La España del ‘pleno empleo’: así consiguen seis de cada diez municipios tener un paro por debajo del 8% en el SEPE

Un total de 4.939 localidades se encuentran por debajo de la ratio de desempleo que el Gobierno considera ‘pleno empleo’. Sus características son muy variadas, desde pueblos de la España vaciada a grandes urbes y destinos turísticos

Guardar

Nuevo

Municipio de Naut Aran, ubicado en el pirineo catalán (Lleida), que tiene una tasa de paro registrado del 0,93% y una ratio de 150 empresas por cada 1.000 habitantes. (Ayuntamiento Naut Aran).
Municipio de Naut Aran, ubicado en el pirineo catalán (Lleida), que tiene una tasa de paro registrado del 0,93% y una ratio de 150 empresas por cada 1.000 habitantes. (Ayuntamiento Naut Aran).

El Gobierno ha marcado como uno de los objetivos de la legislatura el avance hacia el ‘pleno empleo’, lo que asimila a una tasa de paro por debajo del 8%, frente al actual 12,3%, según la última EPA publicada por el Instituto Nacional de Empleo (INE). No obstante, es un objetivo que no se alcanzará hasta al menos 2038 en el escenario más optimista, el calculado por José Luis Escrivá antes de dejar la cartera de Seguridad Social. En este contexto sorprende que la mayoría de los municipios de España, el 60,7%, tengan tasas de paro registrado en las oficinas de empleo por debajo del deseado 8%.

El mapa del paro tiene una clara división norte-sur-Mediterráneo, por lo que los municipios con menor desempleo se concentran más en el norte y en Baleares, donde los 67 municipios de la provincia tienen ‘pleno empleo’. No obstante, analizando casos concretos se descubren casuísticas muy distintas que permiten alcanzar el ‘pleno empleo’. También es decisiva la contabilidad que se hace de las personas en paro, ya que hay diferencias irreconciliables entre los datos del INE, los usados a nivel europeo, y los del SEPE, los analizados en este artículo por ser los únicos que informan a nivel municipal, aunque informan de tasas de paro inferiores.

Te puede interesar: Bruselas advierte de que España aún tiene más ninis que la UE: la mayoría quieren trabajar, pero no encuentran empleo

En concreto, los datos se han extraído del Observatorio Socioeconómico del Consejo General de Economistas, que a su vez obtiene la información de distintas fuentes, entre ellas el SEPE. El número de municipios con un desempleo por debajo del 8% de la población activa asciende a 4.939 en promedio de los cuatro primeros meses de 2024. Dada la cantidad de localidades, la vida en muchas de ellas no tiene nada en común más allá de la reducida incidencia del paro. Hay tres escenarios principales: municipios de la España vacía o vaciada con elevado peso de población en edad de jubilación; grandes urbes muy dinámicas y localidades completamente enfocadas al turismo.

Por ejemplo, Torreblancos (Soria) tiene 26 habitantes a fecha de 2023 y un 0% de paro registrado en las oficinas de empleo debido a que 20 residentes son jubilados (tienen 65 o más años) y los seis restantes están mayoritariamente trabajando (hay cuatro relaciones laborales registradas en la Seguridad Social). De hecho, hay 345 municipios de pequeña envergadura que no cuentan con ninguna persona inscrita en el paro, los más grandes son Pujalt (Barcelona) y Olóriz (Navarra), ambos con 220 habitantes.

El ‘pleno empleo’ también surge en pueblos turísticos. Claros ejemplos son Naut Aran (Lleida) y Benasque (Huesca) localidades del pirineo catalán y aragonés de 1.920 y 2.312 habitantes, respectivamente. Ninguna sobrepasa la ratio de paro del 1% y cuentan, cada una, con menos de 20 parados inscritos en las oficinas de empleo. Al ser localidades dedicadas casi exclusivamente a su tejido empresarial, tampoco tienen una población elevada de 65 o más años (menos del 16% en ambos casos frente al 29,3% medio de España). Naut Aran es además el municipio español de más de 1.000 habitantes con más concentración de establecimientos hosteleros (44,3 por cada 1.000 habitantes); el tercero con más oferta hotelera (37,5 por cada 1.000) y el noveno con más empresas (150).

El tercer tipo de localidades con un paro inferior al 8% son determinadas grandes urbes: Madrid (6,52%); Barcelona (5,9%); Zaragoza (7,13%); Palma (4,74%) y Hospitalet de Llobregat (6,71%), entre muchas otras. Dada la magnitud económica y poblacional de la capital de España, casi todos los municipios colindantes registran tasas de paro reducidas, tasas de afiliación elevadas y un descenso progresivo del número de trabajadores autónomos (solo suponen el 8,7% de la afiliación de Madrid).

Te puede interesar: El 47% de los pueblos aumentan su población tras la pandemia, pero la mayoría están cerca de ciudades o tienen potencial turístico

Como sucede con las tasas de paro del 0%, los municipios con las cifras más elevadas son también los más pequeños. La localidad con mayor tasa de paro según los registros del SEPE es Villarroya (La Rioja), que tiene a los dos habitantes activos en paro, por lo que arroja una tasa del 100%. Algo similar sucede en Arandilla del Arroyo (Cuenca) con una tasa de paro del 62,5% derivada de tener una media de 2,5 parados entre 11 habitantes (siete jubilados). No obstante, la provincia con peores cifras de paro es Cádiz, que no tiene ningún municipio por debajo del 8%.

Una oficina de empleo de la Comunidad de Madrid (Gustavo Valiente / Europa Press)
Una oficina de empleo de la Comunidad de Madrid (Gustavo Valiente / Europa Press)

El SEPE registra menos parados que el INE

Los datos de tasa de paro que el SEPE ha facilitado al Consejo General de Economistas informan de una ratio media del 8,7% para España en los cuatro primeros meses de 2024. Esta cifra es 3,6 puntos inferior a la tasa de paro del INE, ya que una procede de registros administrativos y la otra de una encuesta cuyo tamaño muestral no permite la desagregación a nivel municipal. Las diferencias entre ambos residen en que el SEPE no percibe a parados no inscritos en las oficinas y detecta como parados a receptores de prestaciones que realmente no buscan empleo.

Según explican Fedea y BBVA Research en su último observatorio trimestral, el número de desempleados de 45 o más años es mayor en los registros del SEPE que en la EPA. Por el contrario, los parados entre 16 y 24 años y entre 25 y 44 años son más numerosos en las cifras del INE. La suma de las diferencias por edades en valor absoluto entre el paro EPA y el registrado ha oscilado en torno a las 870.000 personas desde 2018. Las variaciones entre una y otra fuente se explican sobre todo por el derecho o no a cobrar prestaciones, que impulsa o desincentiva la inscripción en el SEPE, ya que las oficinas públicas siguen siendo una herramienta muy limitada para encontrar trabajo.

Abril fue el mejor mes para el empleo en lo que va de 2024: se ganan casi 200.000 afiliados y 60.500 personas salen del paro.
Guardar

Nuevo

Últimas Noticias