Griselda Siciliani Foto: Santiago Albanell/ GENTE
Griselda Siciliani Foto: Santiago Albanell/ GENTE

Un comentario de Griselda Siciliani en abril de 2017 en el programa Intrusos desató una avalancha mediática en la que ella, a pesar de haber dado el puntapié inicial decidió no participar. "Si Adrián no llama a Fabián Mazzei será porque no le debe servir para un proyecto", fueron las palabras que despertaron la reacción de Araceli González y del actor. Por primera vez Griselda habló con GENTE de todo lo que pasó a raíz de su comentario.

–Tu frase desató un tsunami de idas y vueltas.

–No, no… Desató un tsunami de "vueltas y vueltas" porque yo jamás volví a hablar del tema. Me hago cargo del "picor" de mi comentario. Sólo fue una frase que, sí, pudo haber sonado irónica, pero no tenía juicio de valor personal. Yo no sé hacer escándalo y tampoco podría disfrutarlo.

“Me hago cargo del “picor” de mi comentario”

–Hasta tu separación, Araceli González y vos se mantuvieron políticamente correctas. Pero ese episodio parece haber detonado algunas cuestiones latentes.

–No tenía idea del odio contra mí. Realmente me sorprendió. Por momentos me reí; en otros me asusté de tanta cosa exacerbada. Tal vez por eso, durante seis meses seguí el tema como espectadora, diciendo: "¡Qué suerte que no tengo nada que ver con ese mundo, que todo eso ya no me pertenece!". Tengo mi casa, mi familia, mi hija, mis amigos. Todo aquello sólo fue algo bizarro que me tocó vivir, el "estar en boca de".

–¿Temiste que afectara la relación de Margarita con su hermano (Tomás Kirzner)?

–Para nada. Eso es trabajo de Adrián, y lo hace muy bien. Ayer estuvieron juntos. Toto fue al colegio de Margui para ver su muestra de arte. El amor trasciende la pavada. Porque para mí, hablar en televisión de todo eso es una gran pavada. Es simple: mientras haya quien aporte material, habrá más programas y más páginas de revistas.

Por Sebastián Soldano

LEA MÁS: