Luz verde de Almeida a los 66 pisos turísticos que el Duque de Alba quiere construir en pleno centro de Madrid

El Ayuntamiento da el visto bueno para que Carlos Fitz-James Stuart reconvierta dos edificios de oficinas en apartamentos turísticos en la calle Princesa. El Pleno municipal aprobará definitivamente este proyecto el próximo 28 de mayo

Guardar

Nuevo

Los dos edificios del Duque de Alba que van a ser reconvertidos en apartamentos turísticos
Los dos edificios del Duque de Alba que van a ser reconvertidos en apartamentos turísticos

La Comisión de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este lunes el Plan Especial para que los dos edificios situados en la calle de la Princesa, números 22 y 24, puedan unificarse y levantarse en ellos 66 viviendas turísticas. El dueño de los inmuebles es Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, XIX duque de Alba. Ambos están junto al Palacio de Liria, una de las propiedades de la Casa de Alba, muy cerca de Plaza de España. El plan ha salido adelante con los votos a favor del PP. Vox se ha abstenido, el PSOE ha votado en contra y Más Madrid se ha reservado el sentido de su voto hasta el Pleno municipal del próximo 28 de mayo, donde el proyecto saldrá adelante, ya que el Partido Popular cuenta con mayoría absoluta.

Los dos edificios, cuyas fachadas están protegidas, albergan hasta ahora oficinas en alquiler. El duque de Alba invertirá 5,6 millones de euros en las obras que tendrá que llevar a cabo para el cambio de actividad. La explotación turística de los 66 pisos conllevará una facturación de dos millones de euros anuales, según los cálculos del promotor, por lo que la inversión quedaría cubierta en tres años. El objetivo del duque de Alba es unir los dos edificios y transformarlos en 66 apartamentos (33 por inmueble), de los que 46 tendrán dos dormitorios y otros 20 contarán con tres dormitorios. No habrá dotación de aparcamientos.

Te puede interesar: ¿Por qué nadie quiere ser agente de movilidad en Madrid capital? Solo tres aspirantes para 130 plazas y encima 154 se van a la Policía Municipal

El grupo municipal socialista ha votado en contra porque cree que este proyecto “ahonda en el proceso de turistificación, pero además estamos revisando porque parece que hay algunos errores en el expediente”, señala el concejal Antonio Giraldo. La Casa de Alba se suma así al boom turístico de Madrid que, en los últimos años, ha provocado la proliferación de establecimientos hoteleros y edificios destinados a alojamientos de corta y media estancia en el centro de la ciudad. El Duque de Alba recibió ambos edificios como donación en 2011, antes de que su madre, la duquesa de Alba, contrajera matrimonio con Alfonso Díez. Los dos constan de seis pisos y las dos últimas tendrán terrazas. Además, se reemplazarán los ascensores existentes por cuatro nuevos ascensores accesibles.

Casualmente, este mismo lunes, el Ayuntamiento de Madrid que dirige José Luis Martínez-Almeida ha hecho público en su web oficial el listado de todas las viviendas de uso turístico (VUT) que tienen licencia urbanística. En total, solo 1.008 inmuebles cuentan con permiso de la Administración municipal para poder operar. Del millar que funcionan con licencia, el 15,67 % se localiza en el distrito Centro (158), el 13,69 %, (138) en Tetuán y el 11,4 % (115) en Arganzuela, los tres distritos con más pisos turísticos. Y eso que el propio Consistorio calculaba que hay más de 13.000 en la capital y algunos portales especializados ofertan más de 22.000.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (Diego Radamés - Europa Press)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (Diego Radamés - Europa Press)

El pasado 25 de abril, el Área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad presentaba un plan de acción para ordenar las viviendas de uso turístico que, en gran medida como hemos podido ver en los propios datos ofrecidos por el Ayuntamiento, funcionan en la ciudad de forma irregular. “Su proliferación y el impacto de su expansión descontrolada contribuyen a acelerar la desertización del centro, genera problemas de convivencia con los vecinos, reduce la vivienda residencial y afecta al turismo”, explican desde el Consistorio. Para revertir estos problemas derivados del crecimiento irregular de viviendas turísticas, la capital adoptó varias medidas para corregir la actividad sumergida.

La primera de ellas es la suspensión temporal de las licencias municipales con carácter inmediato. La pregunta es que si se ha suspendido la concesión de nuevas licencias, ¿por qué se ha aprobado el plan especial del Duque de Alba? Porque la congelación de los permisos municipales afecta solo a las viviendas individuales de uso turístico, no a edificios completos destinados a esta actividad. Otras medidas son el endurecimiento del régimen sancionador para aquellos propietarios cuyos inmuebles operen como viviendas turísticas sin contar con autorización del Ayuntamiento. Multas que pueden llegar a los 190.000 euros.

13.500 VUT

La situación en Madrid respecto a las VUT es la siguiente. En la ciudad operan 14.699 establecimientos turísticos: el 92% son VUT (13.502), pero solo 1.008 funcionan con licencia municipal. En lo que concierne a las camas que se ofertan en todos los alojamientos turísticos, la cifra alcanza las 158.756 plazas, de las que el 30% se localizan en VUT (47.589). El resto, en 320 hoteles, 473 pensiones y hostales, 130 apartamentos turísticos, 14 hoteles-apartamentos y 260 establecimientos, que engloban casas de huéspedes, ‘hostels’ y albergues. Las VUT se han incrementado en la ciudad un 41% desde 2017. Mientras en este tiempo se han contabilizado 5.564 viviendas turísticas nuevas, en el mismo periodo se han creado 50 establecimientos turísticos (hoteles, pensiones...), lo que se ha traducido en que el 65% de las plazas turísticas nuevas creadas en este periodo corresponden a VUT.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias