Café Olivier, el sorprendente bar dentro de una iglesia católica clandestina

Uno de los establecimientos más curiosos de la ciudad neerlandesa de Utrecht

Guardar

Nuevo

Cafe Olivier (Biercafé Olivier Utrecht)
Cafe Olivier (Biercafé Olivier Utrecht)

¿Te imaginas tomar una cerveza junto a la sacristía o un café en un altar? Resulta raro, pero no imposible. El café Olivier es unos de los bares más curiosos y antiguos de la ciudad de Utrecht (Países Bajos). Por su fachada, nadie puede discutir que, efectivamente, se trate de un bar, pero al entrar llega la sorpresa, es una antigua iglesia católica clandestina reconvertida en pub.

El altar, las bóvedas, algunas figuras y el órgano de este edificio religioso de 1860 siguen presentes en el Belgian Beer Cafe Olivier. Los elementos de la iglesia de Santa Mirror Kerk se combinan ahora con surtidores de cerveza de la ciudad holandesa. Este espacio está cerca de la estación central y además de bebida, también sirven platos típicos del país a precios asequibles.

Te puede interesar: La ONU celebra el primer Día Internacional de la Patata: seis platos típicos españoles con este tubérculo como protagonista

Utrecht puede presumir de haber sido el lugar donde se firmó en 1713 el histórico tratado de paz que puso fin a la guerra de Sucesión española y de tener el Dom, sus 112 metros la convierten en la torre más alta de Holanda, todo un símbolo para la ciudad y el país. Con 350.000 habitantes es la cuarta villa más grande del estado. Una urbe llena de estudiantes de múltiples nacionalidades, locales y pubs. El Cafe Olivier es, sin duda, uno de los más especiales.

Una iglesia católica clandestina

Cafe Olivier (Biercafé Olivier Utrecht)
Cafe Olivier (Biercafé Olivier Utrecht)

Cuando los protestantes asumieron el poder en la Holanda del siglo XVI, se prohibieron las celebraciones públicas católicas, siendo el protestantismo la única religión que se podía procesar. La revuelta neerlandesa, que abarcaba parte de la actual Bélgica y los Países Bajos, se alzó en contra del rey católico Felipe II de España y todas las iglesias de esta doctrina pasaron a convertirse en protestantes.

Fueron muchas las personas que seguían el dogma del catolicismo las que decidieron abandonar el país. Otras tantas, no renunciaron a sus creencias y como sólo se permitía el culto en iglesias que no tuvieran apariencia de iglesias, comenzaron a crearse estos lugares clandestinos. Por aquel entonces, los católicos sólo representaban un quinto de la población, un dato curioso, ya que, el país naranja cuenta ahora con más católicos que protestantes, un 23,6% frente a un 14,9%.

En 1656, se podían encontrar 62 iglesias católicas de casa en Ámsterdam. Estos pequeños sitios de culto se hallaban en los hogares de aristócratas o grandes comerciantes católicos. En los campos, por su parte, se fundaron las barn churches, las iglesias de granja.

Te puede interesar: El palacio burgalés con una torre del siglo XV que hoy es el escenario perfecto para bodas y seminarios

Una amplia selección de cervezas

Cafe Olivier (Biercafé Olivier Utrecht)
Cafe Olivier (Biercafé Olivier Utrecht)

Como buena cervecería belga, el Cafe Olivier brinda a sus clientes la posibilidad de degustar una amplia selección de cervezas sentados en el interior de esta preciosa iglesia. Entre los platos que ofrece para la comida encontramos, sandwiches, ensaladas, hamburguesas y croquetas. Para la cena, la oferta difiere un poco, hallamos: carpaccio, salmón ahumado, steak tartar, medallones de ternera y risotto, entre otras cosas. Asimismo, cuenta con opciones veganas, vegetarianas, sin lactosa y sin gluten.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias