Si hubiera que hacer una lista sobre los torneos de esports más importantes de todo el mundo, sin dudas en el podio estarían los Majors de Counter Strike: Global Offensive. Son el equivalente a un Mundial en el League of Legends o a la Champions League en el fútbol. Reúne a las mejores escuadras de todo el planeta, cuenta con apoyo de Valve, la compañía creadora del shooter, y además reparte millones de dólares en premios. Ahora el Major es noticia porque cambió radicalmente la forma de clasificación, por lo que todos los equipos deberán atravesar un sistema de eliminatorias para jugarlo, incluso aquellos que ya estaban clasificados.

Los Majors se componen de tres etapas: Legends, Challengers y Contenders, más los certámenes clasificatorios (Minors). Usualmente hay dos torneos al año, pero debido a la pandemia del Covid-19, durante el 2020 solo se celebrará uno: el ESL One Rio. Iba a jugarse en mayo, pero se retrasó a noviembre (del 18 al 22). Para compensar duplicó su bolsa de premios: de uno a dos millones de dólares.

Había 14 equipos clasificados: Astralis, Virtus.pro, 100 Thieves, Evil Geniuses, ENCE, Team Vitality, Natus Vincere, Team Liquid, mousesports, G2 Esports, c0ntact gaming, MIBR, FaZe Clan y North. Además quedaban diez slots disponibles. Ahora todos deberán atravesar un nuevo proceso para poder disputarlo.

Valve decidió rediseñar el sistema, y ahora la clasificatoria será online: el ESL One Road to Rio. Se trata de varias competencias que sumarán puntos en el Ranking Regional Major (RMR). Los equipos que más unidades obtengan conseguirán su pase al Major en alguna de las tres etapas, dependiendo de la cantidad lograda.

En el clasificatorio participaran 56 equipos, de seis regiones distintas de todo el mundo: Europa, Norteamérica, Comunidad de Estados Independientes, Oceanía, Asia y Sudamérica. Ya están dentro todas las escuadras que tenían su lugar asegurado en el Major y también en el Minor.

Serán 16 equipos de Europa, de los cuales tres irán al Legends, cuatro al Challengers y dos a Contenders. De los 12 de Comunidad de Estados Independientes dos clasificarán al Legends y tres a Challenger. Por parte de Norteamérica tres llegarán a Legends y tres a Challenger. En Asia serán ocho escuadras, y en Oceanía y Sudamérica cuatro, pero solo una irá a Contenders.

Esto abre una nueva posibilidad de clasificación para el equipo argentino Isurus, que podría ser uno de los invitados a participar por Sudamérica. El Tiburón estuvo a un paso de llegar al Minor, pero cayó en la última serie ante Boom de Brasil. Otro de los que tendrá la posibilidad será la escuadra brasileña Sharks, con el argentino Luca “Luken” Nadotti.

En cambio, la organización MIBR, que cuenta entre sus filas con el argentino Ignacio “Meyer” Meyern, ya estaba clasificada al Major, y ahora deberá volver a ganarse un lugar. Hasta el momento ningún argentino en la historia logró disputarlo.

Entre el 22 de abril y el 17 de mayo, todas las regiones jugarán una fase de grupos de todos contra todos, seguida de playoffs y culminando en una Gran Final. Las series serán las mejores de tres juegos.

Las clasificatorias de Europa, Norteamérica, Sudamérica y Asia se jugarán el 22 de abril. Las de Oceanía serán un día después, y las la Comundiad de Estados Independientes el 30 de abril.

Todos los clasificatorios se disputarán en línea, pero el Major aún tiene sede. El escenario será el Jeunesse Arena. Es un microestadio inaugurado en 2007 con capacidad para 14.000 espectadores. Recibió diferentes eventos de gran calibre, y no es la primera vez que albergará un certamen internacional de esports, ya que en 2017 se disputaron la fases finales del Mid-Season Invitational de League of Legends, el segundo certamen más importante a nivel mundial del juego de Riot.