El mapa de las peores playas de España: bandera negra por suciedad y contaminación

Ecologistas en Acción publica su informe Banderas Negras, en el que analiza las costas del país y señala cuáles son las más afectadas por la contaminación o la mala gestión ambiental

Guardar

Nuevo

Suciedad en una playa. (Reuters)
Suciedad en una playa. (Reuters)

Se acerca el verano y en la mente de muchos españoles comienza a dibujarse la palabra “playa” en forma de objetivo paradisiaco: arena blanca, mar azul o turquesa, aire limpio, descanso, relax... Pero fuera de este mundo ideal, las costas mundiales están plagadas también de contaminación, problemas urbanísticos, destrucción del medioambiente y sobrepoblación. Por ello, desde 2005 Ecologistas en Acción realiza su informe Banderas Negras, en el que señala cuáles son las playas más sucias o con más problemas en el país.

“De las 48 banderas negras concedidas este año, encontramos: 15 por urbanización de la costa, a veces incluso invadiendo el Dominio Público Marítimo-Terrestre; 16 por vertidos, deficiencias en los sistemas de saneamiento y graves problemas de depuración; 6 por contaminación química, lumínica y/o acústica; 1 por daños al patrimonio histórico y cultural; 3 por acumulación de basuras marinas; 3 por dragados y ampliaciones portuarias sin justificación; y 4 por afecciones a la biodiversidad, aunque por lo general este es un daño colateral en cualquiera de las otras banderas negras otorgadas”, indica el informe. “Un año más, observamos problemáticas similares a las anteriores, aunque sin duda uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos es la turistificación y urbanización de nuestro litoral. Un problema que afecta especialmente a la Islas Canarias, cuya población se está organizando, bajo el grito de “Canarias tiene un límite”, para rechazar las numerosas agresiones y amenazas que ponen en peligro la conservación de estas islas y el futuro de las generaciones venideras”, agrega.

Las banderas negras de la costa española

El informe otorga dos banderas negras por provincia -o por comunidad autónoma en las que son uniprovinciales-. En este listado de playas, destacan algunas de Andalucía, como la Ría de Huelva (por contaminación) y la de El Portil (por mala gestión). En Cádiz, la costa de Trafalgar es señalada por la “urbanización descontrolada”, la ocupación del espacio playero y la “extracción ilegal de agua subterránea”, así como la de Tarifa, por la acumulación de proyectos urbanizadores. En Málaga, la prevaricación en la concesión de licencias para chiringuitos es el principal problema en toda la costa, además del “vertido masivo de envases y embalajes de plástico durante la noche de San Juan”.

Del otro lado del mapa, en Cataluña destacan las críticas a la costa Dorada de Tarragona, que no es tan dorada: ha recibido una bandera negra por la presencia de pellets. En Barcelona, las tres chimeneas que acaparan el paisaje en Sant Adrià del Besòs y los elementos artificiales introducidos en la costa del Maresme son los problemas más graves. Girona, además, enfrenta contaminación en varias localizaciones de la Costa Brava y mala gestión en La Farella.

En Galicia, Ecologistas en Acción critica la contaminación de la balsa de lodos rojos de Alcoa, en Lugo, y la mala gestión por parte de la Xunta tras el vertido de pellets plásticos en esa zona. La organización medioambiental también señala a la empresa Sogarisa y la Cámara Oficial Minera de Galicia por sus afectaciones a las costas de la región. “El vertido de pellets plásticos que afectó la costa gallega a principios de este año ayudó a concienciar sobre la gravedad de esta problemática y visibilizó lo expuesta que está nuestra costa a este tipo de desastres si no legislamos adecuadamente para reducir el uso de plásticos y asegurar su modo de fabricación y transporte”, dice el informe. Y agrega: “Lejos de ser un problema exclusivamente gallego, la alta contaminación por plástico llega hasta las playas de la Costa Dorada, casi más plásticas que arenosas, afectadas por el gran problema ambiental derivado de los vertidos de pellets del complejo petroquímico del Camp de Tarragona”.

La Fiscalía de Medioambiente investiga el vertido de pellets en las costas gallegas.

Problemas comunes

El informe de Ecologistas en Acción destaca varios problemas recurrentes que afectan a las playas españolas:

Urbanización y turistificación excesiva: Este es el problema más grave y frecuente, que perjudica a 17 de las playas señaladas por la investigación. La invasión del Dominio Público Marítimo-Terrestre y la falta de control sobre el desarrollo urbano son los factores clave.

Vertidos y deficiencias en saneamiento: 12 playas enfrentan graves problemas de vertidos y depuración inadecuada, lo que afecta tanto al medio ambiente como a la salud pública.

Contaminación química, lumínica y acústica: Seis playas han sido señaladas por estos tipos de contaminación, que impactan negativamente en la fauna y flora local.

Afecciones a la biodiversidad: También seis playas sufren actividades que perjudican la vida silvestre, desde la construcción descontrolada hasta la falta de medidas de conservación.

Acumulación de basuras marinas: Tres playas tienen problemas por la acumulación de residuos en sus costas, lo que degrada el entorno natural y pone en riesgo a las especies marinas.

Guardar

Nuevo