Por qué pagan el 75% por incapacidad permanente total: así cambia la base reguladora

Esta pensión se establece en un 55% de la base reguladora del trabajador, pero existen situaciones específicas que permiten elevar este porcentaje

Guardar

Nuevo

Persona con discapacidad en silla de ruedas (Europa Press)
Persona con discapacidad en silla de ruedas (Europa Press)

La pensión de incapacidad permanente total es un importante beneficio para los trabajadores que, debido a diversas circunstancias, no pueden continuar desempeñando su profesión habitual. Generalmente, esta pensión se establece en un 55% de la base reguladora del trabajador, pero existen situaciones específicas que permiten elevar este porcentaje.

La cuantía de la pensión de incapacidad permanente total se determina a partir de las bases de cotización del trabajador. Dependiendo de la causa de la invalidez, ya sea por accidente laboral, enfermedad profesional, accidente no laboral o enfermedad común, la base reguladora puede variar. El principal motivo de que la pensión sea del 55% se debe a que esta incapacidad inhabilita al trabajador solo para su profesión habitual, permitiéndole ejercer otros trabajos compatibles con sus limitaciones.

Te puede interesar: Estos son los motivos por los que se puede aumentar el dinero de la pensión de incapacidad permanente total

Además, es importante destacar que la incapacidad puede ser revisada y modificada por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) hasta que el beneficiario alcance la edad de jubilación, garantizando así que la pensión adapte a las condiciones cambiantes del beneficiario.

Incapacidad Permanente Total al 75%

Existe una situación especial conocida como incapacidad total cualificada, dirigida a los trabajadores de 55 años o más que se encuentran en situación de desempleo. Para estos casos, la pensión asciende al 75% de la base reguladora, un incremento del 20% respecto a la pensión ordinaria. Este incremento busca ofrecer un mayor soporte económico a quienes tienen más dificultades para reingresar al mercado laboral. Sin embargo, si el beneficiario comienza una nueva actividad laboral, la pensión se ajustará nuevamente al 55%, asegurando así que no haya desajustes en la percepción de ingresos.

Otra vía para aumentar la cuantía de la pensión es a través del complemento económico diseñado para reducir la brecha de género en las pensiones. En 2023, este complemento se estableció en 30,40 euros por hijo al mes, lo cual suma un total anual de 425 euros distribuidos en 14 pagas. Este complemento puede solicitarse hasta un máximo de cuatro hijos y está disponible tanto para mujeres como para hombres que demuestren haber sufrido un perjuicio en su carrera de cotización tras el nacimiento de sus hijos.

También puedes seguirnos en nuestro canal de WhatsApp

El aumento de la pensión al 75% de la base reguladora para trabajadores desempleados de 55 años o más representa un respaldo crucial, al proporcionar una mayor estabilidad económica en una etapa complicada de la vida laboral. Esta medida permite que aquellos trabajadores que se enfrentan a mayores obstáculos para reincorporarse al trabajo puedan tener una mejor calidad de vida.

Te puede interesar: Todos los trámites para que te concedan la pensión de incapacidad permanente: del expediente al tribunal médico

De esta forma, la pensión de incapacidad permanente total conserva un porcentaje base del 55%, con la posibilidad de aumentar al 75% en situaciones especiales y de recibir complementos para reducir la brecha de género. Estas modificaciones y complementos en la base reguladora aseguran que el sistema de pensiones sea más equitativo y adaptable a las distintas necesidades de los trabajadores. A través de estas medidas, se busca ofrecer un soporte económico adecuado que permita a las personas afectadas mantener su calidad de vida y asegurar una mayor igualdad en el ámbito laboral.

La seguridad social te puede conceder la pensión de incapacidad sin cumplir este requisito.
Guardar

Nuevo

Últimas Noticias