El Partido Popular mejora los resultados, pero no serán “decisivos” para formar gobierno

La formación con Javier de Andrés como cabeza de lista consigue mejores los resultados que en 2020, con 7 escaños, en comparación con los 6 obtenidos en los últimos comicios

Compartir
Compartir articulo
El candidato a lehendakari por el PP, Javier de Andrés, durante el acto de cierre de campaña del partido (Carlos González - Europa Press)
El candidato a lehendakari por el PP, Javier de Andrés, durante el acto de cierre de campaña del partido (Carlos González - Europa Press)

Los resultados han sido los esperados para el Partido Popular. El grupo liderado por Alberto Núñez Feijóo, con Javier de Andrés como candidato a lehendakari para las elecciones de este 21 de abril, han conseguido mejorar los resultados obtenidos durante los últimos comicios que se llevaron a cabo en el año 2020, cuando obtuvieron un total de 6 escaños. Ahora, cuatro años después y con un cabeza de lista diferente, han obtenido 7 asientos. Unos datos que ya vaticinaban las encuestas publicadas durante toda la campaña electoral, donde la horquilla en la que se esperaba que se movieran los populares era entre 7 y 8 escaños.

El Partido Popular tenía claro que su objetivo en las elecciones del País Vasco no iba a ser competir por desmarcarse como la formación con mayor número de votos, así como tampoco con mayor número de escaños. Ese puesto pujaban por conseguirlo tanto el PNV como EH Bildu, dado que ambas formaciones han llegado a la cita en las urnas con los unos resultados muy ajustados. Los populares sabían que su perfil iba a ser bajo, aunque con expectativas de ser decisivos.

Te puede interesar: El PNV gana las elecciones en el País Vasco y podrá reeditar la coalición con el PSE pese a empatar en escaños con EH Bildu

A pesar de que el candidato del PP ha tratado de hacer un llamamiento a la “centralidad”, que según él aporta su formación, para el País Vasco cuando ha acudido a votar, no ha sido posible. Javier de Andrés confiaba también en tener “el respaldo de muchos vascos” para que el Partido Popular pudiera ser “decisivo” en la próxima legislatura en Euskadi. Aunque lo cierto es que el objetivo que marcó Feijóo para su candidato era mejorar los resultados obtenidos durante las pasadas elecciones. Dicho y hecho. Con un escaño más para los populares en comparación con los datos obtenidos hace cuatro años.

De esta forma, el Partido Popular se convierte en la cuarta fuerza política en el País Vasco, pero no consiguen ser decisivos para la gobernabilidad como esperaba el candidato. A lo largo de la campaña ya se mostraron abiertos a apoyar una reedición del gobierno del PNV y PSE-EE, aunque no “gratuitamente”. Sin embargo, no han resultado decisivos para formar gobierno.

“Teníamos un propósito que era mejorar, crecer en porcentaje, en votos y en escaño y lo hemos conseguido”, ha asegurado Javier de Andrés. A lo que ha añadido: “Casi 100.000 vascos han apoyado al Partido Popular. Es el comienzo de la recuperación y el reposicionamiento del Partido Popular en Euskadi”.

Por su parte, la secretaria general, Cuca Gamarra, ha señalado que el resultado de Bildu es una mala noticia para nuestro país y critica que la formación independentista no ha dejado de crecer desde que Sánchez está en La Moncloa. Además, ha asegurado que el PP seguirá demostrando que merece la confianza de los vascos y que es la alternativa de buena gestión, constitucionalista y moral que el País Vasco necesita.

Te puede interesar: Vox mantiene su diputado, Sumar entra en el Parlamento vasco y Podemos se desploma

No consiguen dejar fuera a Vox

Por otra parte, el PP tampoco no ha conseguido evitar que Vox se quede sin representación en el País Vasco que era uno de sus objetivos en esta campaña, dado que los de Santiago Abascal mantienen su único escaño en Álava. Después de que en Galicia no lograran representación en el Parlamento gallego, en Génova confiaban en que se repitiera el mismo resultado y se quedaran con cero escaños, algo que llevaría a Vox a afrontar la campaña catalana en una situación de debilidad. Sin embargo, ese escenario no se ha producido.

La presidenta del PNV de Bizkaia, Itxaso Atutxa, ha celebrado la "normalidad" de la celebración de las elecciones vascas, lo que es un "triunfo" para la democracia. "Una vez más", el PNV, con "los datos hasta el momento" sigue siendo la "fuerza más votada" y "empatados en escaños" con EH Bildu.