Acciones para que el pequeño ahorrador que debuta en bolsa obtenga la rentabilidad que los depósitos ya no le dan

Los expertos aconsejan a los accionistas primerizos apostar por empresas con un negocio consolidado, buenas perspectivas de crecimiento, baja volatilidad y alto dividendo

Compartir
Compartir articulo
Paneles del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid.
Alberto Ortega - Europa Press
Paneles del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid. Alberto Ortega - Europa Press

La caída de rentabilidad de los depósitos a plazo fijo ante la bajada de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) prevista para este año hace que a los pequeños ahorradores se les reduzcan las alternativas para sacar el máximo rendimiento de sus ahorros. No obstante, aún les quedan las letras del Tesoro que en la subasta de febrero han aumentado su interés marginal hasta batir récords de 12 años en los plazos a tres meses al disparar su interés hasta el 3,740%. Un 3,504% dieron las letras a nueve meses, el 3,688% a seis meses y el 3,359% a 12 meses.

Otra alternativa a la que acuden cada vez con más frecuencia los pequeños ahorradores es la Bolsa. Eso sí, optar por ella exige asumir un riesgo del que carecen las letras y los depósitos. Para que este sea el menor posible, los analistas recomiendan empezar a invertir pequeñas cantidades de dinero, solo el que no se va a necesitar en un futuro cercano y que si se pierde no desequilibre las finanzas del ahorrador.

Te puede interesar: Invertir por dividendo en el IBEX puede dar a los pequeños accionistas una rentabilidad del 10%, el triple que las letras

Un factor a tener muy en cuenta para reducir estos riesgos es elegir bien las empresas en las que invertir. Lo recomendable es optar por compañías sólidas con buenas perspectivas de crecimiento y elevada capacidad de generación de caja, y nunca meter toda la inversión en una sola empresa, sino diversificar el capital en distintas acciones, para, como dice uno de los dichos más usados en los mercados: ‘No poner todos los huevos en la misma cesta’, ya que en caso de que esa acción caiga se perdería todo el capital.

“Los inversores principiantes deberían optar por acciones de empresas con negocios muy consolidados, que presenten balances sólidos y elevada recurrencia en sus beneficios”, señala Juan José Fernández-Figares, director de Gestión de Instituciones de Inversión Colectiva de Link Securities.

Te puede interesar: Las rebajas llegan al IBEX 35: tres acciones baratas con elevado potencial de crecimiento

Indica que la cotización de este tipo de empresas suele tener “menos volatilidad que el mercado en su conjunto”. Además, “estos pequeños inversores deberían elegir empresas que ofrezcan una atractiva rentabilidad por dividendo, ya que de esta forma, independientemente de cómo se comporte en el corto plazo su cotización, percibirán que sus inversiones les están rentando”, argumenta Fernández-Figares.

Un soldador trabaja en una obra de Ferrovial de nuevos edificios residenciales, en Madrid. REUTERS/Susana Vera
Un soldador trabaja en una obra de Ferrovial de nuevos edificios residenciales, en Madrid. REUTERS/Susana Vera

Valores para principiantes

Entre las empresas que cumplen estas características destaca Logista, que, a juicio de Diego Morín, analista de IG, “se encuentra ahora en un gran movimiento alcista”. Esta tendencia al alza es consecuencia de los últimos resultados que ha presentado de su primer trimestre fiscal del ejercicio 2024, que va de octubre a diciembre de 2023.

Firmó un beneficio neto de 73 millones de euros, un 21,9% más que el obtenido en el mismo periodo del año anterior. Además, sus ingresos crecieron un 6%, hasta los 3.166 millones. Unas cifras conseguidas debido a que “la diversificación de su negocio sigue dando sus frutos y unos buenos resultados”, señala Jorge Pradilla, analista de Bankinter, que destaca su “atractiva rentabilidad por dividendo de entre un 6% y un 8%.

Aerogenerador de Iberdrola. REUTERS/Vincent West/File Photo
Aerogenerador de Iberdrola. REUTERS/Vincent West/File Photo

Otro de los valores favoritos por los analistas para los que se estrenan en bolsa es Iberdrola, que, en opinión de Fernández-Figares, posee un negocio consolidado y al alza, solidez financiera y baja volatilidad. En 2023 logró un beneficio neto de 4.803 millones de euros, lo que supuso un 10,7% más respecto al ejercicio anterior y pulverizar sus ganancias récord de 4.339 millones de euros de hace un año.

“Son unos buenos resultados con un sólido crecimiento a nivel operativo, en línea con las estimaciones del consenso de mercado y que cumplen con las guías del equipo gestor”, apunta Aránzazu Bueno, analista de Bankinter.

Reconoce que “Iberdrola es un valor que nos gusta debido a que el grupo es un ganador en el proceso de mayor electrificación y rápida descarbonización al que se enfrenta el nuevo modelo energético”. También destaca su posicionamiento en renovables y en redes, su diversificación geográfica y una sólida estructura financiera, lo que “le permite capturar las oportunidades en el nuevo escenario de transición energética”.

Aránzazu Bueno también ve en la retribución al accionista y en la rentabilidad de su dividendo, que se sitúa en el 5,3%, otros de sus atractivos, por lo que cree que “Iberdrola está en la cartera modelo de acciones españolas”.

Ferrovial es el tercer valor recomendado por los analistas a los pequeños inversores. Alcanzó en los nueve primeros meses del año pasado unos ingresos de 6.221 millones de euros, lo que supuso un aumento del 12% respecto a los del mismo periodo del año anterior.

Juan Moreno, analista de Bankinter, estima que la compañía posee “unos sólidos fundamentales y buenas perspectivas de crecimiento, además de gozar de una sólida posición financiera que le permitirá seguir invirtiendo en nuevos proyectos concesionales”.

Si estas tres acciones suponen la cal para los inversores debutantes en bolsa, la arena vendría por los valores de los sectores inmobiliario y bancario, reconoce Diego Morín, para quien habría que huir de ambos, ya que “en el primero espero recortes de los precios en 2024 y 2025, pese a que la bajada de tipos de interés pueda darle un soplo de aire fresco. Mientras que la excesiva deuda y los efectos en el sector bancario americano podrían tambalear a ambos sectores”.

Camión de Logista.
Camión de Logista.

Más rentabilidad a cambio de mayor riesgo

Antes de optar por la Bolsa, los analistas advierten a los inversores primerizos que invertir en ella supone asumir riesgos, sobre todo si se hace con un horizonte temporal específico, ya que el comportamiento a corto plazo de los mercados depende de múltiples factores y, en algunos casos, imprevistos.

“Lo primero que debe entender un inversor que opta por la renta variable por primera vez es que está asumiendo más riesgo que el que tenía al contratar un depósito. Por ello, es esencial que no tenga una fecha determinada en la que deshacer su inversión, porque es muy probable que, si la tiene, ese no sea el mejor momento para vender sus acciones. Invertir, debe hacerse con ahorros que no vaya a necesitar de forma imprevista”, incide Fernández-Figares.

Por su parte, Antonio Castelo, analista de iBroker, recalca que rentabilidad y riesgo son dos conceptos contrapuestos, por ello, “los que abandonen los depósitos por la bolsa tienen que saber que se puede obtener una mayor rentabilidad, pero asumiendo un mayor riesgo, ya que esa mayor rentabilidad no está asegurada ni tampoco el capital invertido”.