Yolanda Díaz pacta con UGT y CCOO la reforma de las prestaciones por desempleo: principales novedades

Las patronales CEOE y Cepyme han rechazado el último texto propuesto por el Ministerio de Trabajo, que ahora deberá reunir los apoyos políticos necesarios en el Congreso

Guardar

Nuevo

Yolanda Díaz, Unai Sordo y Pepe Álvarez, este miércoles. (EFE/Fernando Alvarado)
Yolanda Díaz, Unai Sordo y Pepe Álvarez, este miércoles. (EFE/Fernando Alvarado)

El Ministerio de Trabajo ha anunciado la culminación del acuerdo con las dos organizaciones sindicales mayoritarias, CCOO y UGT, para reformar las prestaciones por desempleo y firmarán el documento esta mañana de miércoles. Las patronales CEOE y Cepyme han rechazado el último texto propuesto por Trabajo, como ya sucedió con la reforma de las pensiones dirigida por José Luis Escrivá o con las últimas subidas del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

La reforma consigue así el beneplácito de parte de los agentes sociales, que abrieron una mesa de negociación cuando el Real Decreto-Ley 7/2023 no consiguió la convalidación en el Congreso por los votos en contra de PP, Vox, Junts y Podemos. Estos últimos respaldaron su decisión en que el descenso de la cotización para los perceptores del subsidio de mayores de 52 años suponía un recorte en las pensiones de dichas personas. Tras cinco meses de negociaciones en el marco del diálogo social, esta modificación se ha eliminado, contribuyendo a lograr el visto bueno de los sindicatos al texto y abriendo la puerta al apoyo parlamentario de Podemos.

Te puede interesar: Yolanda Díaz da marcha atrás en el recorte del subsidio de desempleo para ganar el apoyo de Podemos

Más allá de este cambio, el nuevo texto incluye varias novedades que pedían ambos sindicatos. Entre ellas, las relativas a la ampliación de cobertura de las prestaciones asistenciales por desempleo a más colectivos, como las mujeres víctimas de violencia de género y los emigrantes retornados. También se equiparan los subsidios de las personas que accedan a los mismos tras tener trabajos a tiempo parcial, de manera que los cobrarán íntegramente como los trabajadores a tiempo completo. Esta medida tiene un impacto positivo de género, ya que las mujeres tienen más parcialidad.

También se suprime el mes de espera entre el cobro de la prestación contributiva y el subsidio y se mantiene la ampliación de la cobertura de los subsidios a los trabajadores eventuales agrarios, unos 200.000, y a los menores de 45 años sin cargas familiares. Además, unas 120.000 personas pasarán a cobrar el Ingreso Mínimo Vital mediante un proceso de tránsito desde los subsidios por desempleo cuando los agoten.

Todos los colectivos beneficiados del subsidio por desempleo cobrarán el 95% del IPREM los seis primeros meses y las cuantías aumentan como ya se aprobó en diciembre: 570 euros en ese primer periodo; 540 euros en los seis meses siguientes (90% del IPREM) y el tiempo restante de cobro, hasta 18 meses, se mantiene en los 480 actuales (80% IPREM).

La aprobación de la reforma es fundamental para que España reciba íntegramente el pago de 10.000 euros (el cuarto) de los fondos del Plan de Recuperación. La Comisión está evaluando hasta el 20 de mayo la solicitud de España, que incluía este hito, porque dio dos meses más de margen al Gobierno para que volviera a aprobar la medida tras su derogación en el Congreso.

Desde CEOE y Cepyme critican que no se haya producido una “verdadera negociación” para tomar esta decisión, sino solo un “proceso de consulta”. Se quejan, especialmente, de que Trabajo les haya hecho llegar la nueva propuesta este mismo 6 de mayo a mediodía y consideran que la “premura” para firmarla se debe más a una estrategia política que a la voluntad de alcanzar “un acuerdo real”.

Mayor compatibilidad con el empleo

Por otra parte, la reforma incorpora la posibilidad de compatibilizar el cobro de la prestación contributiva por desempleo con el trabajo a tiempo completo, algo que ya se estableció en el decreto para los beneficiarios de los subsidios por desempleo. No obstante, existen una serie de condicionantes temporales para percibir ambos ingresos a la vez y el cobro de un salario producirá una merma en la prestación.

Detalles de la reforma del desempleo: el contributivo será compatible con el salario tras un año en paro y durante 180 días.

Según fuentes de la negociación, el Gobierno ha propuesto extender el esquema del subsidio, pero no de manera exacta, de manera que solo la mitad (algo más de 427.700 personas) de quienes cobran la prestación contributiva por desempleo (807.010) podrán compatibilizarla con el salario de un empleo a tiempo completo, ya que actualmente se permite con uno a tiempo parcial.

Te puede interesar: Detalles de la reforma del desempleo: el contributivo será compatible con el salario tras un año en paro y durante 180 días

En concreto, el Ejecutivo plantea que haya que esperar hasta el mes número 13 de cobro de la prestación contributiva, es decir, que los parados deberán serlo desde hace más de un año para acceder a esta fórmula. Una vez accedan, solo podrán compatibilizar salario y prestación durante 180 días (seis meses), al igual que sucedería con los beneficiarios del subsidio, aunque sí pueden compatibilizar desde el inicio de la prestación.

La compatibilidad con el empleo implicará una reducción en el cobro de la prestación por desempleo, como ya se fijó para el subsidio. En el citado decreto se establecía una reducción del porcentaje de la prestación a cobrar según la duración del empleo y el tipo de jornada, variando entre el cobro de un 5% del IPREM (30 euros) al 80% del IPREM (480 euros).

Además, la prestación contributiva por desempleo será incompatible con el trabajo por cuenta ajena cuando el salario bruto mensual sea superior al 225% del IPREM. Esto son 1.350 euros, ya que el IPREM de 2024 está fijado en 600 euros al mes.

Guardar

Nuevo