¿Puedo cambiar mi testamento sin que mi pareja se entere? Esto dice la ley

El testamento es un acto personal e individual, no un documento conjunto

Compartir
Compartir articulo
Si tienes 80 años, los bancos no te concederán una hipoteca (Freepik)
Si tienes 80 años, los bancos no te concederán una hipoteca (Freepik)

En el contexto de un matrimonio, surge a menudo la pregunta de si es posible cambiar el testamento sin que el cónyuge lo sepa, especialmente si el testamento fue realizado conjuntamente. La respuesta a esta inquietud radica en la naturaleza misma del testamento y en las disposiciones legales que lo rigen. Según el Código Civil, el testamento es definido como un acto donde una persona dispone de sus bienes para después de su muerte.

Este acto no solo asegura que los bienes de la herencia sean distribuidos según los deseos del fallecido, sino que también ofrece otros beneficios significativos. Es importante destacar que, aunque los cónyuges pueden ir juntos a realizar sus testamentos, en realidad cada uno firma su propio documento. Esto significa que el testamento es un acto personal e individual, no un documento conjunto.

Te puede interesar: La donación que puedes recibir antes de la herencia y que no computa después en el reparto entre herederos

Entonces, ¿es posible cambiar el testamento sin que el cónyuge se entere? La ley establece que, dado que cada miembro de la pareja firma su propio testamento, cada uno tiene la libertad de modificarlo sin la intervención o el conocimiento del otro. Esto permite que cualquier cambio se realice en cualquier momento y tantas veces como se considere necesario. El testamento válido tras el fallecimiento será siempre el último modificado.

Es decir, el testamento es individual y personalísimo y, por tanto, puede cambiarlo cuando quiera, y en la Notaria que quiera, sin que su pareja se entere. En muchas ocasiones la pareja acude a la Notaria a otorgar testamento, pero en realidad se firman dos documentos, cada uno hace el suyo. En la modificación de testamentos en un matrimonio, el Registro de actos de última voluntad juega un papel fundamental. Cuando un cónyuge decide cambiar su testamento, ya sea de manera independiente o sin el conocimiento del otro, este cambio debe ser registrado para que tenga validez legal. Cada vez que se hace un nuevo testamento, este se registra, y el registro más reciente es el que prevalece tras el fallecimiento de la persona.

Las diferencias entre testamento notarial abierto y cerrado cuando se recibe una herencia

Testamentos de protección mutua

Las parejas suelen optar por realizar testamentos similares, casi como si fueran conjuntos, principalmente para protegerse mutuamente. Esta práctica asegura que, en caso de fallecimiento de uno de los cónyuges, el otro tenga cierta seguridad sobre la herencia. Los derechos de los cónyuges sobre la herencia varían según si hay hijos, descendientes o ascendientes vivos.

Te puede interesar: Cuánto tarda el banco en repartir una herencia después de llegar a un acuerdo entre herederos

En el caso de que el viudo o viuda tenga derecho al usufructo de los bienes hereditarios, este derecho se divide de diferentes maneras, dependiendo de la existencia de descendientes o ascendientes. El usufructo permite el uso y disfrute de los bienes, pero no otorga derechos como la venta o hipoteca de los mismos. Por lo tanto, aunque los cónyuges realicen sus testamentos en un marco de colaboración y acuerdo mutuo, cada uno mantiene su autonomía para modificar su testamento individualmente, sin necesidad de informar o involucrar al otro cónyuge en dichos cambios.