Ábalos dimite como presidente de la Comisión de Interior

El ultimátum de Ferraz ha propiciado su dimisión. Se espera que abandone también su escaño en el Congreso

Compartir
Compartir articulo
El exministro de Transportes y diputado del PSOE José Luis Ábalos durante una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados, a 22 de febrero de 2024, en Madrid (España). (Eduardo Parra/Europa Press)
El exministro de Transportes y diputado del PSOE José Luis Ábalos durante una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados, a 22 de febrero de 2024, en Madrid (España). (Eduardo Parra/Europa Press)

El exministro José Luis Ábalos ha anunciado su dimisión de la Comisión de Interior del Congreso. Por el momento, mantendría su acta como diputado, aunque se espera que abandone el escaño esta tarde. La Comisión Ejecutiva Federal del PSOE le ha solicitado este lunes la entrega de su acta como diputado por el caso de corrupción que implica a su exasesor, Koldo García.

“No nos erigimos en jueces, no somos fiscales, no juzgamos. Pero, a pesar de todo, la Ejecutiva Federal considera que sí existe una responsabilidad política”, ha afirmado la portavoz socialista, Esther Peña, en rueda de prensa en Ferraz. La trama corrupta en la compra de mascarillas y material sanitario adjudicó varios contratos millonarios a la empresa Soluciones de Gestión y Apoyo SL, cuya facturación pasó de 0 a más de 53 millones de euros entre 2019 y 2020. Fuentes de Ferraz han señalado a EFE que si no entrega su acta como diputado en el plazo de 24 horas tendrá que abandonar el grupo parlamentario socialista y pasar al grupo mixto.

Te puede interesar: La cronología de los contratos del ‘caso Koldo’: 53 millones a dedo mientras morían por covid miles de personas en España

Hasta ahora, Ábalos venía manteniendo que no tiene motivos para dejar el escaño al no estar investigado en esas diligencias judiciales, si bien estaba dispuesto a plantearse su situación si se lo pedía el partido. Pero el ultimátum de Ferraz ha propiciado su dimisión de la Presidencia de la Comisión de Interior. Ábalos fue ministro de Transportes y Agenda Urbana (anterior Ministerio de Fomento) desde el año 2018 hasta después de la pandemia, cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, renovó su gabinete.

El caso Koldo: 53 millones de euros en el peor momento de la pandemia

El denominado caso Koldo se refiere a la trama corrupta en la compra de mascarillas y material sanitario durante la peor etapa de la pandemia del covid-19. La Audiencia Nacional investiga al asesor del exministro Ábalos, Koldo García, y a otras seis personas, por la adjudicación de contratos a cambio de comisiones. Se les investiga por los delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho, tráfico de influencias y contra la Hacienda Pública.

El Gobierno de Pedro Sánchez adjudicó entonces diversos contratos millonarios a la empresa Soluciones de Gestión y Apoyo SL. Varios departamentos dependientes del Ejecutivo y las comunidades autónomas de Canarias y Baleares le adjudicaron a dedo al menos seis contratos, según la querella del fiscal Anticorrupción.

Te puede interesar: Las polémicas de Ábalos como ministro del Gobierno antes de ser cesado por Sánchez

Esta compañía estaba a nombre del empresario vasco Íñigo Rotaeche, aunque era gestionada por el Grupo Cueto en aquellos momentos, propiedad del empresario Juan Carlos Cueto, considerado como principal cabecilla del caso. Las contrataciones aumentaron la facturación de Soluciones de Gestión y Apoyo SL de 0 euros a más de 53 millones entre 2019 y 2020. Los pagos salpican a los ministerios de Interior y Fomento, del que era titular Ábalos.

Mientras el PSOE exige la dimisión de Ábalos, el grupo parlamentario del PP en el Senado ha registrado este lunes una solicitud para crear una comisión de investigación en la Cámara Alta que permita “esclarecer” y “depurar responsabilidades” sobre el supuesto cobro de comisiones en la compra de mascarillas durante la pandemia. Los populares consideran que la trama del caso Koldo “hunde sus raíces en Ferraz, en Moncloa y en ministerios” y que la dimisión del exministro es un “cortafuegos”, según ha expresado el portvoz Borja Sémper.

Con información de EFE