Cómo saber si las gafas para el eclipse solar son seguras: guía de verificación

Estos dispositivos deben estar certificados bajo la norma ISO 12312-2, la cual garantiza su eficacia contra la radiación ultravioleta, infrarroja y la intensa luz visible que se emite durante el eclipse

Guardar

Nuevo

La Sociedad Americana de Astronomía insiste en la importancia de gafas con certificación ISO para observar el eclipse. (REUTERS/Vannessa Jimenez)
La Sociedad Americana de Astronomía insiste en la importancia de gafas con certificación ISO para observar el eclipse. (REUTERS/Vannessa Jimenez)

El eclipse solar total del lunes 8 de abril es un evento astronómico de gran interés. Para su observación segura, expertos recalcan la importancia de utilizar gafas especiales diseñadas para proteger los ojos de posibles lesiones durante la observación del fenómeno.

De acuerdo con la Sociedad Americana de Astronomía, para considerarse seguros, estos dispositivos de observación deben cumplir con la norma ISO 12312-2. Dicha certificación garantiza que los materiales utilizados brindan una protección adecuada contra la radiación ultravioleta e infrarroja, así como la luz visible intensa emitida durante un eclipse. Es esencial verificar la presencia de la marca de certificación en los visores, ya que esto asegura que han pasado por rigurosas pruebas de seguridad.

Sin embargo, la presencia del marcado ISO 12312-2 por sí sola no garantiza la autenticidad de las gafas. Es posible que algunos vendedores inescrupulosos etiqueten sus productos con este estándar sin cumplirlo realmente. La Asociación Astronómica Americana aconseja adquirir las gafas a través de fuentes confiables, preferentemente fabricantes basados en Estados Unidos, para evitar caer en la trampa de los productos falsificados.

Se desaconseja también, la compra a través de mercados en línea como Amazon o Temu, especialmente si los precios parecen demasiado baratos. La Organización Internacional de Normalización (ISO) prohíbe explícitamente el uso de su logo en productos o embalajes; sin embargo, esta normativa es a menudo ignorada y no hay un mecanismo efectivo para su aplicación.

La presencia del marcado ISO 12312-2 no garantiza automáticamente la seguridad de las gafas para eclipse solar. (Sociedad Astronómica Americana)
La presencia del marcado ISO 12312-2 no garantiza automáticamente la seguridad de las gafas para eclipse solar. (Sociedad Astronómica Americana)

La Sociedad Americana de Astronomía aconseja adquirir estos dispositivos a través de vendedores autorizados y reconocidos. Entre las marcas de confianza, están la American Paper Optics, Rainbow Symphony, Thousand Oaks Optical y TSE 17, quienes tienen un historial comprobado en la producción de materiales seguros y confiables para la observación solar.

Cómo saber si son las gafas indicadas

Es esencial que los consumidores sepan identificar gafas para eclipse seguras. Un filtro solar adecuado solo permitirá ver el sol o fuentes de luz de intensidad comparable.

La NASA ha propuesto una serie de recomendaciones para verificar la autenticidad de las gafas de eclipse, entre ellas, observar una luz brillante a través de ellas. Si la luz parece extremadamente tenue o no aparece en absoluto, y solo es posible ver el filamento de la bombilla sin su resplandor, esto indica que las gafas son legítimas y aptas para su uso.

“Si a través de las gafas se pueden observar objetos de iluminación común del hogar, esto indica que el producto no es seguro”, explica la agencia espacial. Además, la experiencia de observación debe ser confortable, con el sol apareciendo con un brillo tolerable y en foco. Estas características confirman que el filtro no solo reduce la luz visible sino que también bloquea la radiación UV e IR perjudicial.

Las gafas de sol comunes no ofrecen protección adecuada para observar el eclipse solar. (REUTERS/Ueslei Marcelino)
Las gafas de sol comunes no ofrecen protección adecuada para observar el eclipse solar. (REUTERS/Ueslei Marcelino)

Aunque las advertencias de algunos productos sobre no usar las gafas para eclipse más de tres minutos seguidos o desecharlas después de tres años pueden generar confusión, estas no aplican a los visores que cumplen con la norma ISO 12312-2:2015. Los usuarios pueden confiar en la reutilización segura de estos productos siempre que no presenten daños físicos, como rasgaduras, rayaduras o perforaciones.

Qué evitar

Entre los objetos desaconsejados por la Sociedad Americana de Astronomía, se encuentran las gafas de sol ordinarias, filtros de densidad neutra o polarizados, el vidrio ahumado, la película fotográfica o de rayos X, las “mantas espaciales”, las bolsas de patatas fritas, los DVD y otros materiales que, aunque parecen atenuar el brillo del sol, no proporcionan protección segura a lo largo de todo el espectro electromagnético que afecta a nuestros ojos, según expertos en la materia.

La radiación solar infrarroja, que puede dañar seriamente la retina de manera silenciosa debido a la ausencia de receptores de dolor en esta parte del ojo, se convierte en una amenaza invisible durante la observación directa del sol. Los daños, que incluyen puntos ciegos o problemas de visión, usualmente se manifiestan después del evento, cuando ya es demasiado tarde para tomar medidas preventivas.

La NASA, por su parte, advierte sobre el uso de gafas que tengan más de tres años de antigüedad, o que presenten rayones o perforaciones, ya que estos daños pueden mermar significativamente la protección que ofrecen. Así que las gafas utilizadas durante el eclipse de 2017 posiblemente no sean seguras para el evento de 2024.

Ante la venta de gafas de eclipse no certificadas, autoridades instan a comprar a través de proveedores confiables para evitar riesgos en la salud visual durante el espectáculo celeste. (REUTERS/Henry Romero)
Ante la venta de gafas de eclipse no certificadas, autoridades instan a comprar a través de proveedores confiables para evitar riesgos en la salud visual durante el espectáculo celeste. (REUTERS/Henry Romero)

Los colores influyen

Según expertos consultados por Telemundo, para aprovechar al máximo esta experiencia, es esencial considerar el impacto que ciertos colores pueden tener en la percepción visual durante el evento. Los tonos rojo y verde son particularmente efectivos para mejorar la visualización del eclipse solar.

Este efecto se debe en gran medida al fenómeno conocido como efecto Purkinje, que altera la percepción del color bajo niveles de luz reducidos. Durante un eclipse, cuando la luz del sol se ve oscurecida, las células cónicas en los ojos humanos, responsables de la percepción del color, reciben menos estimulación. Como resultado, los colores tienden a parecer menos vibrantes, inclinándose más hacia los tonos grises.

“Esto no es sólo una cuestión de eclipse”, explicó un portavoz de Solar Eyeglasses. “Es similar a cómo observamos las flores del jardín por la noche”. Los rojos se vuelven más oscuros, casi negros, mientras que los azules y verdes se vuelven más brillantes. Este efecto Purkinje durante el próximo eclipse hará que toda la experiencia pase de simplemente ver el cielo oscurecerse a una experiencia real.

Guardar

Nuevo