La verdad sobre el consumo de leche de soja y el crecimiento de pechos en los hombres

Los especialistas en nutrición desacreditan los mitos urbanos sobre la bebida y enfatizaron sus beneficios para la salud de todos por igual

Compartir
Compartir articulo
Veteranos en ciencias nutricionales despejan dudas sobre el impacto de la soya en los niveles hormonales de los hombres, respaldados por estudios recientes. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Veteranos en ciencias nutricionales despejan dudas sobre el impacto de la soya en los niveles hormonales de los hombres, respaldados por estudios recientes. (Imagen Ilustrativa Infobae)

En los últimos años, la leche de soja ha ganado popularidad como alternativa a la leche de vaca, especialmente entre aquellos que buscan opciones vegetales por razones de salud, éticas o ambientales. Sin embargo, con esta creciente popularidad han surgido mitos y especulaciones, especialmente en redes sociales, sobre los efectos del consumo de esta opción en los hombres, específicamente si puede causar un aumento en el tamaño de los pechos, conocido médicamente como ginecomastia.

Según el doctor Donald Hensrud, profesor asociado de nutrición y medicina preventiva en la Mayo Clinic College of Medicine, “es altamente improbable que el consumo de leche de soya promueva el crecimiento de los pechos en los hombres”. Esta afirmación a The Washington Post desmiente los rumores y ofrece un respaldo científico sólido frente a las preocupaciones infundadas que circulan en línea.

La preocupación sobre los efectos de esta bebida en los hombres probablemente surgió debido a que la soya, al igual que otras legumbres, contiene isoflavonas. Estas sustancias son fitoestrógenos, compuestos de estrógeno estructuralmente similares al estrógeno humano.

Sin embargo, como aclaró Hensrud, estos tienen propiedades biológicas diferentes a las del estrógeno humano y no promueven efectos nocivos del estrógeno en el cuerpo. “De hecho, pueden ser protectores”, sostuvo.

En ese sentido, el doctor David Jenkins, profesor en los departamentos de ciencias nutricionales y medicina en la Universidad de Toronto, reafirmó este punto de vista indicando que no ha visto ningún dato que lo lleve a creer que el consumo de leche de soya o productos derivados promueva algún efecto en hombres. Asimismo, Jenkins recomendó el consumo de soya a sus pacientes, de ambos sexos, asegurando que no tiene efectos nocivos.

Además de destacar que los estudios en general no respaldan la noción de que tomar esta bebida causa el crecimiento de los pechos en hombres, también los especialistas consultados por The Washington Post aprovecharon para derribar los mitos que señalaban que podía aumentar el riesgo de cáncer de mama en mujeres.

Si bien al menos dos estudios tempranos describieron un único caso de consumo de soya vinculado a efectos femeninos en hombres, incluido el aumento del tamaño de los pechos, disfunción eréctil y disminución de la libido, estos sujetos consumieron cantidades inusualmente altas de soya. Según Hensrud, estas son cantidades muy grandes y no representativas de la evidencia general sobre fitoestrógenos de soya.

La desinformación ha creado un estigma en torno al consumo masculino de leche de soya; expertos aclaran el panorama basados en la evidencia científica actual.(Imagen Ilustrativa Infobae)
La desinformación ha creado un estigma en torno al consumo masculino de leche de soya; expertos aclaran el panorama basados en la evidencia científica actual.(Imagen Ilustrativa Infobae)

Más allá de estos mitos, la leche de soya pueden ofrecer numerosos beneficios para la salud, incluyendo la reducción del riesgo de cáncer de mama y próstata, beneficios cardiovasculares al reducir la presión arterial, la inflamación y el colesterol LDL.

Esto se debe que la bebida posee vitaminas B, fibra, potasio, magnesio y, a diferencia de algunas proteínas vegetales, contiene los nueve aminoácidos esenciales, lo que la convierte en una proteína completa.

En resumen, el consumir de leche de soya es seguro para los hombres y no debe causar preocupación sobre algún cambio físico. Los beneficios para la salud asociados con su consumo, tanto para hombres como para mujeres, la convierten en una adición valiosa a una dieta equilibrada y saludable.