Madrid conmemora a las víctimas del 11-M con un nuevo monumento en su veinte aniversario

Con un haz de luz azul, el gobierno de la región ha querido honrar a las 193 personas fallecidas y los más de 2.000 heridos de aquel trágico suceso

Guardar

Nuevo

El nuevo monumento de las víctimas del 11M (Comunidad de Madrid)
El nuevo monumento de las víctimas del 11M (Comunidad de Madrid)

Este lunes se cumplen veinte años desde que se produjeran los atentados del 11-M. Un emotivo aniversario que la Comunidad de Madrid ha querido recordar con un monumento conmemorativo situado en la Estación de Atocha, justo debajo del lugar que ocupaba monumento que ocupaba la superficie. Con un haz de luz azul, el gobierno de la región ha querido honrar a las 193 personas fallecidas y los más de 2.000 heridos de aquel trágico suceso, que conmocionó a todo un país y al mundo entero.

Desde la Comunidad de Madrid han decidido aprovechar las obras que se están llevando a cabo en el metro para renovar el monumento. Así, se pone fin al antiguo y característico cilindro, para dar paso a un gran vestíbulo de, aproximadamente 2.000 metros cuadrados, con paredes azul cobalto que llevan grabado el nombre de las personas que perdieron la vida aquel fatídico día 11 de marzo de hace 20 años. También pueden leerse algunas de las frases que portaba el anterior monumento: “No a la violencia; todos íbamos en ese tren; nunca os iréis del todo; no hay camino para la paz, la paz es el camino; o por todos vosotros seremos mejores”. Además, se han instalado 193 puntos de iluminación en el techo que representan a las víctimas.

Te puede interesar: Las otras víctimas del 11-M: “Ese día estaba preparada para ir al cole, no para tener que perdonar a una panda de yihadistas”

La iniciativa para poner en marcha este proyecto se puso en marcha pocos días después de que se produjera el atentado. Entonces, el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Fomento lanzaron dos concursos con ideas diferentes. Sin embargo, en julio de 2004, llegaron a un acuerdo para unificar ambas propuestas. Una oleada de diseños se presentaron al concurso internacional, en total 300; tras llevar a cabo un análisis, la idea ganadora se anunció el 22 de noviembre de 2004.

A partir de ese momento comenzó la construcción del famoso cilindro de ladrillos de 11 metros de altura, con los nombres de las víctimas y mensajes de condolencias grabados en su interior, en diferentes idiomas. Lo cierto es que estaba previsto que este memorial se inaugurara el 11 de marzo de 2005. Sin embargo, finalmente se llevó a cabo el 11 de marzo de 2007. En un primer momento, la acogida fue satisfactoria, con más de 990.000 visitas en dos años. La emoción inicial, dio paso a las quejas por parte de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, que denunciaron que el monumento se encontraba en estado de abandono, sucio y sin señalizar.

Te puede interesar: Una asociación de víctimas del 11-M echa el cierre en pleno 20 aniversario de los atentados y deja sin asistencia a 600 afectados

Y si en dos años la situación era esta, en los años posteriores no mejoró, sino todo lo contrario. Goteras, problemas de climatización y fallos en el sistema de aire presurizado que mantenía el panel con las inscripciones erguido. Esta situación llevó a que se desplomara este panel y el memorial tuviera que cerrar para repararlo. Un hecho que llegó a su culmen en el año 2015, cuando salió a la luz que el Ayuntamiento llevaba seis años sin pagar por el mantenimiento del memorial, lo que provocó que las quejas de las asociaciones se multiplicaran.

Un monumento lleno de críticas

En medio de la polémica, el Ayuntamiento de la capital, en ese momento liderado por Manuela Carmena, prometió reformar el monumento, pero las obras no comenzaron hasta el año 2019. Para entonces, las críticas hacia el memorial ya eran irreparables: “Este monumento ya nació fallido. Nunca nos ha gustado a las víctimas del 11-M porque por fuera parece una chimenea. No hay nada para que la gente sepa qué ha pasado ahí. Nadie lo asocia con los atentados del 11 de marzo de 2004″, afirmó entonces la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza. Así en medio de esta polémica ha nacido el nuevo monumento conmemorativo de las víctimas del 11-M, veinte años después de que se produjeran los atentados.

Guardar

Nuevo