Cuánto cobra un guardia civil por complemento de antigüedad: así funcionan los trienios

Los agentes de la Benemérita gozan de incrementos salariales cada tres años de servicio acumulados. Los complementos son una parte importante del sueldo de los efectivos

Guardar

Nuevo

Un agente de la Guardia Civil (Europa Press)
Un agente de la Guardia Civil (Europa Press)

El salario de un guardia civil está compuesto por muchos elementos, dependiendo tanto de la antigüedad del agente como de sus responsabilidades específicas. De esta manera, el sueldo base de un efectivo del grupo C1, el más bajo de la escala salarial, es de 836,41 euros brutos mensuales, lo que se traduce en una retribución anual de 10.036,92 euros. A este salario, no obstante, hay que sumarle los trienios y otros complementos.

La antigüedad en la Benemérita, como en el resto de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, se remunera mediante trienios, es decir, incrementos salariales cada tres años de servicio acumulados. Para el grupo C1, por ejemplo, cada trienio tiene un valor de 30,61 euros mensuales, equivalente a 367,32 euros anuales.

En rangos superiores, como el de sargento, perteneciente al grupo A2, el importe por trienio es mayor, alcanzando los 485,28 euros anuales. Además del sueldo base y la antigüedad, los guardias civiles reciben pagas extraordinarias en junio y diciembre. Para un guardia del grupo C1, cada una de estas pagas se sitúa en 722,91 euros, sumando un total de 1.445,82 euros anuales por este concepto.

Otros complementos

Además, existen otros complementos salariales que, al final de cada mes, aumentan de forma considerable la cuantía que perciben los guardias civiles. Uno de ellos es el denominado complemento de destino, que varía de acuerdo el nivel asignado a cada empleo dentro del cuerpo. Como consecuencia, un guardia civil con nivel 17 recibe un complemento de destino anual de 6.055,56 euros, distribuido en 14 pagas, mientras que un coronel con nivel 29 puede recibir hasta 14.131,32 euros anuales por este concepto.

El componente general del complemento específico es otro de los aditamentos importantes y, según el Real Decreto 950/2005, se sitúa en 553,31 euros mensuales para un guardia civil, lo que equivale a 6.639,78 euros cada año. De igual manera, existe el componente singular del complemento específico, destinado a retribuir las particularidades de ciertos puestos debido a su dificultad técnica, responsabilidad o peligrosidad, variando así significativamente según el puesto y las circunstancias específicas.

La Guardia Civil asesta un golpe al cártel de los Balcanes en España

Otro complemento relevante es el llamado de productividad, que retribuye el rendimiento, la actividad y la dedicación extraordinarias no previstas a través del complemento específico. Este es un componente variable que puede fluctuar según el desempeño individual de cada agente.

El guardia civil puede ascender dentro de la jerarquía del cuerpo, y con ello, mejorar significativamente su remuneración. Por ejemplo, al ubicarse en los niveles más bajos, un cabo recibe, como ya se ha indicado, un sueldo base de 10.036,92 euros anuales y un complemento de destino de 6.786,08 euros anuales. Por si parte, un teniente, que pertenece al grupo salarial A1, percibe un salario base de 15.459,72 euros anuales y un complemento de destino de 9.480,10 euros, también por año. En el caso de un capitán, además del sueldo base A1, su complemento de destino asciende a 10.074,40 euros anuales.

Guardar

Nuevo