Hasta qué edad se puede donar sangre en España

La edad no es el único requisito a cumplir para ser donante de sangre, pues el estado de salud y el peso también se tienen en cuenta

Guardar

Nuevo

Un hombre dona sangre (Shutterstock)
Un hombre dona sangre (Shutterstock)

Donar sangre es un acto altruista que salva vidas, y en España, como en muchos otros países, existen normativas específicas que regulan quién puede donar y hasta qué edad se puede hacerlo. Estas normativas tienen como objetivo asegurar la salud y la seguridad tanto del donante como del receptor de la sangre. Antes de abordar el tema de la edad, es importante conocer los requisitos generales para ser donante de sangre en nuestro país.

Los requisitos incluyen pesar al menos 50 kg, estar en buen estado de salud y tener entre 18 y 65 años. Además, los hombres pueden donar hasta cuatro veces al año, mientras que las mujeres pueden hacerlo hasta tres veces al año, con un intervalo mínimo de dos meses entre donaciones. Por otra parte, las personas mayores de 65 años que nunca han donado sangre no están autorizadas a comenzar a hacerlo. La normativa está diseñada para proteger la salud de los donantes mayores, ya que el riesgo de complicaciones aumenta con la edad.

Aunque la normativa general establece que las personas pueden donar sangre hasta los 65 años, esta edad puede extenderse hasta los 70 bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, aquellos donantes habituales que han estado donando sangre regularmente durante su vida pueden continuar haciéndolo hasta los 70 años. Esto se permite siempre y cuando cuenten con la autorización de un médico que confirme que su estado de salud sigue siendo adecuado para la donación.

Para que tenga lugar el caso anterior, se requiere una evaluación médica más rigurosa. Este control médico incluye un examen físico, que es una revisión general de su salud para asegurarse de que no haya contraindicaciones para la donación de sangre; una revisión de su historial médico para identificar cualquier condición que pueda poner en riesgo su salud o la de los receptores de la sangre y, en algunos casos, pueden requerirse pruebas adicionales para garantizar que el donante esté en condiciones óptimas para donar sangre.

La evaluación de la edad es crucial debido a varios factores relacionados con el envejecimiento. A medida que crecemos, aumenta el riesgo de padecer enfermedades crónicas que pueden afectar tanto al donante como al receptor de la sangre. Por otra parte, la capacidad de recuperación del cuerpo después de la donación de sangre puede disminuir con la edad, lo que hace que la evaluación médica sea aún más importante para donantes mayores. Mantener una alta calidad de la sangre donada es esencial para asegurar que sea segura y efectiva para los receptores.

El doctor López Rosetti nos cuenta todo sobre los análisis de sangre y la importancia de ir al médico.

Otras consideraciones a tener en cuenta

Además de la normativa sobre la edad, hay otros factores que pueden influir en la elegibilidad para donar sangre, independientemente de la edad. Estos incluyen la medicación que se esté tomando, pues algunos medicamentos pueden descalificar temporalmente a una persona para donar sangre; haber viajado a ciertas regiones puede posponer la elegibilidad para donar debido al riesgo de enfermedades infecciosas y haber sido sometido a ciertos procedimientos médicos o quirúrgicos puede requerir un periodo de espera antes de poder donar sangre.

Guardar

Nuevo