Las redes sociales pueden ayudar o perjudicar la búsqueda laboral: 7 claves para captar la atención de los reclutadores

Aprovechar las conexiones y el conocimientos puede ser una ventaja, pero es crucial mantener un enfoque estratégico y profesional. Un experto dio consejos para optimizar el perfil hasta crear una narrativa convincente y mantener una presencia activa y positiva en línea

Guardar

Nuevo

Desarrollar su red profesional en las redes sociales es un proceso que perfeccionará a lo largo de su carrera, no solo durante la búsqueda activa de empleo
Desarrollar su red profesional en las redes sociales es un proceso que perfeccionará a lo largo de su carrera, no solo durante la búsqueda activa de empleo

Su presencia en las redes sociales puede ser decisiva a la hora de buscar empleo. Aprovechar las conexiones e ideas de su red profesional puede darle una ventaja, pero es fundamental ser inteligente y mantener el profesionalismo. Entonces, ¿cómo puede publicar sobre su búsqueda de empleo sin parecer desesperado? ¿Cuál es la mejor manera de mostrar sus habilidades para asegurarse de que sus contactos piensen en usted para las oportunidades? Si actualmente está empleado, ¿cómo puede indicar sutilmente que está abierto a un nuevo trabajo sin generar señales de alerta en su trabajo? Y si usted es un recién graduado que acaba de entrar al mundo laboral, ¿por dónde puede empezar?

Lo que dicen los expertos

El modelo tradicional de contratación está cambiando hacia un enfoque más selectivo. “Las organizaciones ya no esperan a que los candidatos se postulen para un puesto de trabajo”, afirma Matti Laukkarinen, investigador doctoral de la Universidad de Jyväskylä en Finlandia. “En su lugar, están reclutando y buscando talentos en línea de manera proactiva, utilizando plataformas de redes sociales y análisis predictivos”. Las implicaciones para quienes buscan empleo son profundas: Su huella digital y actividades en línea pueden tener un gran efecto en lo atractivos y visibles que son para los posibles empleadores. Por eso, a la hora de buscar un nuevo puesto, es importante gestionar estratégicamente su presencia en redes sociales, según Lisa Orbé-Austin, psicóloga, coach ejecutiva y coautora de Own Your Greatness. El objetivo es “pensar como un gestor de redes sociales y crear un perfil profesional, atractivo y personalizado, que resuene entre los empleadores objetivo”. He aquí algunos consejos sobre cómo hacerlo.

1- Limpie sus redes sociales

Antes de comenzar su búsqueda de empleo, es necesario hacer una limpieza digital. “Con las herramientas de inteligencia artificial, los reclutadores pueden extraer datos de todo”, advierte Laukkarinen, lo que significa que debe tomar precauciones adicionales para garantizar que los posibles empleadores sólo vean lo que usted quiere que vean. Para protegerse de los prejuicios y la discriminación, revise sus cuentas públicas y elimine cualquier información sensible, como su relación o estado de discapacidad. Haga que sus cuentas personales en redes sociales sean privadas, y sea prudente con todo lo que publica. “Pregúntese: ‘¿Quiero que un empleador sepa esto sobre mí?’” Porque, si usa su nombre real, lo pueden descubrir. Lo que comparte en línea puede jugar tanto a su favor como en su contra, añade. “Y el mundo es un lugar pequeño”.

2- Optimice su perfil

A continuación, procure aumentar su visibilidad ante posibles empleadores optimizando su perfil en LinkedIn y otros sitios de redes. La clave es lograr un equilibrio que atraiga tanto a los reclutadores como a los algoritmos, según Laukkarinen. En otras palabras, debe destacar su experiencia y conocimientos de una manera que sea “accesible para los humanos, pero lo suficientemente sencilla como para que una máquina la interprete”. Para lograrlo, recomienda analizar las ofertas de trabajo de las empresas objetivo e incorporar palabras clave coincidentes en su perfil y descripción. Orbé-Austin señala que, a medida que avanza su carrera, el enfoque de su perfil debe adaptarse. “Cuando se es más joven, se dan más detalles sobre los trabajos y responsabilidades”, afirma. Pero, a medida que avanza, su perfil debería volverse más ágil e “incluir títulos de puestos, un resumen sólido de sus logros y palabras clave relevantes”, dice.

Ver a otros desahogarse en las redes sociales sobre las dificultades que enfrentan al buscar empleo, o los procesos de entrevistas en las empresas, pueden tentarlo a compartir públicamente sus propias frustraciones. Pero no lo haga (Imagen ilustrativa Infobae)
Ver a otros desahogarse en las redes sociales sobre las dificultades que enfrentan al buscar empleo, o los procesos de entrevistas en las empresas, pueden tentarlo a compartir públicamente sus propias frustraciones. Pero no lo haga (Imagen ilustrativa Infobae)

3- Aumente su alcance

Desarrollar su red profesional en las redes sociales es un proceso que perfeccionará a lo largo de su carrera, no solo durante la búsqueda activa de empleo. La investigación de Laukkarinen destaca la importancia tanto de la cantidad como de la calidad: un mayor número de contactos aumenta su visibilidad ante posibles empleadores al ampliar su capacidad de búsqueda a través de herramientas de búsqueda y recomendación, mientras que las conexiones interpersonales sólidas tienen más probabilidades de respaldarlo cuando surjan oportunidades.

Orbé-Austin aconseja a los recién llegados al mercado laboral que utilicen las capacidades del networking de LinkedIn durante la búsqueda de empleo. “En LinkedIn puede ponerse en contacto con cualquier persona con la que tenga una relación remota”, dice. Es una plataforma para conectar con personas como, por ejemplo, los padres de sus amigos (un concepto que podría ser inimaginable en Instagram o TikTok), que probablemente estén bien conectadas y puedan proporcionar información y clientes potenciales.

4- Cree una narrativa convincente

Anunciar su búsqueda de empleo en las redes sociales es una forma popular y eficaz de involucrar a su red para ayudarlo a encontrar nuevas oportunidades. Orbé-Austin recomienda personalizar su mensaje según la etapa de su carrera para lograr el máximo impacto. “Desarrolle una mentalidad innovadora”, dice, y considere dos preguntas esenciales: “¿A qué público quiero llegar?” y “¿Qué mensaje quiero transmitir?”.

5- Sea social

Un único post sobre su búsqueda de empleo es un buen comienzo, pero el objetivo de las redes sociales es ser social. Publicar con regularidad, al menos una vez a la semana, mantendrá a su red informada y comprometida con su búsqueda de empleo, dice Orbé-Austin. Sus publicaciones deben crear interés y generar conversación. “Cuanta más participación tenga una publicación, mejor será su alcance”. Haga preguntas sobre su campo e industria, y fomente el diálogo. Comparta actualizaciones sobre sus actividades, logros y perspectivas sobre temas relevantes. Tal vez haya participado en un panel o esté tomando una clase en línea. “La gente quiere ver cosas que sean personales y que ofrezcan una ventana al mundo”, afirma. “Y su red disfrutará celebrar sus triunfos”. Asegúrese también de interactuar con el contenido de los demás. Recuerde que “está intentando construir una comunidad”.

“Cuando se es más joven, se dan más detalles sobre los trabajos y responsabilidades”, afirma (Imagen Ilustrativa Infobae)
“Cuando se es más joven, se dan más detalles sobre los trabajos y responsabilidades”, afirma (Imagen Ilustrativa Infobae)

6- Tenga en cuenta su tono

Ver a otros desahogarse en las redes sociales sobre las dificultades que enfrentan al buscar empleo, o los procesos de entrevistas en las empresas, pueden tentarlo a compartir públicamente sus propias frustraciones. Pero no lo haga. Debe tener en cuenta su tono y cómo pueden percibir sus publicaciones los posibles empleadores, dice Orbé-Austin. “Está bien ser honesto y hablar de cosas difíciles, pero enmárquelo en torno a lo que está aprendiendo y en cómo está creciendo”, dice. Esfuércese por mostrarse optimista y positivo, y muestre su resiliencia para superar obstáculos. Nada de diatribas o desvaríos. “Si uno sale disparado, puede haber graves consecuencias a largo plazo”, dice. Laukkarinen está de acuerdo y señala que las investigaciones sugieren que los reclutadores responden desfavorablemente a contenidos potencialmente perjudiciales. “Cuando los responsables de selección examinan a los candidatos a través de las redes sociales, incluso las pequeñas señales de alerta pueden tener grandes consecuencias”, afirma.

7- Mantenga su presencia en las redes sociales

Según Orbé-Austin, muchas personas descuidan su presencia en las redes sociales después de conseguir un empleo. Sin embargo, mantenerse activo en plataformas como LinkedIn puede mostrar su crecimiento profesional y mantener el interés de su red. Compartir actualizaciones y logros laborales, como nuevos proyectos, iniciativas o ascensos, no solo demuestra su valor para la organización, sino que también puede captar la atención de posibles gerentes de contratación.

Una ventaja adicional: Está compartiendo información sobre su empresa, algo que su empleador aprecia. “Puede parecer que simplemente está publicando sobre su trabajo diario, pero es interesante para los reclutadores, y crea un registro de sus logros”. Esto le será útil cuando se encuentre buscando su próximo nuevo trabajo.

*Rebecca Knight ©Harvard Business Review

Guardar

Nuevo