La Corte Suprema de Estados Unidos intervendrá en la investigación sobre la inmunidad penal de Donald Trump

La máxima instancia judicial estadounidense acordó escuchar los argumentos orales del ex mandatario para decidir si puede ser juzgado por injerencia electoral en las presidenciales de 2020

Compartir
Compartir articulo
El ex mandatario estadounidense Donald Trump (AP/Alex Brandon)
El ex mandatario estadounidense Donald Trump (AP/Alex Brandon)

La Corte Suprema de Estados Unidos aceptó este miércoles examinar el tema de la inmunidad penal invocada por el ex presidente Donald Trump y lo hará a finales de abril, pocos meses antes de las presidenciales de noviembre.

El 6 de febrero un tribunal federal de apelaciones desestimó esta inmunidad, reabriendo el camino para que se juzgue a Trump en Washington por su presunto intento de alterar los resultados de las elecciones de 2020 instigando el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021.

La cuestión de la inmunidad presidencial se ha convertido en un escollo en los diferentes casos que el Departamento de Justicia estadounidense tiene abiertos contra Trump, y en especial en el de Washington D.C. por tratar de revertir el resultado de 2020, cuando perdió las elecciones contra el demócrata Joe Biden.

Trump había recurrido ante la Corte Suprema el pasado 12 de febrero una decisión de una corte inferior que determinó que el ex mandatario no gozaba de inmunidad presidencial y que debía ser enjuiciado por intentar revertir los resultados de las elecciones de 2020.

Los jueces de la máxima instancia judicial estadounidense, de mayoría conservadora, tenían varias opciones: negarse directamente a considerar el caso, paralizar provisionalmente el proceso contra Trump mientras debaten sobre la inmunidad presidencial, y también celebrar una audiencia para escuchar a las partes.

La Corte Suprema acordó escuchar los argumentos orales la semana del 22 de abril.

Trump se enfrenta a cargos federales por sus esfuerzos para subvertir las elecciones de 2020 y por el asalto al Capitolio estadounidense el 6 de enero de 2021 por parte de sus partidarios (AP Foto/Julio Cortez)
Trump se enfrenta a cargos federales por sus esfuerzos para subvertir las elecciones de 2020 y por el asalto al Capitolio estadounidense el 6 de enero de 2021 por parte de sus partidarios (AP Foto/Julio Cortez)

Este anuncio supone en la práctica un nuevo aplazamiento del juicio contra Trump en Washington, que inicialmente estaba previsto para el 4 de marzo pero que ya había sido aplazado. Los procedimientos previos se quedan paralizados hasta que no haya una decisión al respecto.

El equipo legal del republicano ha intentado retrasar cualquier proceso judicial en su contra, ya que una eventual victoria de Trump en las urnas sobre el actual presidente, Joe Biden, lo situaría como jefe del Ejecutivo y le otorgaría autoridad para ordenar a su fiscal general que desestime los cargos federales en su contra.

Los jueces del Supremo se limitarán a decidir si, y en qué medida, un ex presidente tiene inmunidad por conductas presuntamente relacionadas con actividades oficiales durante su mandato.

La de Washington es una de las cuatro imputaciones penales que afronta. El primer juicio en celebrarse podría ser el que enfrenta en Nueva York por supuestos pagos irregulares a la actriz porno Stormy Daniels, fijado por ahora para el 25 de marzo.

Además, para el 20 de mayo está programado el proceso en Florida, en el que está acusado de haber almacenado ilegalmente material clasificado en su mansión de Mar-a-Lago tras abandonar el poder.

Por último, la Fiscalía del condado de Fulton (Georgia) acusa a Trump de intentar subvertir los resultados electorales de 2020 en ese estado, pero ese proceso todavía no tiene fijada una fecha de inicio.

(Con información de AFP y EFE)