Los legisladores republicanos bloquearon la aprobación de un paquete de ayuda millonario para Ucrania e Israel

El proyecto incluía USD 61 mil millones para Kiev y 14 mil millones para su principal aliado en Medio Oriente, pero la oposición exige a cambio de sus votos mayores restricciones migratorias

Compartir
Compartir articulo
El líder de la bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell  (Reuters)
El líder de la bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell (Reuters)

Los republicanos bloquearon este miércoles la aprobación en el Senado de Estados Unidos de un proyecto presupuestario de unos 105.000 millones de dólares (unos 97.526 millones de euros) que incluía partidas para apoyar a Ucrania y a Israel.

La bancada conservadora exige a cambio de sus votos restringir las leyes de migración de EEUU, en particular el sistema de asilo, y eliminar una serie de permisos humanitarios para migrantes.

Todos los 49 senadores republicanos de la Cámara Alta votaron en contra de que avanzara la tramitación del proyecto, que incluye más de 61.000 millones en ayuda militar para Kiev y unos 14.000 para Israel.

Aunque los demócratas tienen mayoría de 51 escaños en el Senado, eran necesarios 60 votos para llevar el proyecto al pleno, por lo que la oposición republicana fue suficiente para congelar su avance.

Durante una intervención en el hemiciclo, el líder de la bancada conservadora en el Senado, Mitch MacConell, aseguró que su partido no apoyará ningún paquete presupuestario si a cambio no se imponen restricciones migratorias.

“Como hemos dicho durante semanas, los proyectos legislativos que no incluyan cambios que refuercen la seguridad en nuestras fronteras, no serán aprobados en el Senado”, dijo el senador.

Por su parte, los demócratas han insistido en que, para ellos, es vital seguir apoyando a Ucrania e Israel. En un discurso el mismo miércoles, Biden señaló incluso que está dispuesto a hacer concesiones en temas migratorios a cambio del desembolso.

Estoy dispuesto a hacer concesiones importantes en la frontera. Necesitamos arreglar el sistema fronterizo. No funciona. Y hasta el momento no he obtenido respuesta”, indicó Biden en una comparecencia ante la prensa en la Casa Blanca.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden (EFE)
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden (EFE)

Entre las peticiones de los republicanos está cambiar la ley que permite a una persona solicitar asilo en suelo estadounidense, imponiendo mayores requisitos para quienes buscan protección, según filtraciones a medios estadounidenses sobre las negociaciones.

Los conservadores también están pidiendo que se limite el uso del “parole”, una figura legal que permite a las autoridades migratorias dar entrada a las personas al país por motivos humanitarios.

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, quien impulsó la votación de hoy, lamentó el bloqueo republicano y animó a sus colegas a presentar una propuesta “seria” en las negociaciones en vez de “políticas extremas”.

“Este es un momento serio que tendrá consecuencias que perdurarán en todo el siglo XXI (...) la democracia occidental comenzará a entrar en una era de decadencia sino estamos dispuestos a defenderla”, señaló el legislador.

La Casa Blanca alertó el lunes de que a final de año el Gobierno estadounidense no tendrá dinero para apoyar a Ucrania en su lucha contra Rusia y se quedará sin recursos para adquirir más armas y equipos para Kiev.

“Si no apoyamos a Ucrania, ¿qué va a pensar el resto del mundo?”, dijo Biden.

El senador James Lankford, que ha liderado las negociaciones del Senado sobre la política fronteriza, se mostró animado por lo que escuchó, y dijo que parecía que el presidente está “dispuesto a poder sentarse y hablar”.

Hasta la fecha, Estados unidos ha aportado 111.000 millones de dólares en financiación para apoyar a Ucrania. De ellos, 67.000 millones, aproximadamente el 60 %, ha reforzado las capacidades de defensa de Estados Unidos.

Tras la prórroga presupuestaria aprobada el pasado noviembre y ratificada por Biden, los legisladores tienen hasta febrero para negociar el presupuesto fiscal para el año fiscal 2024, que ya ha empezado.

Senadores de ambos partidos reconocieron que tendrán que actuar con rapidez si quieren llegar a un acuerdo. Está previsto que el Congreso permanezca en Washington por apenas un puñado de días más antes de fin de año. La Casa Blanca, por su parte, ha advertido sobre lo que ocurriría si no aprueban pronto más fondos, afirmando que el ejército ucraniano quedaría paralizado, o incluso se podría ver superado.

(Con información de EFE y AP)