Dino Prizmic, la perla de 18 años que ha tuteado a Djokovic en su primer partido en un Grand Slam: “Me gustaría entrenarle”

El jugador croata, número 178 del mundo, ha motivado el choque de primera ronda de un grande más largo que ha tenido que afrontar el serbio en toda su carrera: más de cuatro horas en Australia, en las que le arrebató un set

Compartir
Compartir articulo
Djokovic y Prizmic se saludan tras su partido en Australia (REUTERS/Issei Kato)
Djokovic y Prizmic se saludan tras su partido en Australia (REUTERS/Issei Kato)

“Por momentos, sentí que jugaba contra mí mismo en un espejo”. Es la sensación que le ha dejado a Novak Djokovic su estreno en este Abierto de Australia, mucho más accidentado de lo que cabía esperar. El culpable de haber provocado el partido más largo de primera ronda de un Grand Slam que el número uno del mundo ha tenido que afrontar como tenista es Dino Prizmic. Un jugador croata de tan sólo 18 años que ocupa el puesto 178 del ranking, se estrenaba en un grande y, para más inri, tiene como ídolo al jugador que estaba al otro lado de la red. Alguien a quien exigió al máximo durante más de cuatro horas, ganándole un set (6-2, 6-7 [5], 6-3, 6-4).

Además de ceder la segunda manga, Nole también estuvo en problemas en la tercera, cuando la joven promesa balcánica, como él, llegó a ponerse 2-3 por delante. Sin embargo, el líder del tenis mundial se cambió de camiseta, apretó los dientes y salvó el día: ya no volvió a dar ni una sola opción a Prizmic. Cuando la victoria ya estaba en su bolsillo, Djokovic se mostró muy cariñoso con el chaval en los saludos finales. Aunque su gesto más reseñable tuvo lugar a continuación: se puso a aplaudirle a rabiar, como hizo la totalidad de la Rod Laver Arena en reconocimiento a su gran desempeño ante toda una leyenda en activo.

Te puede interesar: Las cosas que Djokovic ve en Carlos Alcaraz

A Prizmic le era imposible ocultar su emoción, en un momento que jamás olvidará. Se ha ganado la atención a nivel mundial, paradójicamente, con una derrota. Las palabras que le ha dedicado Djokovic en sala de prensa indican que el de Split puede estar en disposición de hacer grandes cosas en el futuro en el circuito masculino.

Prizmic durante el partido con Djokovic (REUTERS/Issei Kato)
Prizmic durante el partido con Djokovic (REUTERS/Issei Kato)

“Algún día, me gustaría estar en su banquillo”

“Oí que creció viéndome. Tiene una defensa increíble, sobre todo en el lado del revés. Lo que más me ha impresionado es su forma física. Tiene unas piernas superfuertes. También su mentalidad. No vino a jugar un buen set, sino a ganar”, reconoció Nole. Lo cierto es que el estilo de juego de Prizmic guarda una cierta semejanza con el de Djokovic, que incluso se aventuró a ofrecerle sus servicios: tal es el potencial que le augura.

Te puede interesar: Alcaraz y el consejo de su padre que le hizo cambiar

“Algún día, me gustaría estar en su banquillo. Vamos a ver mucho de él en los próximos años”, aseguró el hombre con más majors de todos los tiempos (24). “Me ha costado en muchos momentos, pero ha sido en gran parte porque él estaba jugando muy bien”, añadió Djokovic. No le costó prodigarse en elogios hacia su contrincante: todo lo contrario.

“Tuve un gran contrincante. Para una persona de 18 años, es muy maduro y nunca se rindió. Estoy muy impresionado con su juego. He escuchado muy buenas historias sobre su disciplina y rutinas que le hacen muy fuerte físicamente”, alabó. “Al principio, sí que estaba un poco más nervioso, hizo un par de dobles (faltas). Escuchas por megafonía que dicen todos mis logros, es imposible ignorarlo. Luego yo jugué un mal juego en el segundo set y él enseguida lo aprovechó”, valoró, además, el vigente campeón de Australia.

Prizmic a punto de sacar (REUTERS/Issei Kato)
Prizmic a punto de sacar (REUTERS/Issei Kato)

Uno de los triunfos que Prizmic atesora en el tour lo consiguió contra Jiri Lehecka, 32º de la clasificación, el pasado octubre, en Estocolmo (ATP 250). Los Challenger han sido su evento fetiche hasta la fecha, alzando su primer título en los torneos de esta categoría en 2023 (Banja Luka). Las competiciones mayores empezó a disputarlas en 2022 y fue campeón de Roland Garros a nivel júnior. Afrontar con el descaro con el que lo ha hecho su debut en el cuadro final de un Grand Slam es una señal inequívoca de que puede estar en el buen camino para acabar despuntando como profesional.