Rubiales asegura que su caso ha servido para tapar la amnistía y reitera: “Jenni Hermoso miente, y lo sabe”

El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) tilda la polémica que le apartó del cargo de “altamente explicable para justificar que se hablara poco de otras cosas mucho más importantes”

Compartir
Compartir articulo
Luis Rubiales acudiendo a declarar (AP Foto/Manu Fernández, Archivo)
Luis Rubiales acudiendo a declarar (AP Foto/Manu Fernández, Archivo)

Luis Rubiales ha vuelto a salir a la palestra para intentar defender su inocencia tras la polémica que acabó de forma abrupta con su etapa al frente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). El otrora dirigente, inhabilitado en estos momentos, mantiene su versión de lo ocurrido con Jenni Hermoso tras la consecución del Mundial femenino por parte de España. Además, considera que el escándalo que le ha apartado de cualquier tipo de cargo de responsabilidad en el deporte rey ha servido para hablar menos de otros asuntos de relevancia en España.

Rubiales afirma que el beso fue consentido: "yo le dije: '¿un piquito?' y ella me dijo, 'vale'"

“Mi caso, durante dos o tres meses, es altamente explicable para justificar que se hablara poco de otras cosas. Se habló mucho de lo mío y muy poco de otras cosas mucho más importantes”, asegura ahora Rubiales en una entrevista para el canal de YouTube de Alvise Pérez. En este sentido, señala directamente a la amnistía. “Es una vez en la separación de poderes: lo lamentamos prácticamente todos los españoles, muchos votantes de izquierdas no lo entienden”, considera.

Te puede interesar: Nuevo reconocimiento internacional para Jenni Hermoso

“A nivel social, no había necesidad de hacerlo. Como jurista, no voy en contra de lo que dicen todos los jueces, pero es que además se está tratando de redactar una Ley de Amnistía con aquellos que han sido condenados. Es todo un sinsentido”, opina Rubiales, que aclara: “Yo no soy ultraderechista, yo lo que soy es español”.

Luis Rubiales y Jenni Hermoso tras ganar el Mundial (REUTERS/Hannah Mckay/File Photo)
Luis Rubiales y Jenni Hermoso tras ganar el Mundial (REUTERS/Hannah Mckay/File Photo)

Volviendo sobre la escena del beso con Jenni Hermoso, su visión no ha cambiado ni un ápice. “Jenni miente sobre que yo le he presionado tras el beso, y ella sabe que miente”, asevera. Para él, fue “consentido”, y añade: “Le pregunté y me dijo ‘vale’. Pero los medios de comunicación tienen la orden de decir que no lo era”. Según Rubiales, todas las jugadoras “mienten”. “Sí me pidieron la cabeza de Jorge Vilda (el antiguo seleccionador). Entonces, como yo no se la di y con Jorge hemos sido campeones del mundo, creo que vieron el cielo abierto con la oportunidad y dijeron que con este teatro nos llevamos por delante a Vilda y a Rubiales. Fue una venganza”, afirma también.

Te puede interesar: Aday Mara, el gran proyecto “de futuro NBA” de España

“La demagogia ha ganado la partida”

“Hay personas que son malas, otras que son cobardes y otras a las que no se les puede exigir porque llevan poco tiempo. Cuando dicen que hay que hacer cambios estructurales, lo digan ellas o algún político… mienten”, reitera Rubiales. Durante su conversación con Alvise, la postura del exfutbolista con respecto al feminismo no podía dejar de ponerse sobre la mesa.

Rubiales, en una foto de archivo (EFE/ Sergio Pérez)
Rubiales, en una foto de archivo (EFE/ Sergio Pérez)

“La demagogia ha ganado la partida. Por ejemplo, en el tema de la igualdad. ¿Tenemos que trabajar para que más mujeres accedan a puestos? Sí, pero no había ninguna vicepresidenta de la RFEF hasta que yo llegué. ¿Tenemos que trabajar para que aquellos que maltratan sean condenados? Sí, pero también para que las denuncias falsas no vuelvan a ocurrir. La igualdad no es que la voz de una mujer valga más que la de un hombre, ni al revés”, dice Rubiales.