sostuvo la magistrada en su procesamiento.

También tuvo en cuenta una serie de grabaciones que hizo la víctima y que aportó a la causa. Una de ellas con Cilia. La mujer le cuenta lo que ocurrió y él le dice que lo mejor es retirar la denuncia. “¿Eso considerás lo mejor? De un tipo que me abusó. Me rompió la camisa, me tiró sobre la cama, me obligaba una y otra vez a bajarme el pantalón, me forcejeó. Me besó sin mi consentimiento. Me tiró en la cama, el tipo es grandote. Es hombre, yo soy una mujer. Me largué a llorar y no podía mas”, dice la mujer.

De hecho, en ese encuentro el hombre lleva la propuesta de Espinoza de retirar la denuncia con un escrito para presentar en el juzgado. Y allí el intendente habla por teléfono con ella cuando la justicia había dictado una prohibición de acercamiento de 500 metros y de tener cualquier tipo de contacto. Por eso también fue procesado por desobediencia.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias