Estados Unidos desplegó un submarino con misiles nucleares en Corea del Sur para disuadir a Kim Jong-un

La llegada de la nave, por primera vez en cuatro décadas, forma parte del compromiso de Washington para potenciar su mecanismo contra el régimen de Pyongyang, que ha lanzado varias amenazas y ensayos militares

Guardar

Nuevo

Un submarino de propulsión nuclear estadounidense de clase Ohio USS Michigan (SSGN 727) llega al puerto de Busan, en Corea del Sur, 16 de junio de 2023. Yonhap via REUTERS/Archivo
Un submarino de propulsión nuclear estadounidense de clase Ohio USS Michigan (SSGN 727) llega al puerto de Busan, en Corea del Sur, 16 de junio de 2023. Yonhap via REUTERS/Archivo

Un submarino estadounidense equipado con misiles balísticos nucleares ha llegado este martes al puerto surcoreano de Busan como reflejo del compromiso de Washington a la hora de potenciar su mecanismo disuasorio contra el régimen de Corea del Norte, según informó un diplomático estadounidense en la capital surcoreana.

“Según estamos hablando un submarino nuclear está arribando a puerto hoy en Busan”, ha dicho el coordinador para el Indopacífico del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Kurt Campbell, en una rueda de prensa celebrada al término de la primera reunión del llamado Grupo de Consulta Nuclear (NCG).

A la espera de que el ejército surcoreano confirme la información sobre la llegada al puerto situado a unos 450 kilómetros al sureste Seúl, se trata de la primera visita a Corea del Sur de un submarino de propulsión atómica con capacidad para portar misiles balísticos nucleares (SSBN) desde los años ochenta.

En la declaración que en abril firmaron los presidentes de EEUU y Corea del Sur, Joe Biden y Yoon Suk-yeol, Washington se comprometió a reforzar la llamada “disuasión extendida” a través de la cual protege a su aliado y busca desalentar a Pyongyang de seguir adelante con el desarrollo de armas de destrucción masiva.

El viceconsejero principal de Seguridad Nacional, Kim Tae-hyo, y el coordinador del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU. para Asuntos Indo-Pacíficos, Kurt Campbell, posan para las fotografías durante una rueda de prensa en la Oficina Presidencial en Seúl, Corea del Sur, 18 de julio de 2023. REUTERS/Kim Hong-Ji/Pool
El viceconsejero principal de Seguridad Nacional, Kim Tae-hyo, y el coordinador del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU. para Asuntos Indo-Pacíficos, Kurt Campbell, posan para las fotografías durante una rueda de prensa en la Oficina Presidencial en Seúl, Corea del Sur, 18 de julio de 2023. REUTERS/Kim Hong-Ji/Pool

Entre los elementos llamados a reforzar la “disuasión extendida” se incluyó la creación del NCG, mecanismo para coordinar respuestas estadounidenses a posibles ataques de Corea del Norte, incluyendo la opción nuclear.

El propio Campbell y el vice asesor de Seguridad Nacional, Kim Tae-hyo, han presidido este martes la reunión inaugural de esta entidad.

A su vez, Biden mencionó también en abril que enviaría a Corea del Sur, por primera vez en varias décadas, un submarino SSBN de manera temporal.

Según los aliados la llegada del SSBN refuerza el despliegue periódico y temporal de otros activos estratégicos estadounidenses en la península, como portaaviones de propulsión nuclear o bombarderos.

Se trata de la primera visita a Corea del Sur de un submarino de propulsión atómica con capacidad para portar misiles balísticos nucleares (SSBN) desde los años ochenta. Busan, Corea del Sur, 16 de junio de 2023. Yonhap via REUTERS/Archivo
Se trata de la primera visita a Corea del Sur de un submarino de propulsión atómica con capacidad para portar misiles balísticos nucleares (SSBN) desde los años ochenta. Busan, Corea del Sur, 16 de junio de 2023. Yonhap via REUTERS/Archivo

De hecho, un funcionario del Ministerio de Defensa Nacional norcoreano condenó a principios de la semana pasada el plan estadounidense de enviar el SSBN a Corea del Sur.

Poco después Kim Yo-jong, la hermana del líder Kim Jong-un, acusó a EE.UU. de realizar incursiones aéreas y el miércoles el régimen lanzó por segunda vez su misil balístico intercontinental (ICBM) más sofisticado, el Hwasong-18.

Tras el fracaso de las negociaciones sobre desnuclearización de 2019, la tensión ha vuelto a dispararse en la península coreana, con Pyongyang rechazando cualquier oferta de diálogo y realizando un número récord de pruebas de misiles, y Seúl y Washington retomando sus grandes maniobras conjuntas y desplegando periódicamente activos estratégicos estadounidenses en la región.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo: