La inflación interanual de Estados Unidos fue del 3,4% en abril, la primera caída en tres meses

La primera bajada de los precios fue de todas maneras muy leve, apenas una décima. El dato confirma la advertencia del presidente de la Fed, que no ve señales claras de un descenso sostenido en los costos

Guardar

Nuevo

Un cartel anuncia los descuentos disponibles en una tienda de ropa en un centro comercial en Lone Tree, Colorado.  (AP Foto/David Zalubowski)
Un cartel anuncia los descuentos disponibles en una tienda de ropa en un centro comercial en Lone Tree, Colorado. (AP Foto/David Zalubowski)

Estados Unidos informó este miércoles de que su tasa de inflación cayó una décima en abril, hasta el 3,4 %, tras dos meses de subidas consecutivas, un dato que da cierto respiro a la Reserva Federal y sus planes de bajar los tipos de interés en algún momento de este año.

Los precios subieron un 0,3% de marzo a abril, según informó el miércoles el Departamento de Trabajo, una cifra ligeramente inferior al 0,4% del mes anterior. En términos interanuales, la inflación bajó del 3,5% al 3,4%.

Y la medida de la inflación subyacente, que excluye los costes volátiles de los alimentos y la energía, cayó al nivel más bajo en tres años.

La inflación había sido inesperadamente alta en los tres primeros meses de este año, tras haber descendido de forma constante en la segunda mitad de 2023. Las elevadas lecturas habían atenuado las esperanzas de que el peor pico de inflación en cuatro décadas se estuviera controlando rápidamente.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, respondió abandonando sus sugerencias anteriores de que era probable que se produjeran recortes de los tipos de interés este año. En su lugar, subrayó que los responsables políticos de la Fed necesitan ”una mayor confianza” en que la inflación está cayendo a su nivel objetivo del 2% antes de que reduzcan los tipos de interés desde niveles elevados.

El presidente de la FED Jerome Powell (Graeme Jennings/REUTERS/archivo)
El presidente de la FED Jerome Powell (Graeme Jennings/REUTERS/archivo)

El informe del miércoles sobre la moderación de los aumentos de precios puede proporcionar una dosis de tranquilidad de que la inflación podría estar reanudando su desaceleración hacia el objetivo de la Reserva Federal.

Los precios de los comestibles bajaron en abril, dando un respiro a los compradores. Los precios de los huevos, que se han mostrado volátiles tras el brote de gripe aviar, cayeron un 7,3%. También bajaron los precios de los coches nuevos y usados. Por el contrario, los precios de la gasolina y la ropa subieron.

Si se excluyen los volátiles costes de los alimentos y la energía, los precios subyacentes aumentaron un 0,3% de marzo a abril, tras tres meses consecutivos de subidas del 0,4%. En comparación con el año anterior, los precios subyacentes aumentaron un 3,6% en abril, frente al 3,8% de marzo. La Reserva Federal sigue de cerca los precios subyacentes, que tienden a ofrecer una mejor lectura de hacia dónde se dirige la inflación.

Los precios de los alquileres de apartamentos se mantuvieron obstinadamente altos, subiendo un 0,4% de marzo a abril. Los alquileres medios de apartamentos son un 5,4% más altos que un año antes. Los alquileres y otros costes de la vivienda representaron dos tercios del aumento interanual de los precios subyacentes.

La vivienda aumentó en abril (el 0,4 % mensual) y acumula un alza interanual del 5,5 % (AP/Nam Y. Huh)
La vivienda aumentó en abril (el 0,4 % mensual) y acumula un alza interanual del 5,5 % (AP/Nam Y. Huh)

Que la inflación continúe su descenso podría tener un efecto significativo en la carrera presidencial. Los críticos republicanos de Biden han intentado culpar al presidente de los altos precios y utilizarlos para intentar hacer descarrilar su candidatura a la reelección. Aunque la contratación sigue siendo sólida y el crecimiento salarial, por término medio, saludable, los precios se mantienen en general muy por encima de sus niveles anteriores a la pandemia.

El martes, Powell reiteró que sigue esperando que la inflación alcance finalmente el objetivo del 2% fijado por el banco central. Sin embargo, en su intervención durante una mesa redonda en Ámsterdam, Powell reconoció que su confianza en esa previsión se ha debilitado tras tres meses consecutivos de elevadas lecturas de precios. La inflación ha caído bruscamente desde el 9,1% del verano de 2022, pero es más alta ahora que en junio de 2023, cuando tocó por primera vez el 3%.

Los responsables de la política monetaria de la Reserva Federal han elevado su principal tipo de interés al 5,3%, su nivel más alto en 23 años, en un esfuerzo por sofocar la subida de los precios. Powell subrayó el martes que la Fed mantendrá su tasa en ese nivel durante el tiempo que sea necesario para vencer por completo a la inflación, una señal de que los recortes de tipos no comenzarán tan pronto como muchos esperaban.

(Con información de EFE y AP)