La FDA aprobó un medicamento contra la alergia que reducirá la gravedad de las reacciones al maní y la leche

El fármaco inyectable promete mitigar los riesgos alérgicos graves tras la ingesta accidental de ciertas comidas, ofreciendo una nueva esperanza para millones de personas

Compartir
Compartir articulo
La vida de pacientes con alergias alimentarias podría cambiar significativamente. (GETTY)
La vida de pacientes con alergias alimentarias podría cambiar significativamente. (GETTY)

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizó el uso de Xolair, un medicamento inyectable diseñado para disminuir el riesgo de reacciones alérgicas severas causadas por la exposición accidental a ciertos alimentos. Esta aprobación marca un hito importante, ya que el producto se convierte en el primer tratamiento aprobado por la institución capaz de ofrecer protección contra múltiples alergias alimentarias.

Las personas afectadas, que incluyen tanto adultos como niños mayores de un año, deberán, no obstante, continuar evitando los alimentos a los que son alérgicos, según ha enfatizado la FDA.

El fármaco, desarrollado por Genentech y Novartis, ha demostrado ser efectivo en reducir las reacciones alérgicas mediante la administración regular cada dos o cuatro semanas. A pesar de no eliminar las alergias alimentarias ni permitir el consumo libre de alérgenos alimentarios, su uso repetido ayudará a reducir el impacto en la salud si ocurre una exposición accidental.

No obstante, cabe destacar que Xolair no está aprobado para el tratamiento de emergencia de reacciones alérgicas y no sustituye a los tratamientos de emergencia actuales, tales como las dosis de epinefrina y los EpiPens, destinados a prevenir la anafilaxia, una reacción alérgica grave que puede ser potencialmente mortal.

“El estrés de vivir con alergias alimentarias puede pesar mucho en las personas y sus familias, especialmente al navegar eventos como fiestas de cumpleaños de niños, almuerzos escolares y cenas festivas con amigos y familiares,” expresó a Fox News Kenneth Mendez, presidente y CEO de la Fundación de Asma y Alergia de América, quien, aunque no participó en la investigación del medicamento, compartió su opinión sobre la reciente aprobación.

Esta perspectiva se suma a la amplia preocupación sobre el bienestar de aquellos que viven con alergias alimentarias en una sociedad donde la prevalencia de estas condiciones está en aumento.

La decisión de la FDA se basó en un estudio que exploró la efectividad y seguridad de Xolair en 168 participantes, desde bebés hasta adultos, todos alérgicos a los maníes y al menos a dos otros alimentos que incluyen leche, trigo, huevo, nuez, avellana o nuez.

Los resultados de este estudio demostraron un avance significativo: el 68% de los que recibieron Xolair pudieron tolerar el equivalente a 2,5 maníes (aproximadamente) sin una reacción alérgica moderada o grave, en contraste con apenas el 6% de quienes tomaron el placebo.

Además, entre los participantes que recibieron las inyecciones de Xolair, el 67% de las personas con alergia al huevo, el 66% de las personas con alergia a la leche y el 42% de las personas con alergia al anacardo pudieron consumir una dosis única (1,000 miligramos o más) de proteínas de anacardo, leche o huevo sin síntomas alérgicos moderados a graves.

Este tratamiento revolucionario, aprobado por la FDA, ofrece un método innovador para enfrentar las alergias a alimentos como maní, leche, huevos, y más, marcando un hito en la medicina. (Shutterstock)
Este tratamiento revolucionario, aprobado por la FDA, ofrece un método innovador para enfrentar las alergias a alimentos como maní, leche, huevos, y más, marcando un hito en la medicina. (Shutterstock)

La importancia de este tratamiento es resaltada también por el doctor Robert A. Wood, investigador principal del estudio multicéntrico que condujo a la aprobación por la FDA, quien señaló: “Las opciones de tratamiento, aparte de la estricta evitación, han sido muy limitadas para los millones de estadounidenses con alergias alimentarias severas”.

La declaración del especialista destacó el impacto potencialmente transformador de Xolair para aquellos que viven con esta condición. Sin embargo, es fundamental que los pacientes discutan con su proveedor de atención médica si la medicina es la elección correcta para ellos, especialmente teniendo en cuenta los posibles efectos secundarios como fiebre y el hecho de que el medicamento puede desencadenar anafilaxia.

En lo que refiere al impacto económico, el costo del medicamento oscila entre USD 2.900 para niños y USD 5.000 para adultos, aunque el precio podría reducirse con el seguro, de acuerdo con la Associated Press. Este aspecto subraya la necesidad de evaluar la accesibilidad del tratamiento para todas las familias afectadas.