Las autoridades sanitarias de Estados Unidos emitieron una alerta por el aumento en los casos de dengue

La Organización Mundial de la Salud declaró una emergencia en diciembre pasado debido al aumento de reportes globales de el virus. En marzo, Puerto Rico también declaró una emergencia de salud pública

Guardar

Nuevo

Las autoridades de salud de Estados Unidos emitieron una alerta sobre casos de dengue (Europa Press)
Las autoridades de salud de Estados Unidos emitieron una alerta sobre casos de dengue (Europa Press)

Las autoridades de salud de los Estados Unidos emitieron una alerta sanitaria este martes 25 de junio, recomendando a los médicos estar atentos a los casos de dengue, dado el importante incremento de esta enfermedad en todo el mundo. El virus del dengue, transmitido por mosquitos, alcanzó cifras récord este año, impulsado por factores como el cambio climático.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una emergencia en diciembre pasado debido al aumento global de casos de dengue. En marzo, Puerto Rico también declaró una emergencia de salud pública. En un período de seis meses, los países de las Américas ya han superado los récords anuales de dengue, según reportó la agencia AP.

Aunque el dengue es menos común en el territorio continental de los Estados Unidos, este año se han reportado tres veces más casos que en el mismo período del año pasado. La mayoría de las infecciones en EEUU provienen de viajeros retornantes del extranjero, sin evidencia de un brote local significativo, aunque las autoridades advierten que los mosquitos locales podrían representar una amenaza.

El virus, transmitido por mosquitos, ha alcanzado cifras récord este año debido a factores como el cambio climático (EFE/Edward McCellan)
El virus, transmitido por mosquitos, ha alcanzado cifras récord este año debido a factores como el cambio climático (EFE/Edward McCellan)

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) emitió esta alerta indicando a los médicos que conozcan los síntomas del dengue, consulten sobre los recientes viajes de los pacientes y consideren ordenar pruebas de dengue cuando sea apropiado.

El dengue ha tenido un impacto significativo en varias regiones del mundo. El año pasado, más de 6,6 millones de infecciones se reportaron en aproximadamente 80 países. En los primeros cuatro meses de este año, se han registrado 7,9 millones de casos y 4.000 muertes, de acuerdo con la OMS.

La situación ha sido especialmente intensa en las Américas, con focos destacables en Brasil y Perú. En Estados Unidos, los números han sido más modestos, con aproximadamente 3.000 casos reportados el año pasado en estados y territorios estadounidenses, siendo el peor año de la última década y destacando un incremento en las infecciones locales.

Hasta ahora este año, ha habido casi 1.500 casos adquiridos localmente en los Estados Unidos, la gran mayoría de estos se han producido en Puerto Rico. En el territorio continental de Estados Unidos, la mayoría de los casos continúan siendo de personas infectadas durante viajes internacionales.

Puerto Rico declaró emergencia de salud pública en marzo debido al dengue (EFE/ Andre Borges)
Puerto Rico declaró emergencia de salud pública en marzo debido al dengue (EFE/ Andre Borges)

¿Qué es el dengue?

El dengue es causado por un virus que se propaga a través de un tipo de mosquito de clima cálido, cuyo alcance geográfico se ha expandido debido al cambio climático.

Muchas personas infectadas por el virus no presentan síntomas, pero algunas experimentan dolor de cabeza, fiebre y síntomas similares a la gripe. Los casos graves pueden provocar sangrado severo, shock y muerte. Las infecciones repetidas con diferentes tipos del virus del dengue pueden ser especialmente peligrosas.

Existen cuatro tipos del virus del dengue, denominados simplemente 1, 2, 3 y 4. Al infectarse por primera vez, el cuerpo produce anticuerpos contra ese tipo específico, los cuales perduran de por vida. Sin embargo, si una persona se infecta con otro tipo de dengue, los anticuerpos del primer tipo no solo fallan en neutralizar el segundo tipo, sino que también pueden facilitar la entrada y replicación del virus en las células inmunitarias.

Este es uno de los principales motivos de preocupación en Puerto Rico, donde en los últimos 20 años ha prevalecido el tipo 1 del virus. El mes pasado, la isla registró su primera muerte por dengue del año, publicó la agencia Reuters.

Según AP, la doctora Gabriela Paz-Bailey, jefa de la rama de dengue del CDC en Puerto Rico, advirtió que “estamos viendo un aumento en los casos debido al dengue 2 y dengue 3, para los cuales la población tiene muy poca inmunidad”.

El CDC advierte que los mosquitos locales podrían representar una amenaza en Estados Unidos (EFE/ Andre Borges)
El CDC advierte que los mosquitos locales podrían representar una amenaza en Estados Unidos (EFE/ Andre Borges)

¿Existe algún tratamiento?

Actualmente, no existen medicamentos ampliamente disponibles para tratar infecciones por dengue y las vacunas han presentado desafíos. En 2021, las autoridades de salud de Estados Unidos recomendaron una vacuna desarrollada por Sanofi Pasteur.

Esta vacuna de tres dosis está diseñada para proteger contra los cuatro tipos de dengue y se recomienda solo para niños de 9 a 16 años que hayan tenido una infección previa confirmada por laboratorio y que vivan en zonas donde el dengue es común, como Puerto Rico.

Sin embargo, estas restricciones, junto con otros inconvenientes, han limitado su uso. Hasta finales del mes pasado, solo alrededor de 140 niños en Puerto Rico habían sido vacunados desde que el fármaco estuvo disponible en 2022, y Sanofi Pasteur informó al CDC que dejará de fabricar la vacuna.

Por otro lado, una vacuna diferente desarrollada por la empresa farmacéutica Tokyo-based Takeda aún no tiene licenciada en Estados Unidos, y otras están en desarrollo. Aun así, el dengue sigue siendo una preocupación creciente.

El experto en enfermedades pediátricas tropicales de la Universidad de Filipinas Manila, Dr. Lulu Bravo, quien colaboró con Takeda en su vacuna, afirmó que esta enfermedad es “una pesadilla para los viajeros y una preocupación internacional creciente. Cuando hay un brote en un país, los turistas pueden no querer visitarlo”, aseguró la AP.

Guardar

Nuevo