Los ahorradores sacan 8.800 millones de los depósitos para meterlos en letras del Tesoro y fondos de inversión

La causa de la fuga es su baja rentabilidad, un 2,4% de media, frente a más del 3% que dan las letras o el 5,49% a un año que ofrecen los fondos

Compartir
Compartir articulo
Fachada del Banco de España.
Óscar J.Barroso - Europa Press
Fachada del Banco de España. Óscar J.Barroso - Europa Press

La huida de los ahorradores de los depósitos continúa este año, después de que sacaran de ellos 23.200 millones de euros el año pasado. Así, las familias retiraron en enero 8.800 euros de sus plazos fijos reduciendo su saldo en un 0,88% hasta bajar del billón de euros acumulados en 2023. Tras esta nueva salida de capital, los hogares tienen ahorrados en depósitos 991.700 millones de euros.

Las causas que han provocado esta nueva fuga de los depósitos han sido dos, a juicio de los expertos, afrontar los gastos generados en la cuesta de enero e invertir ese capital en otros productos de ahorro e inversión que les ofrecen mayor rentabilidad como las letras del Tesoro y los fondos de inversión.

Te puede interesar: Vuelve la fiebre por las letras del Tesoro: la demanda a tres meses quintuplica la oferta y su interés bate récords de 12 años

Según los últimos datos del Banco de España, la desgana de las familias por los depósitos ha ido a la par que su apetito por las letras del Tesoro. Así, los hogares y las instituciones privadas sin fines de lucro al servicio de los hogares (Isflsh) pasaron de tener 950 millones de euros en letras del Tesoro en noviembre de 2022 a ahorrar en ellas 23.977 millones en el mismo mes de 2023, convirtiéndose por cuarto mes consecutivo en los mayores tenedores de esta deuda a corto plazo.

El principal reclamo que ha atraído el ahorro de las familias hacia las letras disparando su demanda es el interés que ofrecen. En las últimas subastas celebradas en febrero, a plazos de tres meses el interés marginal subió hasta el 3,740%, por encima del 3,538% otorgado en la anterior, y el más alto desde noviembre de 2011. A ese plazo el Tesoro captó 440,87 millones de euros, mientras que la demanda fue cinco veces superior, al situarse en los 2.210 millones.

Diversificar la inversión en letras y depósitos a distintos plazos: la mejor estrategia ante la bajada de tipos de interés.

También a letras de nueve meses el interés marginal ofrecido subió hasta el 3,504% en febrero, por encima del 3,492% del de enero. Mientras que a plazos de doce meses los retornos fueron del 3,359%, superior al de enero, que alcanzó el 3,314%, y a letras de seis meses el interés marginal se situó en el 3,688%, superiores al 3,635% del mes pasado.

Unos retornos muy superiores a los depósitos que rondan de media el 2,4% después de que los bancos mermaron sus intereses para proteger sus márgenes con vistas a la bajada de tipos de interés que el Banco Central Europeo (BCE) prevé iniciar el próximo verano.

Fondos de inversión, el segundo destino

Otra parte del dinero sacado de los depósitos en enero tuvo como destino los fondos de inversión, que ese mismo mes aumentaron su patrimonio en más de 4.200 millones de euros, superando su volumen gestionado los 352.000 millones, lo que representa un nuevo máximo histórico.

En el primer mes del año, los fondos registraron unas suscripciones netas de 2.343 millones de euros, según fuentes de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco). Mientras que su rentabilidad alcanza a un año el 5,49%, más del doble que la que ofrecen los depósitos.

Depósitos de empresas, a la baja

Las empresas también optaron en enero por retirar dinero de los depósitos haciendo que su ahorro en ellos cayera un 4,87% respecto al mes anterior, lo que supuso 15.900 millones menos en un mes, hasta alcanzar los 310.100 millones. Comparados con un año antes, su saldo aumentó un 3,26%, lo que supuso 9.800 millones más.