Turquía sí, Ucrania no: ¿por qué España no envía baterías para lanzar los misiles Patriot cedidos a Kiev?

El Gobierno español ha descartado trasladar a Ucrania la batería de este sistema antiaéreo que, desde 2015, tiene desplegada en territorio turco. La Moncloa cuida sus relaciones con Erdogan, con quien aspira a cerrar importantes negocios en materia militar

Guardar

Nuevo

Sistemas antiaéreos Patriot. (Ints Kalnins/Reuters)
Sistemas antiaéreos Patriot. (Ints Kalnins/Reuters)

Margarita Robles ha zanjado el asunto: “España no va a enviar un sistema Patriot” a Ucrania. La ministra de Defensa ha cerrado así la puerta, pese a las presiones externas, a que las Fuerzas Armadas cedan a Kiev una batería con la que lanzar los misiles antiaéreos suministrados en mayo al país invadido, y de los que, además, ultima un nuevo envío. Robles ha apelado a la lógica para justificar la decisión del Gobierno y ha señalado que, lisa y llanamente, no se puede dar lo que -casi- no se tiene: “Los pocos que tenemos están siendo utilizados y alguno de ellos está en concreto en Turquía, en una misión de la OTAN”.

De esta manera, la titular del departamento de Defensa ha ignorado las exigencias de Alemania que, en la reunión del Grupo de Contacto para Ucrania de esta semana, instó a los aliados de la OTAN que cuentan con el sistema Patriot a ceder sus baterías antiaéreas a Kiev. Al respecto, Robles ha puesto el foco en que la industria germana, a diferencia de la española, tiene la capacidad de fabricar estos misiles.

“Nosotros tenemos que compaginar la ayuda a Ucrania con nuestras propias reservas”, ha explicado. Una posición similar han tomado otros países de la Alianza Atlántica, como Polonia y Grecia, que en el encuentro de este jueves se han negado, de nuevo, a entregar sus Patriot para que las fuerzas ucranianas puedan defenderse de los ataques con bombas guiadas y drones kamikaze de Rusia.

El ‘Patriot’ no se mueve de Turquía

El propio Pedro Sánchez aseguró a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, que la batería que España tiene desplegada en Adana, la quinta ciudad más populosa de Turquía y a 100 kilómetros de la frontera con Siria, permanecerá allí el tiempo que se precise. “España mantiene desde hace años una batería antiaérea en Turquía bajo bandera de la OTAN y seguiremos contribuyendo a la defensa y la seguridad de nuestro aliado mientras sea necesario”, ha recalcado Sánchez durante la rueda de prensa posterior a la reunión que ambos mandatario mantuvieron, también este jueves, en Madrid.

Más aún, el presidente español no ha permitido que Erdogan respondiera a la pregunta sobre si su país estaría dispuesto a ceder esa batería a Ucrania a la vista de la situación en este país. Al respecto, Sánchez ha insistido en que su presencia en Turquía es una decisión del Gobierno de España, por lo que, a pesar de admitir que la misma “es muy apreciada” por Kiev, se quedará donde está.

Pedro Sánchez y Recep Tayyip Erdogan. (Fernando Calvo/EFE)
Pedro Sánchez y Recep Tayyip Erdogan. (Fernando Calvo/EFE)

El objetivo de La Moncloa es no descuidar las relaciones con Ankara, uno de sus principales socios en la región euroasiática y con el que aspira a concretar importantes negocios, justamente en el ámbito militar. Así, los mandatarios han destacado el “gran potencial de cooperación” entre ambos países y han subrayado la voluntad compartida de incrementar este vínculo.

En este sentido, Erdogan ha reconocido que esta buena sintonía se materializó en el portaaeronaves TCG Anadolu, construido en un astillero turco pero con asistencia técnica de la empresa española Navantia y en base al diseño del buque LDH Juan Carlos I de la Armada. “Ese es el primer paso que hemos dado” y ahora, ha precisado el presidente turco, “vamos a construir algo superior juntos”, abriendo la puerta a colaborar en el desarrollo de aeronaves y submarinos no tripulados.

Las baterías españolas, a la espera de modernización

El Ejército de Tierra posee tres baterías del sistema Patriot, entre ellas la que se encuentra en Turquía, cada una con seis lanzadores capaces de disparar de forma simultánea 20 misiles (cuatro por lanzador). Las mismas están adscritas al Regimiento de Artillería Antiaérea Nº 73 con base en Marines (Valencia) y fueron compradas de segunda mano a Alemania: la primera en 2004 y las dos restantes, diez años después, en 2014.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenski, se ve de pie ante un sistema antiaéreo Patriot durante una visita a un campo de entrenamiento en Alemania (Jens Buettner/DPA)
El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenski, se ve de pie ante un sistema antiaéreo Patriot durante una visita a un campo de entrenamiento en Alemania (Jens Buettner/DPA)

El Ministerio de Defensa planea llevar adelante próximamente la modernización de estos sistemas, para la cual prevé un desembolso cercano a los 1.400 millones de euros.

Sánchez conversa con Zelenski y promete "nuevas capacidades" para ayudar a Ucrania a defenderse.

Con esta actualización, la nueva versión de lanzadores con los que estarán equipados los sistemas españoles multiplicarán por cuatro su capacidad de fuego, hasta los 16 misiles. De esta manera, de mantenerse el número de seis sistemas de lanzamiento en cada batería, cada una de estas podrá lanzar al aire hasta 96 proyectiles.

Guardar

Nuevo