La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo sin cambios la tasa de interés de referencia

Los directivos del Banco Central estadounidense aseguraron que la inflación cedió pero se mantiene elevada, por lo que el índice se mantendrá entre 5,25% y 5,50%

Guardar

Nuevo

ARCHIVO - Una pantalla muestra una conferencia de prensa del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York  (AP Foto/Seth Wenig, Archivo)
ARCHIVO - Una pantalla muestra una conferencia de prensa del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York (AP Foto/Seth Wenig, Archivo)

La Reserva Federal mantuvo estables las tasas de interés el miércoles y aplazó el inicio de los recortes hasta probablemente diciembre, con una previsión de una única baja del costo del crédito de un cuarto de punto porcentual este año, en un contexto de un aumento de lo que las autoridades del organismo creen que se necesitará para mantener la inflación bajo control.

La baja de las perspectivas de recortes de tasas de la Reserva Federal, frente a las tres reducciones de un cuarto de punto porcentual previstas en marzo, se dan a pesar de que el banco central reconoció en su nuevo comunicado de política monetaria un “modesto avance adicional” hacia su objetivo de inflación del 2%, un progreso respecto del texto del 1 de mayo.

Las previsiones coinciden con un aumento al 2,8% de la tasa de interés estimada de largo plazo, o “neutral”, desde el 2,6%, lo que indica que los responsables de política monetaria han llegado a la conclusión de que la economía necesita más contención para terminar la batalla contra la subida de precios.

Los últimos avances han sido lentos, y los funcionarios de la Fed prevén ahora una tasa de inflación ligeramente superior a fines de año, del 2,6%, frente al 2,4% previsto en marzo.

Aunque ahora se considera que los recortes de tasas empezarán probablemente más tarde y a un ritmo más lento este año de lo que habían previsto los inversores, se considera que el tipo de interés oficial de la Fed caerá rápidamente el año que viene, con reducciones de un punto porcentual completo tanto en 2025 como en 2026.

El comunicado y el nuevo Resumen de Proyecciones Económicas muestran a un banco central debatiéndose sobre cómo responder a unos datos que muchos interpretan que apuntan a una inflación más débil -de hecho, los precios al consumidor no subieron en absoluto en mayo en términos mensuales, según datos publicados el miércoles-, pero también a un crecimiento y una creación de empleo sólidos.

Tasa neutra más alta

Según las nuevas previsiones, la economía seguirá creciendo este año un 2,1%, ligeramente por encima de la tendencia, a pesar de la atonía del primer trimestre y de que la tasa de desempleo se mantendrá en el 4% a lo largo del 2024.

“Los indicadores recientes sugieren que la actividad económica ha seguido creciendo a un ritmo sólido. Los aumentos del empleo se han mantenido fuertes, y la tasa de desempleo se ha mantenido baja”, dijo la Fed en su comunicado.

Tras los escasos avances en materia de inflación durante los primeros meses del año, el resultado fue un “gráfico de puntos” de las previsiones de tasas de interés que implicaba un cambio casi generalizado al alza de las tasas consideradas necesarias para terminar la batalla contra la inflación.

La Fed subió agresivamente el costo del crédito en 2022 y 2023 en respuesta a un repunte de la inflación que alcanzó un máximo de 40 años hace unos dos años.

(Reuters)

Guardar

Nuevo