La Casa Blanca consideró que la muerte de Henry Kissinger es “una gran pérdida”

John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo que el país debe estar “agradecido” por la labor del ex secretario de Estado norteamericano

Compartir
Compartir articulo
El ex secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger, murió a los 100 años (EFE/Matthew Cavanaugh)
El ex secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger, murió a los 100 años (EFE/Matthew Cavanaugh)

La Casa Blanca consideró este jueves como “una gran pérdida” la muerte del ex secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger, a quien recordó como un hombre que marcó la política exterior de Estados Unidos durante décadas.

“Ha sido una gran pérdida. Fue un hombre que, estuvieras de acuerdo con él o no, tuvieras o no los mismos puntos de vista, sirvió en la Segunda Guerra Mundial y a su país con valentía y en uniforme”, dijo en conferencia de prensa el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

En su opinión, “creo que todos podemos estar agradecidos y apreciar su servicio público”.

El actual presidente estadounidense, el demócrata Joe Biden, no se ha pronunciado de momento sobre su muerte, pero Kirby destacó que “no hay dudas de que, durante décadas, (Kissinger) dio forma a las decisiones sobre política exterior y ciertamente tuvo un impacto en el rol de Estados Unidos en el mundo”.

En recuerdo del diplomático más influyente de la segunda mitad del siglo XX habló también este jueves el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin.

John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca (REUTERS/Evelyn Hockstein)
John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca (REUTERS/Evelyn Hockstein)

“Trabajó para dos presidentes y asesoró a otros diez. Busqué su perspectiva geopolítica una y otra vez a lo largo de mi carrera y siempre me pareció que nuestros intercambios fueron estimulantes”, manifestó Austin sobre Kissinger.

Por su parte, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, recordó este jueves a Kissinger como un diplomático que cambió la historia y reveló que le pidió consejos en su reciente viaje a China.

“Como secretario de Estado y consejero de Seguridad Nacional, Henry tomó innumerables decisiones que cambiaron la historia”, escribió el actual jefe de la diplomacia estadounidense en un comunicado en el que evitó las polémicas que rodean a Kissinger.

Según Blinken, el mundo de hoy está marcado por la “huella duradera” de Kissinger, quien aportó su “perspicacia estratégica e intelecto a los desafíos emergentes” de cada década.

Es por eso, añadió, que tanto presidentes, como secretarios de Estado, consejeros de Seguridad Nacional y otros líderes han estado buscando el consejo del diplomático durante décadas.

El presidente chino Xi Jinping escucha al ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger, en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, durante un encuentro que mantuvieron el 2 de noviembre de 2015 (Jason Lee/Pool Foto via AP)
El presidente chino Xi Jinping escucha al ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger, en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, durante un encuentro que mantuvieron el 2 de noviembre de 2015 (Jason Lee/Pool Foto via AP)

El mismo Blinken le pidió consejos para la visita que hizo a Beijing en junio pasado, 50 años después del “viaje transformador” que hizo Kissinger a China y que puso las bases para la normalización de relaciones entre Estados Unidos y el gigante asiático.

El secretario de Estado norteamericano explicó que también acudió a Kissinger para conocer su opinión sobre los retos de la inteligencia artificial, un fenómeno sobre el que el diplomático estuvo “pensando, escribiendo y aconsejando prolíficamente hasta las últimas semanas de su vida”.

“Pocas personas fueron mejores estudiantes de historia y aún menos personas hicieron más para darle forma a la historia que Henry Kissinger”, concluyó Blinken.

Kissinger falleció el miércoles a los 100 años en su residencia de Connecticut. Fue consejero de Seguridad Nacional de 1969 a 1975 y secretario de Estado de 1973 a 1975 en los gobiernos de los republicanos Richard Nixon (1969-1974) y Gerald Ford (1974-1977).

Fue el artífice de la normalización de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y China, buscó la distensión con la Unión Soviética y recibió el premio Nobel de la Paz en 1973 junto a su homólogo vietnamita Le Duc Thuo por sus negociaciones secretas para acabar con la guerra de Vietnam.

(Con información de EFE)