Las empresas familiares buscan ‘herederos’: el 90% está en riesgo de desaparición por falta de un plan de sucesión

Las pymes conforman el 99,8% del tejido empresarial español y que tan solo el 11% del total de pymes y autónomos tienen establecido un plan de sucesión

Compartir
Compartir articulo
Serie Succesion.
Serie Succesion.

“Esta tienda de ultramarinos era de mi padre, que la heredo de su padre y hoy cierra sus puertas”. Unas declaraciones que no suenan extrañas, puesto que, a la subida de los costes y al aumento de la competencia, muchas empresas familiares han desaparecido. A estos problemas se suma también la falta de herederos: el 90% de las pymes pertenecen total o parcialmente a un grupo familiar, por lo que la sucesión o el relevo generacional resulta uno de los “principales desafíos” para la gran mayoría de organizaciones, que ponen en duda su supervivencia.

La importancia de un plan de sucesión en el ámbito empresarial es indiscutible. Según Miguel Ángel Aguilar, director de Distribución y Ventas de Hiscox España, “es imperativo a la hora de garantizar su continuidad en el tiempo”. Esta afirmación subraya la criticidad de la situación, ya que “son muy pocas” las empresas que han tomado medidas en este sentido.

Te puede interesar: Felipe VI pide ayudas para las empresas familiares alejadas de centros urbanos poblados

El análisis de Hiscox, basado en encuestas online realizadas a 400 personas con cargos directivos entre el 27 de abril y el 1 de mayo de 2023, arroja luz sobre varias dimensiones de esta problemática. Por ejemplo, mientras las pymes que facturaron más de 2 millones de euros (29,3%) han experimentado un descenso en la implementación de planes de sucesión en comparación con el año anterior, las empresas con ingresos menores a esta cifra presentan una situación aún más desalentadora, con sólo el 13% de ellas preparadas para un relevo.

La situación varía significativamente entre sectores, siendo el industrial el que muestra un notable incremento, pasando de 13,8% a 19,3% de pymes con plan de sucesión, lo que representa “la mayor subida”. Contrastantemente, las pymes del sector comercio experimentaron un descenso, situándose en 9,9%. Del estudio se desprende además que la preparación para la sucesión es directamente proporcional al tamaño de la empresa. Así, mientras que las micropymes (0 a 9 empleados), que constituyen el 94% del total de empresas en España, solo el 12,4% dispone de un plan de sucesión, este porcentaje asciende a 37,5% en el caso de empresas de mayores dimensiones (10 a 249 empleados).

Los datos desvelados por Hiscox enfatizan la urgencia de abordar el relevo generacional en el marco de las pymes españolas, especialmente considerando su predominancia en el panorama económico y su relevante aporte al empleo. Este panorama invita a reflexionar sobre las estrategias y políticas necesarias para asegurar la sostenibilidad y el crecimiento futuro de estas entidades en el contexto español.